Review Person of Interest 1×04

El segundo episodio para mí se centró en la confianza, el tercero en la culpa y este sin duda lo hace en la venganza.

He de decir que a pesar de mantener el suspenso al principio sobre la persona de interés, no ha sido de los mejores episodios emitidos hasta el momento. Es cierto que ha tenido momentos de acción, como cuando Reese escapa de los narcos. Pero aun así, una vez que descubrimos las intenciones de la doctora, todo se vuelve predecible y se convierte en un procedimental en toda regla.

Esta vez no ha habido Flashback y creo que eso ha tenido que ver también en lo normal que he visto el episodio, digamos que le ha faltado algo. Si hay algo a destacar, es la escena final, donde te deja con la incógnita de lo que hará Reese. ¿Lo mata o lo deja con vida?

Es momento de comentar este cuarto episodio…  Cura Te Ipsum

Antes de entrar de lleno en el episodio, me gustaría comentar sobre la intro. Viéndola uno se da cuenta que prácticamente te explican muy bien de qué va la serie y todo bajo la voz de Finch. Habla sobre la maquina, sobre la lista y sobre su socio, Reese. Y al final de la intro de cada episodio se puede ver a la persona de interés que aparecerá en el mismo.

La verdad me parece que es una buena idea que la intro sea así, porque sin haber visto el piloto, puedes ver cualquier episodio y no te quedas perdido, como si no entendieses de qué va la serie.

Ahora sí, entramos al episodio y primero que todo hablaré de nuestra persona de interés, quien en esta oportunidad es una doctora, llamada Megan Tilman. Al parecer es una mujer dedicada a su trabajo, pero que esconde otra faceta, la de fiestera. Sí, han leído bien, la doctora tiene como costumbre luego del trabajo irse a un bar a tomarse unas copillas. Hasta ahí nada raro, pero al parecer alguien acecha a la doctora y es Reese quien ubica al posible perpetrador, quien resulta ser un hombre de Wall Street, como el mismo lo llama.

En ese momento ya tenemos lo que parece la trama del capítulo. Hombre malo intenta atacar a doctora buena. Pero aquí es donde deciden dar un giro de guión como sucedió en el piloto, y la cosa se convierte en doctora en busca de venganza que quiere atacar a hombre malo.

En efecto, la aparentemente dulce doctora tiene un elaborado plan para vengarse de quien en el pasado violo a su hermana, quien al sufrir tal experiencia acabo suicidándose. Y ahí es donde entra Reese, quien deberá impedir que la doctora se manche las manos, porque si alguien debe manchárselas ese será él. Aunque al final del episodio nos quedamos con la duda de saber si se las mancha o no. Y esa es la trama del episodio.

Como dije anteriormente, me ha parecido normal, sin destacar mucho. No malo, solo normal.

Voy a comentar ahora a los principales y empezaré por la detective Carter, quien sigo pensando que es de los tres principales, el más débil. Es decir, que no veo que la serie la necesite mucho. No sé sí porque la actriz no da con el papel o si el personaje no da con la serie. Digo esto porque ella no me transmite que algún día pueda capturar a Reese, su personaje no me parece que pueda superar en ingenio al espía, como por ejemplo si lo hacia el agente Mahone en Prison Break, quien perseguía a Michael Scofield y a los demás fugitivos. Mahone era quizás tan listo como Scoffield y eso transmitía que podía capturarle en cualquier episodio, pero en este caso no siento lo mismo.

En este episodio vemos que Carter sigue tras los pasos de Reese y gracias a la cinta de vigilancia del robo en el departamento de evidencias, llega a la suposición que hay algún tipo de relación de Reese con Finch. Lo que la lleva a visitar a nuestro amigo Burdett (alias de Finch), quien ya había previsto tal visita (eso es lo bueno de controlar todas las cámaras) y la recibe en su casa, o mejor dicho en una de sus casas. La conversación empieza rutinaria pero al final los dardos vuelan y el listo de Finch no tarda en pararlos, dando las respuestas indicadas a las preguntas incisivas. La detective al final se va sin conseguir nada, pero no sin antes darle a Finch un recadito para Reese,»Le prometo que atraparemos a ese tío”. Ojala puedan dotar al personaje de más fuerza y si no deberían pensar en un recambio, quizás un agente del  FBI llamado Mahone.

Ahora toca el turno de nuestro espía favorito, Reese. En cada capítulo este hombre nos demuestra sus grandes habilidades, como cuando le roba la cartera al banquero Benton o cuando le roba la droga a los narcos o incluso cuando escapa de estos. Pero como contrapartida y como para enseñarnos que no es perfecto, otra vez es sorprendido y tomado como prisionero por el cartel. De una manera que nos muestran que puede ser muy bueno en su trabajo, pero no deja de ser un ser humano que también puede comete fallos.

En este episodio también hemos visto nuevamente al policía corrupto y mascota de Reese (como dice Finch) el detective Fusco. Y es que ese hombre parece haber dejado el mal camino, pero los errores del pasado siempre pueden venir a buscarte y esta vez ha sido en forma de un cartel de la droga, quienes buscan en Fusco una retribución. El poli no duda en pedir la ayuda a su «jefe», quien no parece estar por la labor de meterse en problemas ajenos. Esto le trae malas consecuencias, ya que es traicionado por Fusco (alguien no se lo esperaba) Pero como todo buen agente con aspiraciones a 007, logra zafarse de sus captores, no sin antes soltar algunas palabritas en español. Es que no se puede ser espía sin dominar idiomas. Reese le da una segunda oportunidad a Fusco y ya de paso también un nuevo empleo, vigilar a Carter.

Ya para finalizar comentar que en el fondo John tiene su corazoncito y es que el hombre siente debilidad por las personas que se sienten culpables, y no duda en ayudar a la doctora a encontrar nuevamente su camino, alejándola de cometer un acto que la marcaria de por vida. En la escena final, que  para mí es el mejor momento del episodio, vemos a Reese  manteniendo una charla con violador Benton y nos mantiene en vilo sobre si lo matara o no. Algo que no llegamos a saber por la finalización del episodio. Habrá que esperar.

Y para finalizar nuestro repaso de los principales en este episodio, es turno de nuestro genio favorito, Harold Finch, de quien en esta oportunidad, no nos ha desvelado muchos datos de su pasado, ya que en este capítulo los flashbacks han brillado por su ausencia. Quizás para no saturar mucho.

Aquí he de destacar que se ha tocado el tema de su columna y de su dolencia.

Aquí me tomo la libertad de formular una teoría, mi teoría. Yo pienso que cuando su socio alias Goodwin murió, el se encontraba con él y también sufrió daños en el ataque, precisamente en su columna, bueno como he dicho es solo mi teoria.

Otro punto es que me parece curioso que se vuelva a hablar de lesiones en la columna en otra serie de Abrams. Ya ocurrió en Los, ahora en Person of Interest y no sigo Fringe, pero me pregunto si algún personaje también tiene dolores de espalda.

Continuando con Finch, creo que el peso del episodio lo ha llevado Reese, así que no hemos visto mucho de Finch. Me parece bien que dosifiquen los datos sobre los personajes, no hay que olvidar que todavía quedan varios episodios.

Conclusiones finales: El episodio ha estado en mi opinión por debajo del anterior. Ha sido muy predecible, porque creo que a nadie le sorprendió la traición de Fusco y aunque han intentado ponerle emoción con la captura de Reese por parte del Cartel, todos sabíamos que al final se libraría y llegaría a tiempo para detener a la doctora. Y hablando de la doctora, si había planeado tan bien el matar a Benton, como es que se queda sin gasolina y tiene que repostar, momento en que es alcanzada por Reese. Eso me huele a fallo en el guión.

Otro punto también que no entiendo, es que parámetro usa la máquina para dar la lista, ¿porque sale la doctora y no sale Benton como Victima?, ¿es que la maquina contempla que una persona es buena y la otra mala?. Quiero pensar que esa será una trama que se explicará en el futuro.

Continuando con la valoración del episodio, la trama de Carter y de Reese sigue avanzando, pero no despierta mucho interés, porque como ya mencione, Carter no está a la altura de Reese y el enfrentamiento es disparejo,  lo que le quita emoción. Por otro lado, salvo una mención en este episodio no hemos sabido más de Elías, nuestro misterioso personaje, supongo que los guionistas lo dosificaran en sus apariciones para alargar la trama.

Como ya dije, episodio normalito, pero con buenos momentos. Pero a veces eso no basta. Es verdad que la serie parte como un procedimental y en este capítulo lo ha demostrado, pero también tiene tramas secundarias, pero si estas tramas no tienen más emoción, perderán su gracia y será solo un caso por episodio. Habrá que ver cómo van los siguientes episodios. Nota Final: 7

The following two tabs change content below.

Arturo Samaniego

Latest posts by Arturo Samaniego (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *