Review Sons of Anarchy 4×05

Recién salidito del horno llega el quinto episodio de la cuarta temporada de Sons of Anarchy, Brick. Al igual que el anterior capítulo, en este se centran exclusivamente en los personajes, no esperéis escenas de acción porque no las hay. Y alguno dirá “Pues vaya coñazo”, pero no, si algo tiene de bueno la serie de Kurt Sutter es que son tan buenos sus episodios de acción con tiros y persecuciones en moto como los de personajes, largas conversaciones e interesantes revelaciones. Y me atrevería a decir que este 4×05 ‘Brick’ es uno de los más reveladores de la serie y una pieza clave para entender el desarrollo de la temporada. Vamos, que no os lo podéis perder.

No, no se está bajando politonos

Para empezar tenemos el capítulo estructurado en tres líneas argumentales, la de Clay y su pasado con John Teller, la de Luann y su asesino y la de Juice y Roosevelt. También tenemos la segunda aparición estelar de la temporada. Si la primera fue el gran Danny -Johnny 23, y esto va para los fans de ConAir- Trejo, aquí aparece el gran Michael Knight, David Hasselhoff haciendo de fucker, pero de esto hablaré más adelante. Lo primero es lo primero.

Clay está muerto de miedo, es algo chocante ver a Hellboy con esta cara.

Sabe que van a llover mierdas y no lleva paraguas

Pero es que la que se le viene encima es importante. Las cartas inculpatorias que escribió JT antes de morir están en posesión de Tara, Piney lo sabe todo y lo ha amenazado con delatarle si no se sale del trato con el cartel de Romeo Parada.

Hago aquí un paréntesis porque Piney se lo merece. El papá de Ope es, y siempre he defendido esto, el mejor personaje de todos. Para empezar no lleva chupa de cuero, lleva el mismo chaleco tejano que llevaba desde que se formó el club. Siempre se ha mantenido en sus trece y aunque su actitud de estar de vuelta de todo nos ha llevado a creer que se acabaría volando la sesera con su vieja pistola del ejército, eso le ha dado el poder de expresar siempre lo que piensa por más que le pese a los presentes. Me encantaba cuando en las otras temporadas acababa las votaciones saliendo de la sala antes de tiempo con un sonoro portazo y adoro el momento en el que se encara a Clay y le dice que se deje de tonterías con Romeo. Atención al momento del fajo de billetes, simplemente brillante.

Me tengo que hacer un póster con esta imagen

Ahora Clay Morrow se encuentra más entre la espada y la pared que nunca porque sabe que no tiene elección y que de saberse la verdad, la situación no se saldaría con una pelea en una celda, rodarán cabezas y la suya va la primera en la lista.

Por este motivo, Clay visita a un decrépito Unser (parecía que iba a morir en cualquier momento y lleva aguantando ya cuatro temporadas) para pedirle que se haga con la correspondencia de John, en el despacho de Tara. El problema viene cuando Unser lee las cartas y todo en lo que creía sobre el club empieza a desmoronarse, sin contar con que Unser está, por decirlo de alguna manera, al servicio de Gemma, lo que significa que Gemma se entera de todo y juega su pequeño papel para manipular la conciencia de Clay a su antojo. Esto es algo que ha hecho siempre pero intuyo que en esta temporada será de gran relevancia. Veremos qué pasa.

Paralelamente, SAMCRO se dispone a encontrar y vengar la muerte de Luann, para, ya sabéis, contentar a Otto después de que se enterase que Bobby Elvis se acostó con ella durante dos meses. Otto siempre ha sido el punto débil de SAMCRO, los chicos lo saben y no piensan jugársela.

Un nombre sale a la palestra, Georgie y para dar con él deben hablar con Dondo, Dondo no es ni más ni menos que el grandísimo David Hasselhoff. Su presentación no es gran cosa, sale su nombre, corte, Hasselhoff en pantalla, pero supongo que no le querrían dar más bombo del que necesitaba. El caso es que no sé cuan importante será este personaje, personalmente y salvando las distancias, creo que está un pelín forzado pero no voy a negar que la vinculación emocional con el caso de Luann no tiene fuerza.

Bien por Luann

El percal acaba a medias, justo antes de enviar a Georgie al cielo de los asesinos, una información interesante sumada al ímpetu de Clay por forrarse antes de jubilarse, hace que se replanteen lo de su liquidación. Así que un trato por aquí, una mentirijilla por allá y todo solucionado, SAMCRO style!

La nota negativa, lo de Opie. El personaje es bueno, pero tiene un tema recurrente que empieza a estar más quemado que el mapa de Bonanza. Si te quedas sin jugo para el personaje, espérate, no tires de fórmula y vuelvas a lo mismo. El tema con Lyla y su controvertida manera de ganarse la vida ya se cerró con la boda. Encuentro una mala decisión volver a remover la mierda de Opie, basicamente porque hay cosas más importantes y esto, quieras o no, te saca de la trama principal.

Finalmente está el PROBLEMÓN. Juice está más jodido que cuando estuvo en la cárcel por allá la segunda gloriosa temporada. Roosevelt está jugando la carta del racismo con él y nuestro portorriqueño favorito no puede hacer otra cosa que ceder. No quiero explayarme spoileando pero como todos los grandes follones en Sons of Anarchy, esto solo puede acabar de manera grande y el final de este episodio nos apunta a un percal de proporciones titánicas.

Al menos yo, no puedo esperar a que se descubra el pastel.

Concluyendo, y como dije en mi post de presentación, muy mal pintan las cosas para los Sons, ya no es el entorno lo que está podrido, es el propio club. Se palpa en el ambiente, se nota en las miradas, hay desconfianzas y ninguno las tiene todas consigo.

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. pepe dice:

    excelente review, muy buena serie!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *