Segundo aniversario Birraseries y preestreno de El Príncipe

El pasado miércoles 29 de enero tuvo lugar un Birraseries muy especial. Por un lado se celebraba el segundo aniversario de la iniciativa. Y además teníamos un preestreno un tanto diferente a los habituales: la serie de Tele5 El Príncipe, con la presencia de los creadores de la serie César Benítez y Aitor Gabilondo; y nada menos que Paolo Vasile, flamante consejero delegado de Mediaset España/Tele5 y personaje tan pintoresco y mediático como su mentor Silvio Berlusconi. Nos convocaron en el restaurante Martinete, un sitio muy agradable, lujoso y amplio pero que casi se quedaba pequeño para acogernos a todos. Lógicamente al ser el aniversario, la asistencia fue multitudinaria. Inmediatamente nos sentimos rodeados de compañeros seriéfilos y conversaciones sobre nuestro tema favorito. Camareros recorrían el lugar ofreciendo bebidas y aperitivos, con generosidad sin límite aparente.

Enseguida pasamos a la proyección del episodio, en un televisor enorme (65 pulgadas creo) traído para la ocasión. El Príncipe es claramente una apuesta muy fuerte por parte de su cadena y productora. Está ambientado en Ceuta y nos cuenta la historia de un nuevo jefe de policía que llega desde Madrid a la comisaría del barrio de El Príncipe en Ceuta, donde debe lidiar con la zona más conflictiva de la ciudad y un grupo de policías acostumbrado a trabajar a su manera e imponer sus propias normas. Este jefe de policía es en realidad es un investigador del CNI, infiltrado para buscar información sobre una posible célula yihadista y su relación con policías corruptos. En el transcurso de su investigación se enfrentará a Faruq, traficante local de origen magrebí que impone su propia ley; y conocerá a la hermana de éste, Fátima, con la que inmediatamente surgirá una atracción mutua que lo complicará todo.

Es un planteamiento bastante original respecto de lo habitual en las series españolas, y que contiene el punto de estilización de la realidad geopolítica que tan buenos resultados da en las series norteamericanas. Además cuenta con nombres importantes en el reparto: José Coronado, consagrado de la industria nacional que parece especializado en papeles de policía más o menos corrupto; Alex González, que ha paseado su cincelado físico por varias películas y series de éxito en España y una superproducción de la talla de X-Men Primera Generación; Rubén Cortada, la reciente revelación de El Tiempo entre Costuras; y Hiba Abouk, que nos aseguran que va a ser la revelación de El Príncipe. El despliegue de medios también es visiblemente superior a la media nacional; los decorados y vestuarios consiguen no destacar por su cutrerío, y hay un gran porcentaje de escenas de acción y exteriores. Nos contaron que el rodaje en Ceuta se limitó a lo mínimo imprescindible, y que gran parte de la serie se filma en estudio con la ayuda de efectos digitales para dar vida a la ciudad y al barrio de El Príncipe. Tenemos que señalar que el efecto está muy conseguido. La serie intenta pintarnos un retrato realista de la comunidad árabe ceutí, en la que hay criminales y posiblemente fanáticos religiosos pero también gente buena que intenta hacer su vida; propósito sin duda loable.

Sin embargo, en gran parte la serie no consigue despegarse de los vicios habituales de las producciones españolas. El guión está lleno de situaciones tópicas o inverosímiles y diálogos torpes; la interpretación de la mayoría de los actores (con la honrosa excepción de José Coronado) es forzada y antinatural; muchos de ellos han sido doblados, lo que es más grave en este caso porque vemos a personajes magrebíes hablar con acento plano de doblador castellano; la duración excesiva hace que el ritmo de la narración sufra graves altibajos; y, en fin, el avance del segundo episodio que acompaña a los créditos da la sensación de contarnos mucho más de la cuenta. Durante la proyección se oyeron risas en determinados momentos supuestamente intensos o dramáticos, lo que nunca es buena señal.

A continuación aparecieron Paolo, César y Aitor para someterse a nuestras preguntas. La mayoría de los asistentes se mostraron bastante comedidos, aunque no faltaron las críticas. Los creadores de la serie defendieron su producto con visible entusiasmo, y respondieron directamente a alguna de nuestras quejas como son el avance del segundo episodio (aseguran que es por dar algo que ver mientras pasan los créditos, y que siempre se reservan sorpresas para los episodios siguientes), la duración (básicamente impuesta por las cadenas y anunciantes, que exigen una franja horaria prime time de dos horas) o las actuaciones (señalando que en el primer episodio los actores siempre se están haciendo a los papeles y a trabajar juntos, y que mejorarán según avance la serie). En cuanto a Vasile, fiel a su imagen, hizo gala de una gran habilidad a la hora de desenvolverse frente al público, y de un sentido del humor que jugueteaba con el límite de lo ofensivo. Produjo impresiones contrapuestas, pero desde luego la charla fue cualquier cosa menos aburrida.

Posteriormente continuamos con las cervezas, el picoteo (incluyendo una riquísima tarta de cumpleaños) y el cachondeo. Es un auténtico lujo estar en un ambiente en el que te puedes codear con blogueros de renombre, periodistas del medio, o incluso creadores que intentan traer algo de las series que admiran al panorama audiovisual nacional; y donde puedes bromear con que un camarero se parece a Moriarty, y todo el mundo sabe de qué hablas. Como va siendo costumbre, fuimos los últimos en marcharnos. Como despedida nos regalaron un divertido cojín de Tele5; bromeamos con que nos lo daban al final porque si hubiera sido al principio, los habríamos lanzado a la pantalla, o a las cabezas de los invitados. ¡Era broma! (…supongo)

El Príncipe se estrena el próximo martes 4 de febrero, obviamente en Tele5. Es una recomendación difícil, ya os he contado que tiene puntos fuertes y débiles, pero eso siempre es subjetivo. Quizá se merezca una oportunidad, o quizá haya que darle ese tiempo a productos de la competencia que sí se elevan por encima de la mediocridad imperante en las televisiones nacionales. Yo no la voy a seguir, pero juzgad vosotros mismos.

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Sandra Torrents 13stargate dice:

    Hasta ayer no sabía de la existencia de esta serie. Básicamente porqué no veo Telecinco…Pero casualmente vi el anuncio (super largo, por cierto), y pensé que podía ser interesante, pero que posiblemente, proviniendo de ese canal, pues tendría algunas pifias. En principio tengo ganas de verla, pero no creo que la vea en directo, fijo que me muero con la publicidad… Ya os contaré…

  2. Bueno pues no le voy a dar una oportunidad aunque hay algo que escuché hace poco, seguramente en un podcast, sobre el hecho que los españoles estamos acostumbrados a ver este tipo de Series, si pusieran algo muy americanizado ya no sería lo mismo. Cosa que analizas y es verdad si pienso en las “mierders” que veía antes de Series española…. Eso sí, no hablo de españoles seriéfilo, que somos de una pasta diferente que necesita un entretenimiento más allá de ver algo que hechen “interesantillo” haciendo zapping.

    No hay que dejar de apoyar la industria de televisión de nuestro país si hacen un esfuerzo realmente a la magnitud de A tiempo entre costuras, ya llegarán, ya mejorarán. Pero sigo esperando comentarios buenos de esta Serie y dudo que llegarán.

    Como siempre, una pena estar lejos y no poder disfrutar con vosotros de estas magníficas veladas! 😉

Responder a Angel Lorente Graciano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *