Stargate Certeza Capítulo 7

Capítulo 7

Al despertar, casi no sé quién soy y desde luego no tengo ni idea de dónde estoy pero me invade una desgarradora sensación de pérdida incluso antes de abrir los ojos. Me siento tan vacío que me dan ganas de llorar. No recuerdo la última vez que lloré… ¿qué me han arrebatado que me duele tanto?

Acabo de recordar que tengo que salvar al mundo antes de que me explote en corazón. Pero ya no estoy alterado ni me duele la cabeza. Sólo estoy infinitamente cansado. Y Leylee se ha ido.

El General Landry, Carter y Jackson me observan desde los pies de la cama. Carolyn Lam se aparta de mi lado; creo que ha inyectado algo en la bolsa de suero desde cuyo extremo serpentea un tubito hasta mi brazo, seguramente para traerme de vuelta al cruel mundo real.

– ¿Qué tal se encuentra, Coronel Mitchell? – pregunta Landry con un preocupante tono amistoso. Yo no hablaría así a un subordinado que de pronto se ha empeñado en acribillar a un miembro de su equipo.

Mi desconfianza me hace observar atentamente la habitación y descubro a Teal’c cerca de la puerta, en un segundo plano. El corazón me da un vuelco. He fracasado en mi misión, aunque, para ser justos, creo que nunca tuve ninguna posibilidad de cumplirla.

Carter se ha dado cuenta de cómo miro al Jaffa. Jackson y ella intercambian una sonrisa. Estoy hecho una mierda, así que supongo que el zoRr no se va a molestar en absorber lentamente mi fuerza vital y es más que probable que estos sean mis últimos momentos. ¿Me matará uno de mis antiguos compañeros, bajo la influencia de un ente extraterrestre? Vaya ironía. Con las molestias que me tomé para volver a reunir al SG-1…

– Es Teal’c de verdad – dice Carter – Nuestro Teal’c. El zoRr ha muerto.

No me fío en absoluto. Estoy seguro de que se me nota, porque Jackson se ha sonreído.

-La Dra.Lamavisó ala Tok’ra, tal y como le pediste – explica Carter tranquilamente. Veo que Landry mira de reojo a Carolyn. Si no fuera su hija, no se habría atrevido a romper los protocolos de esa forma. Empiezo a pensar que, después de todo, a lo mejor sí que he cumplido mi parte de la misión.

– Selmak se presentó aquí con una delegación y vinieron a verte – continúa Carolyn – Y… eso se manifestó.

Por su tono de voz, me doy cuenta de que de no haberlo presenciado, ella jamás se lo habría creído. “Eso” de lo que habla debe ser Leylee.

– Estaba alrededor de ti – le cuesta relatarlo – como una especie de bruma… – ah, sí, no puede ser otra que Leylee – Se comunicó con Selmak y, fuera lo que fuera lo que le dijo, resultó lo bastante convincente para que se llevaran a Teal’c con ellos inmediatamente.

Teal’c avanza hacia mi cama. ¿Es él de verdad? Apuesto a que sí. No me resulta ni la mitad de embriagador que la última vez que nos vimos.

– Gracias, coronel – inclina la cabeza y me sonríe – No recuerdo gran cosa de lo que pasó; estaba en P3X-542 y de pronto desperté en un cuartel dela Tok’ra. Ellos me explicaron que había estado dominado por un ente parasitario y que había actuado contra mi voluntad hasta que lo eliminaron de mi sistema.

– ¿Y Leylee? – pregunto. De pronto me parece lo más importante de todo. Mis amigos se miran desconcertados – La presencia que estaba conmigo… la bruma que ha mencionado Carolyn.

– Desapareció después de comunicarse con Selmak – me explica la propia Carolyn – Y tú caíste en coma después de que se fuera, pero inmediatamente tu ritmo cardiaco empezó a recuperarse.

– Se extinguió – Teal’c me mira fijamente, como sólo el auténtico sabe hacerlo – Utilizó sus últimas fuerzas para manifestarse antela Tok’ra y transmitir a Selmak la información que necesitaba.

Eso me llena de congoja. Nunca sabré porqué lo hizo. Su pueblo ya se había extinguido, sólo persistía en su forma brumosa y ahora incluso eso ha desaparecido. ¿Quería salvarnos para que nuestro mundo no corriera la misma suerte que el suyo? ¿Quería vengarse de sus ejecutores? Ahora ya no siento que mi victoria sea tan grande. El precio me parece demasiado alto.

Estoy muy cansado. Sólo quiero descansar y borrar de mi memoria todo lo que ha pasado.

Pero no pienso olvidar a Leylee.

Fin..

The following two tabs change content below.

Hella

Latest posts by Hella (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *