Crónica London Film and Comic Con 2015

197

La London Comic Con se ha instalado definitivamente como la mayor convención del calendario europeo. Sólo un par de cifras para haceros una idea: este año se han gastado 200.000 dólares sólo en vuelos, y el presupuesto de coches y autobuses para transportar a los invitados entre aeropuerto, hotel y centro de convenciones es igual al presupuesto completo de la primera edición de hace diez años. Si recordáis nuestras crónicas de ediciones anteriores, podréis ver una escalada en el nivel de los actores invitados. Pensábamos que lo de Stan Lee el año pasado era una cosa puntual, pero qué equivocados estábamos…

Este año han inaugurado una nueva modalidad de pago: los pases Diamond, que a cambio de ser un poco más caros, dan prioridad en las filas y regalos exclusivos centrados sólo en uno de los invitados, a diferencia de los pases Gold que dan prioridad para todos. Según nos cuentan, esto les ha dado un músculo financiero bastante más potente y les ha permitido subir aún más el listón. La punta de lanza de este siguiente paso en la LFCC han sido sin duda Michael J. Fox y Sigourney Weaver. Ambos son enormes estrellas de la ciencia-ficción y del cine en general, que apenas han hecho convenciones, mucho menos fuera de Estados Unidos, y ninguno de nosotros tenía mucha esperanza de llegar a conocerles nunca. Pero Showmasters (la empresa organizadora de la convención) lo ha hecho posible. También había un buen puñado de invitados quizá no tan estratosféricos pero igualmente atractivos e interesantes, como Bill Paxton (Aliens, Agentes de SHIELD), Michael Gambon (Harry Potter), Jonathan Pryce (Brazil, Juego de Tronos), Richard Dean Anderson (McGyver, Stargate SG-1), Hayley Atwell (Agent Carter) o Christopher Lloyd (Regreso al Futuro). Dado que este año se celebra el aniversario de la primera película de Regreso al Futuro, la organización hizo un esfuerzo extra por traerse a todos los invitados posibles de esta saga; lógicamente el auténtico lujo era que Michael y Christopher formaran parte del grupo.

11059412_10206215570820966_2672841269837913571_o

El emplazamiento este año ha sido el centro de convenciones Olympia, diferente de donde se celebraron anteriores ediciones. Está dividido en varias plantas, y probablemente el espacio total era bastante mayor que el año pasado. Y una enorme ventaja era la ausencia de esa feísima luz amarillenta que invariablemente tiñe el ambiente y las fotos en Earl’s Court. Los pisos de arriba eran algo más pequeños pero también tenían menos tráfico, estaban estupendamente refrigerados, y era una gozada subir allí un rato a descansar o a ver a los actores que estuvieran firmando en esa zona. Pero no todo ha sido bueno: la disposición de los stands, mesas de firmas y zonas de fotos hacía que los espacios de paso fueran un tanto estrechos y constantemente se formaran aglomeraciones, y daba una sensación de agobio igual o mayor que el año pasado.

En un evento tan masivo como este, en el que los visitantes se cuentan por decenas de miles, el manejo de las colas es algo muy importante. Creemos que en general ha funcionado bastante bien, con salvedades. El sábado estuvimos durante un buen rato atrapados en una zona del aparcamiento exterior, sin que nos dejaran pasar, mientras veíamos entrar a mucha gente que aparentemente no había llegado tan pronto como nosotros. Debemos reconocer que el domingo, cuando habilitaron uno de los pabellones no utilizados como zona para hacer cola, funcionó todo bastante mejor. En cuanto a las filas para las sesiones de fotos, el viernes dio un poco sensación de caos y descontrol, pero el sábado y el domingo parece que le cogieron el truco y, aunque era inevitable que las esperas se hagan largas cuando otras mil personas quieren hacerse la misma foto que tú, todo funcionó con bastante fluidez. Quiero mencionar especialmente la demostración de flexibilidad de que hizo gala la organización al prolongar la sesión de fotos de Marc McClure, que originalmente era antes de la de Bill Paxton, y permitirnos hacer nuestras fotos con Marc después de Bill; si no fuera por esto me habría sido imposible llegar y la habría perdido. También tengo que transmitir desde aquí mi aplauso para el encargado de manejar la fila el domingo en la zona de fotos A, reservada para los invitados más populares; tenía la voz destrozada pero se dedicó a controlar a la gente a base de mensajes en un pizarrón, y además cada vez ponía una cosa divertida y ayudó a hacer amena la espera, que siempre suele ser un trago un poco pesado.

158

Como siempre, uno de mis momentos favoritos en este tipo de eventos es el reencuentro con amigos convencioneros: ya sea gente que viene de otras ciudades de España y no vemos tan a menudo, un puñado de amigos españoles que se han ido a vivir a Londres y tenemos que aprovechar estos viajes para verlos, e incluso gente de otros países que hemos ido conociendo en diversas convenciones internacionales. También está, por supuesto, la posibilidad de conocer gente allí mismo, aunque en eso hay otros miembros de la expedición que se manejaron mejor que yo. 😉

Pero el motivo número uno de cogerse el avión, cruzar el Canal y aguantar varios días de aglomeraciones y de servicios hosteleros anglosajones, es la posibilidad de ver juntas a decenas de nuestras estrellas preferidas del cine y la televisión. En una convención de este tamaño, la posibilidad de interactuar con cada uno de ellos se limita a los pocos segundos que nos corresponden al hacer una foto o pedir un autógrafo, y la experiencia no siempre es todo lo que uno espera, pero nos llevamos unos cuantos recuerdos estupendos a casa. La amabilidad y humildad de Frances Lee McCain (Stella Baines en Regreso al Futuro y Lynn Peltzer en Gremlins), que se presentaba por su nombre y daba una sensación de abuelita adorable; el entusiasmo y los abrazos de Sherilyn Fenn (Audrey Horne en Twin Peaks); la bonhomía del Medio Oeste de Bill Paxton; el contraste entre los temibles o adustos personajes que suele interpretar David Bradley (Argus Filch en Harry Potter, Walder Frey en Juego de Tronos) y sus risas genuinas al hacerse la foto conmigo y mi disfraz; el entusiasmo hiperactivo de Nick Palma (Michaelangelo en la película de Tortugas Ninja de los 90), que se puso a hablar con nosotros en el metro al finalizar la convención; y sobre todo, la simpatía y encanto que derrocha la maravillosa Rose Leslie (Ygritte en Juego de Tronos).

11741116_10206215570420956_1449280430168781885_o

Merecen capítulo aparte los dos cabezas de cartel. El encuentro con Michael J. Fox debo admitir que fue un poco agridulce. Su salud está visiblemente deteriorada, el tembleque de la mano era evidente, y además, debido a la gran cantidad de gente que quería hacerse fotos con él (y que me imagino que necesitará períodos de descanso frecuentes), la sesión era aún más apresurada de lo habitual. Sin embargo, se esforzaba por contestar a lo que le dijeras y participar en dar la mejor experiencia posible. Por lo que nos cuentan los que asistieron al panel conjunto con todos los demás actores de Regreso al Futuro, daba la impresión de ser alguien tremendamente alegre y humilde, genuinamente encantado de recibir atención de los fans y cediendo mérito constantemente a sus compañeros de reparto. En cuanto a Sigourney Weaver, tenerla cerca es como estar frente a la realeza. Exhibe unos 66 años espléndidos, y se esforzaba mucho por apreciar los cosplays de los fans que se fotografiaban con ella, comentar los objetos o pósters que le traían a firmar, y convertir el encuentro en algo memorable.

También tuvimos algunos momentos que podríamos calificar de surreales. Como ver a Tom Savini (uno de los antagonistas de Abierto hasta el Amanecer) cruzar la cafetería levantando una silla con una mano por encima de la cabeza; o a Kristian Nairn (el popularísimo Hodor de Juego de Tronos) salir del ascensor y atravesar en silencio la multitud que hacía cola para una sesión de fotos, elevándose cabeza y media por encima de toda la multitud.

10986428_10206215586581360_6840136758805067090_o

Una atracción especialmente divertida (y gratuita, que siempre es un plus) era la SyFy FanCam. La cadena de televisión patrocinaba una instalación en la que un anillo de cámaras te hacía una foto desde todos los ángulos, y con ellas creaban un vídeo estilo Tiempo Bala. Gran parte de los asistentes a la convención, incluyendo algún que otro invitado famoso, pasaron por allí para hacer poses aéreas más o menos especaculares. Podéis apreciar que parte de nuestra expedición dejó el pabellón pero que muy alto.

Otra de las grandes atracciones de la London son los cosplayers. Posiblemente la diferencia de nivel con lo que conocemos en España no sea tan dramática como algunos nos quieren hacer creer; pero por simple ley de los grandes números, pudimos disfrutar de algunas caracterizaciones muy logradas, y otras realmente ingeniosas. No es sorprendente que una de las franquicias de moda este año ha sido Jurassic Park / Jurassic World: tenemos que destacar a una pareja que estaban conseguidísimos como Alan Grant y Ellie Sattler; a una Claire que además de llevar un disfraz correctísimo, se parecía enormemente a Bryce Dallas Howard; y un Owen Grady al que le seguía a todas partes un divertidísimo velocirraptor hecho de globos. También nos impresionó un espectacular Guerrero del Caos de Warhammer 40.000; un excelente grupal de Regreso al Futuro que además de Marty y Doc incluía a George y Biff; un conseguidísimo Moss de IT Crowd; y un grupo de enanos de El Hobbit parte 2, barriles incluidos.

Como siempre, la LFCC es una experiencia inolvidable que recomendamos sin reservas. Además el año que viene se celebra el fin de semana siguiente a la Star Wars Celebration, lo que nos da la posibilidad de unas espectaculares vacaciones frikis. ¡No os lo penséis, que las entradas y los hoteles ya se están agotando!

11780059_10206215598621661_2152406129256934252_o

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *