Stargate Taurus 2×18 – La Alianza Parte 1

Wana – Habitaciones de Narik.

Narik está sentado en lo que parece su cama, contemplando.

Enoc, en los pasillos es escoltado por un grupo de soldados Aluranos, Enoc entra por la puerta, Narik lo observa.

Narik: ¿Qué hace él aquí?

Enoc: ¡Al parecer has regresado de entre los muertos, cualquiera lo vería como una especie de benedicción por parte de los dioses, en este caso es de los ancestros!

Narik: ¿Y que te hace pensar que tu presencia me ayudará?

Enoc: ¡Yo represento a aquellos que obligaron a tu gente a huir de tu planeta, aunque quedamos pocos, realmente pocos, ya que los Yuranos absorbieron nuestra raza y la combinaron con ADN de los Asgards esos. ¡La verdad, que todo eso me parece una aberración! Y mi gente, hace mucho tiempo pertenecío a la misma raza que os ayudó a escapar.

Narik: ¡Aún así…, eres peligroso!

Enoc: ¿Por qué soy peligroso?

Narik: ¡Tienes a tu disposición un armamento que tu pueblo por sí solo nunca hubiese alcanzado y podrías usar toda esa tecnología contra la naciente alianza!

Enoc le mira tranquilamente.

Enoc: ¿Y de que me serviría eso? ¡Somos muy pocos para poder gobernar esta galaxia! ¿Qué importa ya lo que fueramos? ¡Ahora deberás confíar en mi Narik! ¡No podemos hacer otra cosa! ¡Ahora mismo, los Yuranos se aproximan a varios planetas!

De repente entran Argan y Telan.

Argan: ¡Señor! ¡Los Yuranos, están atacando en varios frentes!

Narik: ¿Cómo?

Enoc: ¡Explicate Argan!

Argan: ¡Los Yuranos están atacando Tartesos, Egeria y se aproximan a Taurus!

Enoc: ¡Demasiados frentes a la vez!

Argan: ¡Y el planeta de Sekkesh está siendo evacuado hacía Wana!

Narik: ¿Por qué? ¿Es de fíar?

Argan: ¡Nos ayudó en alguna ocasión esa tal Sekkesh!

Narik: ¡Bien! ¡Me reuniré con ella!

Argan: ¡Y los de la confederación ETI enviaran un emisario al planeta dónde está la base Lernilok! ¡El SG1 está ayudando ahora en eso! Están poco a poco colaborando y pronto el stargate de Lernilok estará funcional y nuevos MPC serán puestos. Aunque la ciudad está bastante dañada. El conocimiento de los Antiguos podría perderse para siempre.

Narik: ¡Enviad a Nora y Jalina allí!

Argan: ¡Ya fueron enviadas señor!

Narik: ¡Bien! ¿Qué hay de la gente de la Tierra?

Argan: ¡Están… colaborando en la base Lernilok señor!

Enoc: ¡Deberíamos hablar con Soren, tal vez conozca la base de los Yuranos!

Argan: ¡Ahora mismo está siendo trasladado a Tartesos para ser juzgado por sus crímenes contra el pueblo de la confederación de Tartesos!

Enoc: ¡Le necesitamos! ¡Él podría…!

Argan: ¡Los Nogari están elaborando un sistema de detección de los Yuranos, pero necesitaríamos muestras para efectivizar esa búsqueda!

Narik: ¡Bien! ¡Argan! ¡Tú, yo, Abdul y Telan iremos a por un Yurano, lo capturaremos y los buscaremos!

Enoc: ¡Yo prepararé las naves de la Alianza!

Narik: ¡Atacaremos su base principal!

Enoc: ¿Cómo?

Argan: ¡Los Nogari están preparando un arma biológica!

Enoc: ¿Qué hará?

Argan: Les regresará a su estado genético original.

Enoc: ¿Y eso en que nos favorecerá?

Argan: ¡Al menos estarán un poco distraídos, entonces, se culparan unos a otros y …!

Narik: ¡Será tu momento para erigirte lider de tu pueblo!

Enoc: ¡Será un honor, pero… aún así mi gente no aceptará mi liderazgo!

Narik: ¿Por qué?

Enoc: En la guerra contra los Asgards renegados me alié con vosotros, cosa que no debió gustarles demasiado.

Narik: ¡Partamos! ¡Antes, que Tartesos, Egeria y Taurus sean evacuados!

Enoc: ¿A Wana?

Planeta de la confederación ETI – Base Lernilok

Varias personas están trabajando, algunos Nogari colaboran en la recuperación de la base.

Nogariano 1: ¡Este lugar es interesante!

Hamis: ¡Pertenece a la raza de los Lantianos!

Nogariano 1: ¡Conocemos esa raza! ¡La estuvimos estudiando en secreto!

Hamis: ¿Cómo?

Nogariano 1: ¡Tanto da eso ahora! ¡Nuestra raza es más ancestra que la vuestra! Pero, vosotros repoblasteis galaxias, nosotros no logramos desarrollar esa tecnología de generación de vida.

Mitchell pasa por allí.

Mitchell: ¡No es ya lo que era!

Dr.Jackson: ¡Cam! ¡Hay trabajo! ¿Y Gerald?

Mitchell: ¡Trabajando con Vala en cosas de escudos y eso!

Ronon: ¡Y yo estoy preparado para disparar a quién toque!

Mitchell: ¡Sí, pero por ahora manten quieta tu arma!

Dr.Jackson: ¡Si no os molesta, me esperan en Etira, capital de la confederación de ETI! ¡Se está negociando para perfeccionar las armas de la alianza!

Mitchell: ¡Te acompañaremos!

Dr.Jackson: ¿Vosotros?

Teyla: ¡Ordenes de Landry y O’Neill! Parece ser que es usted un miembro importante de esta expedición en Lernilok, por lo que…

Dr.Jackson: ¡Bien! ¡Una nave nos espera fuera!

Ronon: ¡Estaré preparado por si hay que disparar!

Mitchell activa la radio.

Mitchell: ¡Gerald, Vala! ¿Estaréis bien?

Vala: ¡Claro! ¡Vosotros iros de excursión!

Mitchell: ¡De acuerdo! ¡Estad preparados para cualquier cosa!

Vala: ¡Siempre estamos preparados!

Mitchell, Dr.Jackson, Teyla y Ronon se dirigen a la dársena de Jumpers para entrar en una nave de la confederación ETI. Allí una delegación de ETIRA les espera. Se saludan y se adentran en la nave.

Mientras tanto Argan, Abdul, Narik y Telan llegan a un planeta plagado de Yuranos.

Argan: ¿Señor? ¡No han detectado por ahora nuestra presencia!

Narik: ¡Por ahora! ¡Pero no olvidéis de que poseen la tecnología tanto de Asgards como polarianas, podría ser peligroso! ¡Vamos a ver a quién podemos capturar!

Narik indica a los demás que se pongan en posiciones.

Tartesos – Sala de Justicia.

Juez: ¡Soren! ¡Comandante de las tropas Tartesas en la era de Byren! ¡Sus crímenes no nos dejan otra opción que juzgarle!

Soren: ¡Ahora mismo, no podemos hacer otra cosa que luchar contra el enemigo que se acerca a nuestro sistema!

Juez: ¡Y tú no estarás aquí para luchar! ¡Estarás en una colonia penal!

Soren: ¡Sería más util luchando contra los Yuranos!

Juez: ¿A cambio de que?

Soren: ¡Mi libertad y mi restitución como comandante de Tartesos!

Juez: ¡No podemos admitir sus condiciones! ¡Usted es un criminal!

Soren: ¡Entonces envíenme a esa colonia penal!

De repente entran soldados Tartesos.

Soldado 1: ¡Disculpen, han de ser evacuados! ¡Las tropas Yuranas se acercan a la órbita de uno de nuestros planetas!

Soren: ¿Puedo coger al menos una de nuestras naves y luchar aunque sea hasta mi muerte?

Soldado 1: ¡Negativo! ¡Usted es un criminal!

Soren: ¡No hay alternativa! ¡Mientras discutimos, nuestros enemigos nos asechan!

Juez: ¡No podemos autorizar esto!

Soren: ¡Entonces, añadidme en la lista de fugitivos si hace falta, pero lucharé hasta la muerte para salvar Tartesos!

Juez: ¡Bien! ¡Acompañadle a nuestras naves!

Soren y los soldados se dirigen a las naves.

Egeria – Cerca del stargate.

La Tok’ra, lleva a su gente a través del stargate, cuando disparos asechan el planeta.

Tok’ra 1: ¡Mierda! ¡Nos atacan! ¡Evacuad a todos los que podáis! ¡Id a las Hatak y naves nodriza!

Tok’ra 2: ¡A la ordén señor!

La Tok’ra empieza a disponer las naves que pueden, los Jaffa entre tanto se enfrentan en su planeta, con un ataque inminente, el Consejo está reunido, decidiendo, las medidas a adoptar, tras una evacuación.

En el planeta dónde está el equipo de Narik, el equipo se ve rodeado por Yuranos, Narik ha logrado ocultarse, pero el resto del equipo es llevado a naves Yuranas.

Narik se oculta como puede a la vez que intenta acercarse a las naves para liberar a sus compañeros. Pero sabe que su mejor opción es volver a Wana, pero el Stargate está siendo vigilado. Mientras piensa en la mejor táctica para liberar a sus compañeros, se adentra en una extraña cueva.

En Taurus, algunos Nogari, Enoc, Sith, Liam, Isabella, Kana, Yura y Larrin se disponen para enfrentarse a los Yuranos en una batalla que puede ser la última para Taurus. Las naves Yuranas se acercan al sector.

Enoc: ¡Necesitamos algo más de tiempo! ¡Sith, tu eres uno de los últimos de tu especie, tú y tu gente debéis evacuar la base!

Sith: ¡Mi pueblo es orgulloso! ¡Jamás nos iremos sin luchar! ¡Además, la Tok’ra aunque no sea exactamente nuestro pueblo, es como los Asticos para vosotros, por lo que… nuestra especie seguirá viva en su vertiente más diplomática por así decirlo y más civilizada! Por lo que nuestras muertes, servirán para la pervivencia de los Goaul’d como especie. Aunque, se hagan llamar Tok’ra.

Enoc: ¡Bien! ¡Deberemos establecer un plan! ¿Y vosotros no os iréis a Wana?

Liam: ¡Narik nos ordenó quedar para ayudar en todo lo que podamos!

Enoc: ¡Bien! ¡Hablaremos con los Nogari para ver si las modificaciones están listas!

Liam: ¡Esperemos que lo estén porqué estan en las proximidades!

Enoc: ¡Confiaremos en ellos!

Un Nogariano se acerca.

Nogariano 1: ¡Las naves están disponibles! ¡Nuestro pueblo reclama ser evacuado!

Enoc: ¡Activad los altavoces!

El SG1 junto a Daniel Jackson llegan a la base de los ETIRANOS, acompañados por un grupo de ETIRANOS, ante ellos una enorme sala piramidal, en la que están sentados diferentes individuos, que les rodean. Es el alto consejo de la Confederación ETI. El centro de la sala es iluminado.

Dr.Jackson: ¡Hola! ¡Es la primera vez que estoy aquí! ¡Quisiera hablar de …!

El Dr.Jackson es teletransportado en el centro de la pirámide suspendido por varios haces de luz.

Varias voces dicen que puede hablar, el Dr.Jackson expone sus motivaciones para la alianza. De repente es devuelto a su posición.

Mitchell: ¿Todo bien?

Dr.Jackson: ¡Raro!

De repente aparece un consejero, un hombre anciano, casi calvo, con la cara que parece la de un bebé, se acerca a Daniel Jackson.

Consejero: ¡Deberán ir a la sala de espera para que el Consejo debata sobre esta alianza!

Dr.Jackson: ¡De acuerdo!

Daniel, Teyla, Ronon y Mitchell salen de la sala de reuniones del Consejo.

Planeta Jaffa. Las naves se disponen a defender el planeta.

Las naves Yuranas se adentran al sistema de la capital de la nación Jaffa,

El combate entre las naves jaffa y las naves Yuranas se inicia, con pocas esperanzas para la nación Jaffa.

Entre tanto en Tartesos, las naves Tartesos se disponen a atacar a las naves Yuranas, Soren pilota su propia nave, tras mucho insistir y se adentra entre las filas enemigas, mermando parte de las fuerzas, otros usan la misma estrategia pero caen, poco a poco van cayendo, algunas naves Yuranas caen, pero Soren logra destruir algunas más.

Taurus – Las naves de la alianza salen y destruyen todas las naves Yuranas a su paso, salvo algunas que logran escapar, las naves de la alianza las persiguen por el hiperspacio. Llegan a un sistema estelar distinto dónde varias naves Yuranas les bombardean, cosa que obliga a las naves de la Alianza huir, una nave camuflada, con Sith en su interior se adentra en una de las naves. Se dispone a adentrarse en la nave.

Mientras tanto en Egeria, las naves pelean como pueden contra las naves Yuranas, pero muchas naves son destruidas, varios miembros de la Tok’ra mueren en el ataque, alguna nave Yurana cae.

Las naves de la Alianza regresan a Taurus sanos y salvos, Enoc convoca una reunión, para iniciar un ataque masivo contra esa posición.

Sith mientras tanto se adentra en una de las naves Yuranas, y se introduce en los sistemas a través de uno de los conductos, busca algo para conectarse a los sistemas de la nave y enviar datos por el subespacio a Taurus. Se pone a preparar el plan, es consciente de que tal vez no podrá salir de allí.

Mientras tanto Narik llega introducirse en una de las naves, dónde han llevado a Argan, Telan y Abdul.

Sith conecta el ordenador o el sistema informatico de la alianza al sistema informatico de la nave Yurana, conecta y envia todos los datos a Taurus.

Narik neutraliza a un Yurano que le acaba de descubrir y lo oculta. Obseva que hay muchos más, Narik se da cuenta de que es difícil ayudar a sus amigos. Mientras tanto los Yuranos meten en capullos a los prisioneros.

Sith envia los datos, pero de pronto, ve como el programa va siendo alterado, ha sido descubierto, intenta recuperar el control pero ve que no hay otra solución, destruye el sistema con la esperanza de que no haya infectado el sistema informatico de Taurus.

Narik es capturado y llevado con sus compañeros. Sith es descubierto y encerrado, puesto en un capullo.

En Taurus, la información llega, Jalina lo analiza con la ayuda de Yura y Enoc. De repente pierden el control del sistema informatico, las luces se apagan y encienden caóticamente.

Enoc: ¡Desconectad el sistema subespacial!

Isabella: ¿Y las naves?

Enoc: ¿Qué plan tienes humana?

Isabella: ¡Destruiremos el enlace subespacial y con suerte esperemos recuperar el control del sistema informático!

Enoc: ¿Y si no?

El stargate se activa.

Enoc: ¿Qué pasa ahora?

Varios Yuranos se adentran en la base.

Enoc: ¡Mierda!

Empiezan a disparar contras los yuranos que entran por el stargate, se refugian entre las columnas.

Enoc: ¡Id a las naves! ¡Id! ¿Qué se sabe del SG1 en la confederación ETI?

Kana: ¡Por ahora no hay noticias! ¡Iremos ahí como podamos!

Enoc: ¿Cómo podamos?

Kana: ¡Cogeremos las naves y llegaremos!

Enoc: ¡Bien!

La lucha continúa.

Enoc: ¿Y el equipo de Narik?

Kana: ¡Iremos a rescatarles! ¡Conocemos el planeta! ¡Los teletransportaremos!

Enoc: ¡Bien!

Tartesos – La batalla sigue, las naves Tartesas, van cayendo. Soren ataca varias naves Yuranas que caen, pocas naves Tartesas quedan en pie. Las pocas que quedan se repliegan al planeta, aunque son destruidas por los Yuranos.

La Tok’ra y los Jaffas van cayendo lentamente ante el ataque de los Yuranos. Los pocos que quedan, huyen por el hiperspacio, ambos conjuntos de naves se dirigen hacia la Tierra. Las naves Yuranas aterrizan en los planetas, capturando a todo Jaffa o guerrero de la Tok’ra para esclavizarlos y convertirlos en soldados.

Tartesos también va cayendo y las poblaciones de Tartesos huyen hacia Zelestis.

Las tropas de Sekkesh defienden el sistema planetario, el ejercito dispara contra las naves Yuranas. Pero estas resisten el ataque, pero muchas caen, la batalla por el reino de Sekkesh acaba de iniciarse.

En Taurus, las naves se elevan tras una dura batalla para llegar al depósito de naves… Han cogido algunas de ellas, el resto son destruidas desde el espacio, ya que Taurus ha sido comprometida y mejor que no caigan en manos de los Yuranos… La base es completamente destruida con todas las tropas Yuranas muertas.

La batalla prosigue en el espacio, pero las naves de la Alianza logran abrirse paso e huir, huir hacia la Confederación ETI, con la esperanza de poder, trabajar junto a ellos en el ataque definitivo a los Yuranos.

El Dr.Jackson es convocado ante el Alto Consejo en el centro de la Pirámide.

Consejo: ¡Doctor Jackson, en virtud del Artículo 39.581, de la Era de la Confederación ETI, le nombramos embajador de la Alianza, en el seno de la confederación, que le otorga pleno acceso a nuestras instalaciones y contacto directo con nuestros representantes! Contribuiremos en todo lo posible con la Alianza, para poder atacar y vencer a los Yuranos.

De repente suena una alarma.

Dr.Jackson: ¿Qué sucede?

Consejo: ¡Según nuestros sensores varias naves han violado nuestro territorio, hay que ir a interceptarlas!

Dr.Jackson: ¿Podemos ayudar?

La alarma se apaga.

Consejo: ¡No hará falta, son de la Alianza! ¡Como dijimos pueden ir por nuestra zona, pero como hagan algo sospechoso…!

Dr.Jackson: ¡Hablaré con ellos!

Tierra – Comando Stargate. Sala de reuniones.

Lorne se acerca a Landry.

Landry: ¿Qué pasa Lorne?

Lorne: ¡Varias naves de los Jaffa y la Tok’ra piden asilo, sus planetas han sido vencidos por los Yuranos!

Landry: ¡No podemos darles refugio aquí! ¡Un ataque de los Yuranos destruiría la vida en este planeta!

Walter entra escopeteado.

Walter: ¡Varias naves Yuranas se adentran en el espacio que rodea la Tierra!

Landry: ¿Se sabe algo de los Antiguos?

Walter: ¡No! ¡No creo que vayan a ayudarnos!

Landry: ¡Enviaremos la Atila y todo lo que tengamos! ¡Defenderemos la Tierra como podamos!

Walter: ¿Y la base Atlantis?

Landry: ¡Avisaremos a un equipo para que vayan a la ciudad de los Antiguos que aterrizó! ¡Aunque no fue reparada, algunos drones deben de quedar! ¡Vaya usted también con Lorne, Walter!

Lorne: ¡De acuerdo!

Landry: ¡Avisen al Atila para que les teletransporten!

Lorne y Walter son teletransportados.

Atila

Carter y O’Neill les saludan.

O’Neill: ¡Bienvenidos!

Lorne: ¿Señor?

Walter: ¡Es un honor…!

Lorne y Walter son teletransportados.

El Doctor Lee está en la sala de control de Atlantis tratando de reparar todo lo que puede.

Lorne: ¡Hola!

Dr.Lee: ¡Lorne! ¡Sean bienvenidos!

Lorne: ¿Podemos usarla para pelear?

Dr.Lee: ¡La silla Dron es funcional y con los MPC de Hamis, podremos usarla con una cierta efectividad para combatir, pero hay…!

Lorne: ¡De acuerdo! ¿Y el Doctor Beckett?

Dr.Lee: ¡Ahora tiene su propia consulta, tras resolver sus problemas genéticos, por el hecho de ser un clon…! ¡Bueno y el papeleo, ya saben… ¡

Lorne: ¡Bien! ¡Vayamos a la silla Dron! ¡Hemos de estrar preparados! ¡El Atila y el resto de naves están en la orbita del planeta! ¡Preparémonos para un ataque!

Walter: ¡Landry habrá contactado con Taurus o Wana! ¿No? ¡Es el protocolo, al menos actualmente con este problema!

Alrededor de la Tierra las naves Jaffa y Tok’ra se enfrentan a las naves Yuranas, debido a que sus armas no sirven, se dirigen como proyectiles sus naves contra las naves Yuranas, teletransportandose antes al SGC. Muchas naves Yuranas caen. Pocas naves sobreviven al ataque, el Atila y otras naves Tauri atacan, logran derrotarlas con la combinación de naves Tauri y Drones desde la silla dron de Atlantis.

En Atlantis celebran la victoria. Al menos por ahora.

En Pegasus la situación es realmente complicada y en Lernilok Hamis recibe a Enoc y al grupo que les informa de la situación de Sith, Narik, Argan, Abdul y Telan. Hamis, activa el Stargate para llamar a Wana, dónde se refugiaron los Nogari. Tras varias charlas, los Nogari acceden a ayudar para un arma eficaz para derrotar a los Yura. Cuyos daños son terribles. Sus territorios se amplian.

En el planeta de refugio de los Jaffa, se ven atacados desde el espacio, por naves Yuranas. Una delegación Yurana es teletransportada al planeta, los Jaffas les apuntan, pero estos les ofrecen que a cambio de la rendición de su pueblo, viviran.

Los Yuranos, miran con desprecio a los Jaffa en espera de respuesta, pero es un pueblo orgulloso y deciden luchar hasta el final, por lo que van cayendo uno a uno.

Kabush emerge y corta la cabeza a uno mostrándolo como trofeo, ante los demás Jaffa. Que se ven obligados a rendirse o morir, algunos se rinden, tras los Ori y los Goaul’d ven que los Yuranos son excesivamente poderosos. Deciden permanecer vivos para algún día ver su derrota.

En los refugios Tok’ra ocurre de forma similar.

Tartesos es esclavizado también.

La batalla por el Imperio de Sekkesh o lo que queda de él, permanecen. La batalla es bastante igualada, caen naves por ambos bandos. Pero poco a poco, la superioridad tecnológica de los Yuranos se palpa, al verse reducidas las tropas de Sekkesh, se repliegan y abren una ventana al hiperspacio para escapar, pocas logran realmente escapar. El reino de Sekkesh cae bajo el dominio de los Yuranos.

Otros planetas, sucumben al dominio de los Yuranos. En la Vía Láctea los Yuranos logran establecer una base, dónde empiezan a construir más naves. Planean atacar lo que queda por conquistar.

Mientras tanto todos los Aliados trabajan en diseñar unas naves eficaces, una delegación es enviada a la Tierra para trabajar en la mejora del Atila y otras naves, para podese enfrentarse a los Yuranos. La batalla final entre la Alianza y los Yuranos se prepara. La Alianza naciente y los Yuranos que llevan siglos dominando y teniendo ventaja tecnológica, aún siendo unos híbridos genéticos entre Asgard y Polarianos recientes. La batalla se prepara tensamente. Los Nogari, preparan toda su tecnología para poder vencer definitivamente e ir recuperando territorios.

Kabush se presenta ante Narik, Argan, Abdul y Telan.

Kabush: ¡Bienvenidos, sean a una de mis naves! ¡Dominamos casi todas las galaxias! ¡Salvo Magallanes que tiene sus propias dinámicas y problemas! ¡Esperaremos a que se destruyan unos a otros para poder vencer!

Narik: ¿Qué quiere de nosotros?

Kabush: ¡Nada en especial!

Narik: ¿Entonces porqué nos retienen?

Kabush: ¡Tenemos un regalo para vosotros!

Narik: ¿Un regalo?

Los Yuranos les muestran las larvas Goaul’d que ellos mismos han construido y desarrollado mediante ingenieria genética.

Narik: ¡Entiendo! ¡Esas cosas!

Abdul: ¡No son muy agradables! ¡Al menos según los informes del SGC!

Narik: ¡Y los Yebelian tampoco parecen estar muy entusiasmados con estas cosas!

Kabush: ¿Yebelian? ¿Conocen la situación en Magallanes?

Narik: ¡Exacto!

Kabush: ¡Tanto da! ¡Podrán darnos acceso a todo! ¡A sus bases, a sus planetas, gracias a nuestros nuevos amigos!

Kabush coge una larva y la muestra ante Narik.

Kabush: ¡Tú serás el primero en darme información! ¡Espero que no te incomode!

De repente irrumpe Hagan, que es un ascendido.

Hagan: ¡Perdonad mi retraso, los demás no querían dejarme venir! Pero… ¡Me arriesgaré a desaparecer, para salvaros!

Narik: ¡Hagan! ¡No!

Tareyu también irrumpe.

Tareyu: ¿Creías que te dejaría sólo? ¡Me gusta la acción!

Sakai como ascendido junto a otros, se interponen.

Sakai: ¡No podéis ayudar a vuestros amigos!

Kabush extrañado mira con atención a los nuevos invitados.

Kabush: ¡Alejaros! ¡Dejad que se diviertan! ¡Tenedlos vigilados por eso!

Sakai: ¡Bien! ¡Debéis deteneros!

Kabush y los Yuranos abandonan la zona, pero observan a los ascendidos.

Narik: ¡Liberadnos y nosotros nos encargaremos de ellos!

Hagan: ¡Eso quisiéramos, pero… los demás ascendidos y ancestros no nos dejan intevenir!

Sakai: ¡Narik! ¡Has de entender, que ahora mismo, todo esto depende de vosotros! ¡Nada más y nada menos!

Narik: ¡Decidles a los nuestros dónde estamos! ¡Ellos nos rescataran! ¡Sabrán como!

Hagan: ¿Eso sería intervenir? ¿Interferir?

Sakai: ¡Eso sí sería posible pero no podremos evitar que os implanten esas larvas!

Hagan: ¿Y que pasará si yo lo impido?

Tareyu: ¡Lo haré yo! ¡Tu avisa a sus amigos! ¡Destruiré esas larvas, aunque sea la última cosa que haga! ¡Paso de que invadan mi galaxia!

Tareyu empieza a brillar, los demás intentan impedírselo.

Hagan aprovecha el conflicto para desaparecer.

Narik: ¡Estamos jodidos! ¡Los ancestros jamás dejarán que Hagan y Tareyu nos ayuden!

Argan: ¡Al menos, tenemos una oportunidad!

Narik: ¿A qué te refieres?

Argan logra cortar el capullo con una especie de cuchillo.

Narik: ¿Y lo dices ahora?

Argan: ¡Necesitaremos las armas!

Argan libera a Narik y a los demás.

Narik: ¡Y ahora, huyamos!

Los Yuranos se interponen.

Argan, clava su arma en uno y se queda su arma, empieza a disparar, los demás se ocultan. Logra pasar armas yuranas a sus compañeros y la batalla prosigue para salir de la nave, pero los Yuranos son demasiados.

La batalla prosigue. Kabush se dirige al puesto de mando y activa el comando de autodestrucción. Los Yuranos asustados, empiezan a dispersarse.

Kabush abandona la nave.

Narik: ¿Qué pasa?

Yurano 1: ¡Kabush ha activado la autodestrucción de la nave! ¡Debemos irnos!

Narik: ¡Bien! ¡Huyamos!

Los Yuranos les apuntan.

Yurano 1: ¡Ustedes se quedarán!

Yurano 2: ¡Y nosotros nos sacrificaremos para que no puedan escapar!

Narik y los demás dejan inconscientes a los Yuranos que los custodian y siguen a los que se dirigen hacia las naves de salvamento. Pero la alarma va sonando.

Hagan se persona en la Confederación ETI. El SG1 es enviado a la Tierra, mientras que Isabella es nombrada para un equipo de salvamento. Mientras tanto Jalina, Siseh, Liam y Nora se quedan para preparar las nuevas naves.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *