Review Sons of Anarchy 5×02

La pietà

No serás la mejor, pero desde luego los tienes MUY bien puestos. Por capítulos como este me encanta seguir y escribir las reviews de SoA. Es una serie que sí, tiene sus momentos flojos, tiene sus capítulos malos y, como dicen algunos amigos míos, tiene temporadas penosas (la 4ª no hizo buenas migas con ellos). Sons of Anarchy no es la mejor serie del mundo pero es que tampoco se lo pido y creo que nadie lo hace, es por eso, por la tranquilidad que da saber que no te estas jugando tu puesto en el podium (para eso ya está Breaking Bad, Game of Thrones, Six Feet Under, The Wire y un largo etc), por lo que capítulos como el segundo de esta quinta temporada son tan grandes. Y es que Kurt Sutter consigue sacar lo épico de los pequeños momentos, a fuerza de trabajarse unos personajes durante años. Es una serie de acción, ya, pero creo que no es lo que prima, el leit motiv de Sons Of Anarchy son sus personajes y gracias a esta máxima nos pueden regalar episodios como el de hoy. Hacía tiempo que no me pasaba, lo de disfrutar más de capítulos de personajes que de episodios llenos de explosiones donde no paran de pasar cosas. Creo que este equilibrio tan cuidado entre acción (tiros, persecuciones, peleas) y drama (conversaciones, enfrentamientos verbales, cruces de miradas) es lo que está subiendo a la serie de SAMCRO a mi TOP 5 de mejores series de la historia de la humanidad.

Empieza donde lo dejó la semana pasada, con todos los personajes recomponiéndose de lo vivido, especialmente Unser, al que le harán falta algunas tiritas y betadine. Jax, Chibbs y Bobby tienen que encontrar a Tig antes de que lo haga la poli y Clay, bueno, bastante tiene con aguantarse los pedos. Durante todo el episodio se empieza a entrever la gravedad del asunto. Los Sons saben la que se les viene encima y tu también, lo de Tig fue una macrocagada (ya lo dice Jax) y ahora se tienen que preparar para lo peor. Normalmente se esperaban hasta mitad de temporada para mostrar cuan jodidos estaban, esta vez no, como en la estupenda tercera temporada, empiezan jodidos y ojalá veamos una de esas remontadas como con los irlandeses y Stahl (Dios qué grande fue).

Lo dicho, por un lado tenemos a Jax, Chibbs (en busca y captura) junto con Bobby bucando a Tig, por otro a Clay con Juice ayudando a Unser después de la tunda. Y con esto ya tenemos capitulazo. El tema Unser mola como está tratado, el viejo poli, colado por la chica del malo (Gemma), se resiste a abandonar la casa de ésta (¿esperando otro beso, tal vez?), cuidando la cotorra (su única amiga ahora mismo, como bien dice). Fortuitamente es víctima de una serie de ataques anónimos que se están llevando contra SAMCRO, alguien está atacando a gente relacionada con el club en lugar de ir a por los moteros. Y el sheriff Roosevelt está ya que le explota la bolsa escrotal con tanto follón en Charming.

¡Cómo está la muchachada!

Del lado de Jax y cía. no están mucho mejor, entre lo de estar perseguidos por la ley, tener que esconderse en un burdel y no poder contactar con Romeo Parada para que les saque las castañas del fuego, el nuevo presi de SAMCRO no gana para disgustos. Es con Jax con quien nos regalan los mejores momentos del capítulos. La visita a la hija de Tig, Fawn, a mitad de episodio, la charla con Romeo, la boda exprés y el que creo es el momentazo del episodio. Me refiero, por supuesto, a la conversación que tiene Jax con Nero Padilla. Brutal escena que culmina con una persecución estupenda. Es aquí donde Nero se tenía que ganar nuestros corazones, donde Kurt Sutter debía demostrar que sabe crear personajes y vaya si lo consiguen, ambos. Nero Padilla en cuatro minutos demuestra ser un tío de buen corazón con unos testículos de acero templado y con un carisma a la altura de los grandes de la serie. Mención especial a su frase “Lo siento, no salgo mucho” después de acojonar a Jax en un ‘a ver quien los tiene más grandes’.

Grande

Cambiando de bando, Clay ‘Nosferatu’ Morrow visita a Opie (con un par, di que sí), en su casa. Nosfera… Clay, quiero decir, es un tío listo y no hace falta ser muy hábil para saber la que se trae algo entre manos, es cuestión de tiempo. En este caso persuade a Ope para que vuelva al redil, que SAMCRO lo necesita más que nunca. Lo mejor de todo es que el maldito ex-presidente lo consigue. En uno de los momentos más épicos de lo que llevamos de serie, cuando Jax, Tig y Chibbs se han entregado a la policía, cuando se disponen a hacer un salto de fe (si Romeo Parada les falla, morirán en la cárcel), aparece Ope y un simple puñetazo le basta para quedarse junto a Jax en su nueva aventura presidiaria.

Ahi va el yayo…

Opie ha vuelto para cuidar de su presidente, su amigo, su hermano. Yo con los pelos de punta (la canción del final siempre ayuda) y el capítulo listo para cerrarse, de una manera muy seria, muy formal, Gemma entrando en la habitación de Nero, Pope siendo informado de la captura de los Sons y Jax aferrándose a su anillo de casado, lo tiene difícil pero no caerá así como así, ahora que tiene mucho por lo que luchar.

P.D. ¡No me lo puedo creer! La hija de Tig tiene Tin Cup, ¡¡en VHS!!

Tin Cup, con Kevin Costner y René Russo

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. FerSmith dice:

    me habia estancado en la mitad de la cuarta temporada, buen review, ya estoy dandole altorrent para alcanzar la quinta en maraton de finde¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *