Preestreno Sensacine: Le Mans ’66

poster-final-le_mans_66

En 1966 ocurrió algo bastante insólito: Ford, un fabricante legendario por haber popularizado el automóvil entre las clases trabajadoras pero cuya asociación con coches rápidos era testimonial, presentó un equipo a competir en las míticas 24 Horas de Le Mans, y consiguió una aplastante victoria que desbancó a los por entonces intratables Ferrari. Esta historia ha sido llevada a la gran pantalla y Sensacine nos ha dado la oportunidad de conocerla con antelación.

Christian Bale es, posiblemente, el mejor actor de su generación, y aquí está tan brillante como siempre interpretando a Ken Miles, piloto de competición maduro y de personalidad difícil, pero cuyos conocimientos de mecánica y aptitudes al volante posibilitaron que el Ford GT40 se convirtiera en tiempo récord en el mejor coche de carreras del momento, y consiguiera atravesar en primer lugar la meta de la prueba más dura del mundo del motor. Matt Damon presta todo su carisma y bonhomía a Carroll Shelby, excelente vendedor y preparador de coches que arrastra su propio drama: tener que haber abandonado la primera línea de competición por problemas médicos. Caitriona Balfe (nuestra adorada Claire Fraser de Outlander) saca muchísimo partido al papel relativamente tradicional de Mollie Miles, la inteligentísima esposa de Ken. De parte del equipo corporativo de Ford tenemos a Tracy Letts (Henry Ford II), Jon Bernthal (Lee Iacocca) y Josh Lucas (Leo Beebe), y por parte de los italianos, Remo Girone interpreta al mismísimo Enzo Ferrari, y Francesco Bauco es Lorenzo Bandini, el primer piloto del equipo. Entre todos conforman más o menos el grupo de antagonistas (aunque Ford y Iacocca se mueven entre apoyar el proyecto y querer llevarlo por caminos distintos); todos dotan de bastante empatía a personajes colocados en el lado antipático de la historia, y debemos mencionar especialmente la presencia imponente de Girone y Bauco.

LeMans66 personajes

La película se centra en Miles y Shelby; nos muestra el desarrollo del coche, sus enfrentamientos con el ala corporativa de Ford, su amistad y sus dificultades personales. También vemos brevemente el intento de compra de Ferrari por parte de Ford, que de manera novelesca se transformó en que fue Fiat quien la adquirió en mejores condiciones. El filme dura dos horas y cuarenta minutos, lo que a veces nos recuerda un poco a la pièce de résistance que es la propia carrera; pero se agradece tener tantos detalles sobre lo ocurrido y sobre los personajes. Por supuesto, es en las escenas de carreras donde el director James Mangold (galardonado por En La Cuerda Floja e idolatrado en la comunidad fan por Logan) se luce, dándonos unas imágenes de competición tan espectaculares y emocionantes como cabe esperar. Además de recrear minuciosamente el aspecto y los detalles mecánicos y organizativos de la época.

Un servidor tuvo una etapa de su vida en la que el mundo del motor era obsesión; recuerdo haber pensado «¿por qué no hay más películas sobre carreras?». Así que encontrarme un proyecto como este es un regalito. Quizá se haga algo dura de roer para quien no le interese mucho el tema, pero creo que la historia, las escenas de carreras, y sobre todo las interpretaciones, tienen la suficiente fuerza para atraer a todo tipo de público.

LeMans66

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *