Game of Thrones: Los Antecedentes

Como ya todos deberían saber, la tercera temporada de esta magnífica superproducción de HBO está a la vuelta de la esquina. Si quieren ver todos los trailers y promos que se han publicado hasta ahora, no duden en ir aquí: Recopilación. Y ahora bien, así como el año pasado hice un resumen de la primera temporada, me he encomendado la titánica tarea de hacer un especial contando, de manera concisa, lo que se ha visto hasta ahora. Estará divido en cuatro partes para amenizar la lectura, pero créanme, valdrá la pena y servirá mucho a todos aquellos que deseen disfrutar de la tercera sin tantos líos sobre quién es quién, y ese tipo de cosas que ya saben. Disfrútenlo, y no olviden dejar sus comentarios, buenos o malos; ante tal labor, se agradecerían mucho.

LOS ANTECEDENTES

INTRODUCCIÓN

La serie se desarrolla principalmente en el continente ficticio de Poniente, lugar donde los veranos duran décadas y los inviernos son tan temidos como longevos. En el continente tenemos los Siete Reinos, cuya capital es Desembarco del Rey. Además, existe un Muro de hielo en el norte, custodiado por la hermandad juramentada de La Guardia de la Noche, que protege al reino de salvajes y cosas más oscuras y sobrenaturales que habitan al otro lado. Por otra parte, en ocasiones viajamos al otro lado del mar, al continente oriental de Essos, tan extravagante como árido.

Hace trescientos años, Aegon el Conquistador y sus dos hermanas llegaron desde el mar montados en tres terribles y monumentales dragones y conquistaron Poniente, fundando el Trono de Hierro y unificando los Siete Reinos como uno solo. Así se consolidó la Dinastía Targaryen, cuyo emblema son tres dragones y su lema es: “Fuego y Sangre”, toda una declaración de intenciones. Así fueron pasándose reyes y reinas, muchos se casaban entre hermanos o primos para mantener la sangre “pura”, hasta que llegó Aerys Targaryen, comúnmente conocido como el “Rey Loco”, y con él terminaría una dinastía que duró siglos.

LA REBELIÓN DE ROBERT

Los Stark son una familia antigua, cuyo emblema es un lobo huargo y su lema es: “Se Acerca el Invierno”. Fueron Reyes en el Norte hasta la llegada de Aegon y sus dragones. Desde entonces, desde su sede en el castillo de Invernalia, operaron como Señores del Norte. El hijo de Aerys, el Príncipe Rhaegar, secuestró a Lyanna Stark y rompió una paz que nunca había sido trasgredida entre el Norte y el Trono de Hierro. Su hermano Brandon, al enterarse, fue directo a la capital para enfrentarse a Rhaegar y pedir la liberación de Lyanna. En vez de ello, el Rey Loco lo apresó y mandó llamar a su padre, Lord Rickard, Guardián del Norte, para que se presentara en la corte a responder por los crímenes de su hijo. Cuando Rickard obedeció, Aerys lo arrestó también, lo quemó vivo e hizo que su hijo Brandon se estrangulara a sí mismo tratando de salvarlo, todo ello frente a miles de hombres y mujeres que no se atrevieron a evitarlo. Con ese acto tan atroz y abominable, cualquier esperanza de evitar una guerra era vano.

Así dio inició la Rebelión de Robert o la Guerra del Usurpador. Jon Arryn, Señor del Valle, desde su castillo el Nido de Águilas, se levantó en armas para proteger a sus dos pupilos: Eddard Stark, hermano de Lyanna y ahora nuevo Señor del Norte; y Robert Baratheon, señor de Bastión de Tormentas y el prometido de Lyanna. Para asegurar apoyo, se firmó una alianza entre la casa Tully, señores de las Tierras de los Ríos, por medio de los matrimonios entre Eddard y Catelyn y Jon Arryn con Lysa. La guerra fue decidida en la Batalla del Tridente, donde Robert derrotó a Rhaegar en combate singular y le destrozó el pecho con su mazo. Eddard se dirigió entonces con su ejército a tomar Desembarco del Rey.

Los Lannister son una familia muy rica y muy orgullosa, su emblema es el león y su lema es: “Oye mi Rugido”, aunque tienen otro dicho común que dice: “Un Lannister siempre paga sus deudas”. Lord Tywin Lannister, Señor del Occidente, sirvió a Aerys como Mano del Rey durante veinte años donde el reino fue próspero. Pero entre Aerys y Tywin había tensiones que se incrementaron cuando el Rey Loco nombró al hijo y heredero de Tywin, Jaime, un miembro de su Guardia Real, una hermandad juramentada. Tywin renunció al cargo y partió a su castillo Roca Casterly donde se mantuvo neutral durante la Rebelión de Robert hasta que se hizo evidente que los rebeldes ganarían. Antes de que llegara Eddard Stark, Tywin Lannister se presentó a las puertas de Desembarco del Rey con un ejército. Aerys, ingenuo, le abrió las puertas e inició el Saqueo de Desembarco del Rey, donde se pasaron a muchos por la espada y asesinaron a la familia real. Jaime Lannister mató a Aerys clavando una espada en su espalda, ganándose el apodo de “Matarreyes“. Robert fue coronado rey, pero no valió la pena, pues Lyanna Stark murió (no se sabe cómo). Así pues, Robert se casó con la hija de Tywin, Cersei, nombró a Jon Arryn como Mano del Rey, y Eddard volvió al Norte con un bastardo llamado Jon (cuya madre es desconocida) entre sus brazos.

Una de las anécdotas que se saben sobre la guerra, es que el segundo hermano de Robert, Stannis, quedó guardando el castillo de Bastión de Tormentas hasta que ejércitos que apoyaron a el Rey Loco en la guerra lo sitiaron. Stannis y sus hombres resistieron un duro año, que cuando se terminó la comida se vieron obligados a comerse a los caballos, perros y gatos, muy pronto ya de alimentarse de los muertos. Hasta que llegó el plebeyo y contrabandista Davos, con un cargamento de cebollas y pescado, suficiente para que Stannis no sucumbiera. Luego del Saqueo en Desembarco, Eddard fue a levantar el asedio y Stannis recompensó por su heroísmo a Davos, pero también, por ser un contrabandista, le cortó los dedos de una de sus manos, en demostración de que, ante todo, es un hombre justo. Davos aceptó de buena gana, se colocó el apellido Seaworth e hizo de su estandarte un barco con una cebolla.

A pesar de los resultados de la Rebelión, no todos los Targaryen fueron aniquilados. El Rey Loco había enviado a Rocadragón, castillo de los Targaryen, a su esposa embarazada junto a su hijo Viserys. Ahí nació Daenerys, muriendo la reina, y ayudados por un fiel sirviente, Viserys y su hermana escaparon al continente de Essos.

LA REBELIÓN DE GREYJOY

La casa Greyjoy gobierna como Señores de las Islas del Hierro desde la isla Pyke. Su emblema es un kraken, y su lema es: “Nosotros no Sembramos”, pese a que tienen otro dicho común que surge a partir de su religión: “Lo que está muerto no puede morir”. Adoran al Dios Ahogado, y tienen tradiciones y pensamientos de saqueadores. Nueve años después de la Rebelión de Robert, Balon Greyjoy creyó oportuno “tomar lo que era suyo” y declararse Rey de las Islas del Hierro, renegando del Trono de Hierro. Fracasó, aplastado de manera fulminante por Robert y siendo asesinados dos de sus hijos. Robert le perdonó la vida y aceptó su rendición, con la condición de que el único hijo varón que le quedaba, Theon, fuese entregado a Eddard Stark como pupilo (rehén), para garantizar su buen comportamiento.

Próxima Entrega: El León vs el Lobo
The following two tabs change content below.

Elihú Juárez

Latest posts by Elihú Juárez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *