Stargate Fusión 3.1 – Interceptados

Los nuevos tripulantes de la destino analizan los datos aportados por los Holon, esa raza avanzada que parece habitar esta nueva galaxia, que fascinaría tanto a Eli, cómo a Rush, entre otros, pero, en cambio siguen recibiendo la visita de Peter Meyers y Yamamoto en las cámaras de extásis.

Peter Meyers: ¿Cuándo podremos despertarles? ¡Nos vendría bien su ayuda! Hemos venido con el personal mínimo.

Yamamoto: ¿Se sabe si Johnson tiene un goaul’d en su interior?

Peter Meyers: Al parecer no hay rastro de goaul’d en su interior, pero nunca se sabe. Pero… ¿Está libre de goaul’ds el trust?

Yamamoto: Eso no lo podemos saber. Pero aún los niveles de energía están demasiado bajos para garantizar una plena recuperación de la antigua tripulación.

Peter Meyers: ¿Está usted seguro de eso? Llevamos dispositivos de energía, además de un mpc que encontramos…

Yamamoto: La tecnología MPC no es del todo compatible con la Destino, ya que la tecnología MPC es muy posterior, pero con mi equipo miraremos de hacer un apaño.

Peter Meyers: ¿Es prudente? ¡Deberé informar al IOA y a O’Neill de la situación!

Yamamoto: ¡Hagalo! Al parecer, tendremos la visita del Doctor Jackson.

Peter Meyers: Y de paso, Teal’c interrogará al prisionero del IOA.

Yamamoto: ¿Teal’c? ¿No estaba en Chula’k?

Peter Meyers: Pero ha sido invitado para esta ocasión a interrogar a Johnson. Al menos observar.

Entre tanto en el centro de Piedras del comando stargate, el Doctor Jackson se prepara para viajar a la Destino sin moverse de sitio.

Las piedras están colocadas en ambos lados y parece que se va a iniciar la transmisión. A ambos lados se colocan las piedras. Pero, el cuerpo de Johnson y del Doctor Jackson quedan inhertes.

En cambio Johnson y Daniel Jackson se encuentran en otro lugar, presumiblemente en la galaxia Ori, pero el vestuario no concuerda, ya que parece una civilización más avanzada, sobre todo por los trajes que llevan, pero no se ve la forma física de ellos, aunque parecen humanoides. Además de las instalaciones ser más avanzadas.

Dr.Jackson: ¿Dónde estoy?

Johnson: ¿Quién y que es usted?

Se miran cara a cara a través de los extraños trajes, que recuerdan un poco a los supersoldados de anubis por el color, aunque más bien recuerdan a otro tipo de trajes. Pero si más no, son oscuros. Ambos se miran.

Dr.Jackson: Mi nombre es Daniel Jackson, de la Tierra.

Johnson: Sargento Johnson, de la Tierra también.

Instintivamente ambos se apuntan mutuamente. Observan extrañados, que alrededor no hay piedras ni nada, pero si una extraña estancia, a través de la cual no parecen verse aperturas ni nada, cómo si estuviesen encerrados.

Dr.Jackson: ¿Qué lugar es este?

Johnson: Usted es el experto en culturas alienígenas.

Dr.Jackson: Y usted es un soldado al servicio del trust.

Johnson: Estamos a saber en que lugar de este vasto universo, en cuerpos de alienigenas, que seguramente nos estarán usurpando por razones desconocidas.

Dr.Jackson: ¿Pero cómo habrán logrado interceptar las transmisiones y por qué no aparece ninguno de ellos para…?

De repente aparece uno de esos alienígenas, su cuerpos es humanoide, su color blanquecino, sus ojos, de color verdoso, sin pelo, pero todo muy fino, casi agradable, con un aire androgino o asexuado. Uno de ellos se les acerca. Dice llamarse Zeborian.

Zeborian: Soy el Doctor Zeborian, de los Furlings, en una galaxia lejana de dónde conocimos a los Alteranos. ¿Ustedes son ellos?

Johnson: Lo sentimos, majete. Pero… Venimos de la Tierra.

Zeborian: Se preguntarán como hemos logrado hacerles llegar. Sabemos que los Alteranos usan piedras de comunicación para largas distancias y pensamos que en una de esas comunicaciones podríamos interceptarlos.

Johnson: ¿Interceptarlos? ¿Cómo lo han hecho?

Zeborian: Conocemos la frecuencia, la energía y demás. Por lo que hemos tenido que estar atentos a captar una señal. Por primera vez, ha habido un contacto.

Dr.Jackson: No somos los alteranos.

Zeborian: ¿Saben algo de los Asgard? No hay señal en su galaxia natal de ellos.

Dr.Jackson: Murieron.

Zeborian: Tampoco hay rastro de los antiguos.

Dr.Jackson: Ascendieron.

Johnson: ¡Devuelvanos!

Entre tanto en la Destino.

Eric Keyes se acerca a la sala de las piedras, pero observa cómo Johnson está siendo atendido por Novoa. Sherab observa desde lejos.

Eric Keyes: ¿Qué ha pasado?

Sherab: Algo con las piedras. ¡Yamamoto está investigando! ¿Qué quería?

Eric Keyes: Quería ver si el Doctor Jackson podría ayudarme con una traducción del Holon a nuestro idioma.

Sherab: Al parecer eso va a ser complicado de momento. Esas piedras no parecen ser un medio seguro de transmisión.

Eric Keyes: Para llegar entre aquí y nuestra galaxia, es la única que funciona.

Sherab: No funciona demasiado bien. Y después de eso, yo debía informar al líder de cómo está procediendo la misión, tal como se pactó con su gente.

Eric Keyes: Cómo se le informó a tu gente…

Sherab: Lo sé. Pero… Esperemos que se pueda resolver.

Entre tanto en el mundo de los Furlings.

Zeborian acompaña a Johnson y Jackson a través de las instalaciones, que son bastante esféricas. Parece haber una gran tecnología, pero parece cómo si fuese irreal, una especie de ilusión.

Zeborian: Se preguntarán muchas cosas. Pero, digamos que estamos en una nave furling, entre la galaxia de la Alianza y una cercana a ella en la que nos instalamos, tras la decisión de disolver la alianza.

Dr. Jackson: ¿Por qué la disolvieron? Algo ponía en los datos Asgard, de que hubieron problemas, ya que cada raza quería su independencia respecto a las otras y que eso de unirse, compartir toda la tecnología, no se estaba acorde…

Zeborian: Efectivamente, Doctor Jackson.

Dr.Jackson: ¿En cuerpo de quienes estamos?

Zeborian: ¡Quítense el traje!

Daniel y Johnson se quitan lo que parece ser un casco y ven que son sus rostros los que aparecen y no los de algún furling.

Dr.Jackson: ¿Qué es este milagro?

Zeborian: Eso es porque suponen que han entrado en un cuerpo y no tienen en cuenta que hay otras formas de usar la tecnología de las piedras para comunicarse, a través de entornos virtuales tal como se conoce al parecer en sus idiomas.

Dr.Jackson: ¿Esto no es real?

Zeborian: Esto es un espacio de intercomunicación virtual. Pero, no hay tiempo para eso. Nuestro pueblo necesita ayuda.

Dr.Jackson: ¿Ayuda?

Zeborian: Necesitamos, que nos ayuden pero no sabemos si disponen sistema de viaje espacial.

Dr.Jackson: Siempre puede venir a recogernos.

Zeborian: Sí, pero no podemos llegar al punto de origen de uno de vosotros, el otro al estar cerca sí que podemos llegar hasta él. Pero será necesario devolveros a vuestros cuerpos.

Dr.Jackson: Espere….

Zeborian: ¡Pónganse los cascos! Les enviaré de vuelta. Pronto, llegaremos a su planeta.

Dr.Jackson: ¿A mi planeta?

Zeborian: Al saber que hay posibilidades de solicitarles ayuda, nos dirigiremos al acabar dicha transmisión a su planeta, aunque tardaremos un tiempo.

Johnson: Al parecer, en esta ocasión no podré ser torturado por Teal’c.

Zeborian: ¿Torturado? ¿Iban…?

Dr.Jackson: Es complicado, pero este hombre, ha traicionado a los suyos e intentamos averiguar quién hay detrás de sus operaciones en la Destino.

Zeborian: Noto demasiada tensión y eso no me gusta.

Dr.Jackson: ¿Qué quiere decir?

Zeborian: Nuestras habilidades mentales son superiores a las suyas, somos capaces de sentir lo que otros sienten, somos capaces de ver con quienes sintonizamos más y menos. Eso ayuda, a tener afectos apropiados.

Dr.Jackson: Sería….

Johnson se pone el casco.

Johnson: Será mejor que te pongas el casco, Daniel Jackson.

Dr.Jackson: Sí, bueno… ¿Cómo podemos…?

Zeborian: Cuando estemos a una distancia prudencial, le teletransportaremos Daniel Jackson a nuestras naves.

Dr.Jackson: ¿Me avisarán antes?

Johnson le pone el casco a Daniel y ambos desaparecen, despertando cada uno en su punto de origen.

Makaay: ¿Qué ha pasado?

Dr.Jackson: Debo hablar con el General O’Neill y Woolsey. Esto podría ser el descubrimiento más importante de todos.

Makaay: ¿De que habla, Doctor Jackson?

Dr.Jackson: Los furlings, están vivos. En otra galaxia, pero vienen hacía aquí.

Makaay: ¿Y no serán peligrosos?

Dr.Jackson: No he tenido tiempo de preguntarles, pero han interceptado la conexión de las piedras para contactar con los Antiguos, ya que los Asgard han desaparecido.

Makaay: Al parecer no están muy al día.

Dr.Jackson: Por eso, les ayudaremos.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *