Sons of Anarchy: Una temporada memorable

Hace una semana y un poco más que Sons of Anarchy terminó su cuarta temporada. Y desde aquí me gustaría dedicarle un momento a reflexionar sobre lo acontecido en Charming estos meses. No pretendo hacer un análisis exhaustivo sobre la serie sino más bien exponer de manera clara y concisa (o eso espero) los pros y algunos contras con los que ha contado la serie de Kurt Sutter.

Como valoración general, personalmente me ha parecido una genialidad de temporada. Si bien no ha sido tan impactante como pudo serlo la tercera con aquel viaje a Irlanda buscando al pequeño Abel y, sobretodo, con ese final de infarto, si que se ha mostrado ser más (no me cansaré de repetirlo) adulta, seria y, porqué no, lógica.

La serie empezó con una elipsis de más de un año en el que el la mayor parte de los integrantes del club estaban en la cárcel. La verdad es que me pilló a contrapié, ver que de golpe y porrazo Abel ya había crecido, Jax se había rapado la cabeza y Tara había tenido a su bebé. No sé, tal vez me esperaba ver el desarrollo de los acontecimientos pero, a decir verdad, mucho mejor así. SAMCRO sale de la cárcel, después de muchos meses aislados y tu estás como ellos, perdido, todo ha cambiado (la nueva policía de Charming) y tienes que adaptarte. De ahí destaco el detalle de que les obliguen a ocultar sus chupas de cuero (pierden un trozo de identidad) y la presentación de uno de mis favoritos, Lincoln Potter, que ya cuando lo ves dices “este tío es raro de narices”.

Un tipo con clase

Un primer capítulo que va como un tiro, con lo de la matanza de los rusos en la boda de Opie, la serie me hizo entender que o se irían con chiquitas y que iba al grano. Los episodios que siguieron después bajaron un poco la intensidad pero mantuvieron la calidad. Incluso capítulos más flojos como el 4×06 con la minitrama de la hija de Tig supieron clavarnos a la silla con ese final donde Juice acababa lleno de sangre de novato. A partir de la mitad de temporada, podríamos decir que la serie no bajó, se mantuvo en una calidad brutal y cada episodio superaba al anterior, ya fueran exhibiciones de acción, tiros y persecuciones (4×11 es un buen ejemplo de ello con el megatiroteo, lanzagranadas incluido) como intensas charlas y sorprendentes revelaciones (4×13 donde Jax descubre EL PASTEL). Del final, hablo después.

Esta imagen fuera de contexto puede llegar a ser muy creepy

Sobre las incorporaciones… Bien, nos dijeron que saldría Danny Trejo y David Hasselhoff. Del primero nos quedamos servidos, con su peso en la historia (mucho peso, a decir verdad) y tal. Machete, digo Trejo, da el pego, acojona, vamos. Su papel está bien escogido y su cara te permite jugar con la ambigüedad con la que han jugado, que lo mismo lo ves y parece el tío más cabrón del mundo como luego puede ser uno de los buenos. No es el mejor actor del mundo, eso lo demuestra más de una vez, a parte de que parezca que lleve un palo en el culo, su expresión facial no cambia en 10 capítulos, pero es un hombre que despierta simpatías y para el personaje que tenía que hacer ya iba bien un perfil como el suyo.

Badass motherfucker

Con Hasselhoff viene el primer punto negativo. Creo que ha estado totalmente desaprovechado y lo que podría haber sido un personaje clave para retomar la historia de Zobelle y los nazis (sigo queriendo ver morir a ese cabrón) lo han limitado a un cameo en un capítulo. La cosa es que The Hoff era perfecto para el papel que le dieron, un productor de cine X, un vivalavida de cuidado. Creo que se lo hubiese pasado genial interpretándolo y hubiese quedado un personaje la mar de entrañable. Ahora solo espero que en la quinta temporada lo retomen y le den los minutos que no le dieron.

Y así se presenta un personaje, chavales

Sigo con los aspectos negativos para hablar de como han cerrado algunas cosas, así como por la puerta de atrás. El caso de los Mayans, presentes en la mayoría de los momentos en los que SAMCRO se reunía con el cártel y que en los últimos capítulos ni aparecen. Opie y su mujer, que en algunos momentos parecía que fuese muy importante que su matrimonio estuviera en la cuerda floja pero que después no se volvió a tocar el tema, no sabemos qué ha acabado haciendo Ope, la verdad. Y por último, la dinámica autodestructiva en la que han entrado los Sons me parece un poco exagerada. Me refiero, obviamente, a Tig y su manera de lidiar con el falso ataque a Clay. Que Tig es un loco inestable lo sabemos todos, pero por muy loco que estés no intentas matar al líder de otra banda, matando a su novia, por error, a plena luz del día y haciendo que todo el club se te una en una persecución portal por la autopista. Hay maneras y maneras de luchar contra el sentimiento de culpa.

Soluciones diplomáticas. Capítulo 1: uso del lanzagranadas para zanjar discusiones

Como puntos positivos podría poner todo en general pero seré más concreto. Esta ha sido una temporada más madura. No tanto de “juego del gato y el ratón” como pudo ser la primera o la segunda que se limitaban más a ser un pilla-pilla entre SAMCRO y la policía. Ahora los problemas no los creaban los de fuera, eran problemas internos por malas decisiones tomadas por los prpios miembros, ahí estaban Bobby y Otto, Piney con Clay, Jax con Clay, bueno, casi todos con Clay. Me ha encantado ver al club en las últimas, porque ahora quiero ver como va a renacer de sus cenizas. Siempre es interesante ver como degenera y se corrompe un personaje (en este caso un club de moteros) y en esta temporada lo hemos visto en todo su esplendor. Ahora queda ver como remonta el vuelo o acaba de hundirse.

El mejor momento de la temporada

Todo esto nos lleva al último capítulo. Aunque a algunos les parezca decepcionante la manera en la que se cierra la temporada, a mi me encantó. Después de esa espiral degenerativa lo más lógico sería pensar que Jax, Opie ,o cualquier otro, cosería a balazos a Clay en una orgía de muerte y destrucción. Pues no, Kurt Sutter, que es muy listo, le da la vuelta a la tortilla y nos plantea un fin de fiesta la mar de tenso (Jax visitando a Clay en el hospital) pero sin pegar ningún tiro. Es ceirto que tiene algunos deus ex machina así un poco patilleros (Lincoln en los juzgados, el cierre de la subtrama Juice y sus orígenes) pero después de lo que me han brindado en bandeja de plata, no se lo pienso tener en cuenta.

Ha sido una temporada genial y punto.

PINEY’S TIME (In memoriam)

Never forget

Lo que ha pasó con el bueno de Piney me dolió un montón, más que por el hecho de que acabara fue por la manera en como lo hizo. En algunos momentos se intuía que Piney estaba como a punto de inmolarse y llevarse a unos cuantos por el camino, pero no fue así, maldito Clay. No obstante, la muerte de Piney sirvió como detontante a la ira de Ope y acabó de condenar al presidente. Si que me hubiese gustado ver a Piney en el último capítulo irrumpiendo en la sede del club, armado hasta los dientes y pegando tiros a diestro y siniestro, pero creo que fue más util la manera en que murió, a parte de ir más acorde con la tónica imperante en la temporada. De todos modos, RIP Piney.

Con esto me despido hasta la próxima temporada. Ha sido un placer comentar los capítulos y espero que hayáis disfrutado tanto leyéndolos como yo redactándolos. Gracias!

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Pedro dice:

    Como contras también tenemos el tema de Juice y su “pillada por los cojones” diciéndole que o juega con la poli o dicen al Club que su padre es negrata. ¿Cuándo demonios se dice que SAMCRO son unos nazis que odian a los negros? Yo esto no recuerdo haberlo visto y cuando li dicen a Juice que todo el mundo sabrá que es negro y será el hazmereír del club a mi me chirrio muchisimo.

  2. Fran Vázquez dice:

    Si bueno, aunque no me molestó demasiado, el recurso este de tener a Juice entre la espada y la pared me pareció sacado un poco de la manga, basicamente porque te encontrabas que de golpe y porrazo era de vital importancia ocultar al club sus orígenes negros. No obstante, nos dejó grandes momentos (cuando se pone a jugar al ahorcado, cuando le vuela la cara al novato y cuando Chibs lo adopta como mejor amigo). Y quién sabe si en el futuro retoman esto y montan un pifostio de los buenos.

  3. Pedro dice:

    Sisi, todo lo que tu quieras. Que es un buen recurso tenerlo pillado está muy bien, pero la excusa con lo que lo hacen, lo de los orígenes negros que tienen que ocultar porque, de repente, parece que el club es ultraracista, a mi esto hizo que me separara emocionalmente del estúpido de Juice y de los Sons que nunca antes nos habían dicho que eran neonazis y ahora lo son.

  4. Fran Vázquez dice:

    Por lo que tengo entendido, estos clubs no es que sean racistas, lo que si tienen como unas normas muy anticuadas, por ejemplo tampoco pueden aceptar a mujeres como miembros. Si fuesen ultranazis no hubiesen aceptado a Juice de buenas a primeras por ser portorriqueño. Pero tienes razón, se podrían haber buscado otro motivo y así dejar al club en una posición neutra respecto a eso de aceptar a negros en el club.

  5. Pedro dice:

    Ya no dejar el club en una posición neutra, pero podrían haber explicado el tema de Juice en episodios anteriores para que no hubiese olido a patillazo por parte de Sutter y su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *