Crónica London Film & Comic Con 2014

Como ya os contamos en otros años, La LFCC es uno de los eventos para fans más importantes de Europa. Aunque el contenido en cuanto a actividades y charlas es algo rudimentario comparado con otras, la gran cantidad de estrellas invitadas y el divertidísimo ambiente que crean los cosplayers y los propios asistentes, así como su precio muy asequible, la hacen muy recomendable para cualquiera que tenga la suerte de vivir cerca o pueda permitirse el viaje y alojamiento en la City.

Este año la convención ha dado un salto cualitativo y cuantitativo; el número y la categoría de los actores y autores invitados ha sido mucho mayor que el de otras ocasiones, hasta niveles que no creíamos posibles; y esto ha supuesto un aumento en el número de visitantes que la organización ha sabido manejar sólo a medias. Luego volveremos a eso, pero quedémonos con que hemos tenido invitados de la talla de Carrie Fisher, Michael Madsen, John Hurt, George A. Romero, o el mismísimo Stan Lee.

Además también ha crecido a lo ancho, por así decir. Desde siempre, el grupo de invitados no sólo ha abarcado autores de cómics y actores de películas y series de televisión, sino también luchadores de wrestling norteamericano, lo cual ya es una mezcla bastante exótica. Este año, además, había una nueva sección dedicada a la literatura juvenil; a un servidor ni le sonaban los nombres de ninguno de los escritores que formaban parte del evento, pero las colas que tenían las mesas de firmas de alguno de ellos certifican que había mucho interés por parte de un sector de los asistentes.

Con este aumento de volumen se hacía imprescindible más espacio. Además del enorme hangar que acoge el pabellón 2 de Earl’s Court, se habilitó también el pabellón 1 para alojar la mayoría de los contenidos relacionados con el cómic (tiendas, talleres, sesiones de firmas de escritores y dibujantes), y una de las salas de conferencias. Uno de los grandes aciertos de la convención fue, también, ampliar el horario con una sesión el viernes por la mañana dedicada exclusivamente a firma de autógrafos de Stan Lee, que lógicamente fue uno de los más demandados del evento, si no el que más. Aunque Stan the Man ya tiene 92 años, y un aspecto ciertamente frágil, es indescriptible la sensación que supone estar delante del creador de todos esos personajes que tantos buenos ratos nos han hecho pasar en cómic, cine y televisión, e incluso nos han inspirado para ser mejores personas; por no mencionar sus divertidas apariciones en las películas del Universo Marvel o en esa obra maestra incomprendida que es Mallrats. El día anterior pasamos la tarde en una tienda de cómics escogiendo con mimo el ejemplar más adecuado para su firma; es un recuerdo que nos llevamos para toda la vida, y además una ocasión única dada su avanzada edad.

Mientras esperábamos a que se abriera el pabellón, tuvimos el raro privilegio de ver cómo se colocaban en posición, en la explanada de asfalto de entrada a los pabellones, otros de los protagonistas de la convención; los coches y el camión de las películas de Transformers. A lo largo del fin de semana, diferentes vehículos se dejaron ver por la zona; entre ellos un DeLorean y una furgoneta de Regreso al Futuro que hicieron una brevísima aparición, y dos Batmóviles que pudieron ser contemplados en la zona de cómics.

Como todos los años, aprovechamos nuestra estancia en Londres para hacer algo de friki-turismo; esta vez el momento cumbre de esto fue nuestra visita a Speedy’s, el café que aparece en todos los episodios de la excelente serie de la BBC Sherlock. Como era de esperar, el local está decorado con fotos del rodaje, menús alusivos a los personajes, y todo tipo de referencias a la serie; pero lo que nos sorprendió gratamente es que la comida es estupenda y el precio de lo más razonable. Recomendamos encarecidamente que os paséis por allí.

Otro de los momentos que no pueden faltar en una London, es el paseo del hotel a la convención ataviados con nuestros cosplays. Esta vez, en honor a Stan Lee, casi todo el grupo iba ataviado de personajes de Marvel; nos costó trabajo salir del hotel por el entusiasmo que despertábamos entre los huéspedes, el personal que trabajaba allí, y los niños que pasaban por la calle. Una vez en el evento, y tras un rato de espera bastante razonable, pudimos disfrutar del ya familiar ambiente de la London, cuya entrada presidía esta vez un enorme cráneo de dragón, y de los primeros encuentros con nuestros ídolos. Además de la foto con Stan Lee, yo me llevo un recuerdo muy bonito de Terry Farrell, la intérprete de Jadzia Dax en Espacio Profundo 9, que al ver que yo era el único de la fila con uniforme de Star Trek, me sorprendió dándome un efusivo abrazo en el momento de la foto. Nuestros compañeros de viaje protagonizaron un momento memorable, no sólo para nosotros, sino para todos los que lo presenciaron; los dos Capitanes América improvisaron una desternillante adaptación marvelita del baile del Homer Malo y el Homer Bueno, con la ayuda de un bastón de Loki cuya dueña pasó del terror al orgullo al ver el uso que se le dio a su creación.

El sábado fue cuando, en mi modesta opinión, la organización se vio claramente desbordada por la afluencia de gente. Los que teníamos entrada reservada tuvimos que esperar muchísimo para poder entrar; los que no la tenían se tuvieron que volver a casa en vista de que el aforo estaba completo, en algunos casos después de esperar todo el día; y una vez dentro, la masificación era tal que apenas se podía uno mover por el hangar, por no hablar del calor insufrible que reinaba en el interior. Cualquier situación de riesgo habría supuesto una catástrofe segura, pero por suerte no ocurrió nada significativo.

Este año decidí por primera vez llevar cosplay para las fotos oficiales con los actores, y os diré que disfruté muchísimo con la experiencia. Además del recuerdo de la foto, lo mejor de esto es el breve momento que compartes con tus actores favoritos; y fue mucho más memorable cuando Summer Glau me felicitó por mi cosplay, John Hurt declaró su aprobación, o Jason Mewes y ese duro entre los duros que es Michael Madsen se mondaban de risa. Otros compañeros de viaje tuvieron sus propios momentazos: como fotografiarse junto a Carrie Fisher, la mismísima Princesa Leia, luciendo unas ensaimadas en la cabeza. Mencionar que Carrie insistía en estar acompañada de su mascota durante las sesiones de fotos, y algunos fans lo incluyeron en la foto. Aparentemente este perro es toda una institución en el mundo Star Wars.

De entre todos los espectaculares cosplayers que encontramos durante la jornada, quiero destacar a Santatory, que además de un muy logrado vestido de Margaery Tyrell, lucía un increíble parecido físico con Natalie Dormer; y unas chicas que iban ataviadas de Mario Kart, coches incluidos, con las que tuve la ocasión de intercambiar breves pero jugosos consejos sobre disfraces nintenderos.

Con tanta gente junto a la que fotografiarse, apenas quedaba tiempo para disfrutar de otro tipo de actividades; pero no quisimos perdernos el panel de los creadores de Sherlock. Los guionistas Steven Moffat y Mark Gatiss (este último también intérprete de Mycroft Holmes en la serie), junto a la productora Sue Vertue, dieron una entretenida y distendida charla sobre los pormenores de la creación de la serie que conocemos hasta ahora; aunque esquivaron con un jocoso «What season 4?» cualquier pregunta sobre la nueva temporada.

A lo largo del fin de semana nos fuimos encontrando viejos conocidos del mundo de las convenciones; ya sea amigos de casa que se han afincado en Londres, gente de allí o de todo el mundo que hemos conocido de evento en evento, o incluso, gente que contactamos por Internet para encontrarnos en el lugar. Como de costumbre, esos desconocidos que al poco tiempo ya no lo son tanto gracias a la afición que compartimos suponen lo mejor de las convenciones.

De entre los actores que pudimos conocer el domingo quiero destacar a Ian McDiarmid, el imponente intérprete del Emperador en la saga Star Wars, que respondió con la nota justa de irónico buen humor a nuestras reverencias; Eddie Olmos y Jamie Bamber, con quienes pudimos hacernos una estupenda foto de Adama padre e hijo; Robert Hays, el mítico protagonista de Aterriza Como Puedas, que hizo gala de una tremenda calidez y cercanía y a quien le encantó mi camiseta; y Stephanie Leonidas, la Irisa de Defiance, que nos sorprendió a todos con su deslumbrante belleza y simpatía.

Cuando se acabó el evento nos quedamos un buen rato sentados en los alrededores de la entrada; en parte por cansancio, y en parte porque nos daba mucha pena irnos. Pero todavía no se habían acabado los momentos especiales. Además de ver y fotografiar a algún cosplayer de última hora, nos cruzamos con Glenn Morshower, actor presente en multitud de sagas como X-Men, Transformers o 24; que accedió a hacerse una foto casual con nosotros con una formalidad y afabilidad propia de un caballero de los de antes. También vimos salir a Kenny Baker, el intérprete del mítico androide R2-D2, que nos inspiró un aplauso espontáneo; y, en su modestia, vimos como sacaban a los batmóviles del garaje y se llevaban el cráneo de dragón en un camión plataforma.

La verdad es que no puedo decir que la impresión haya sido 100% positiva. En los peores momentos de aglomeración masiva del sábado, recuerdo haber pensado que el año que viene no volvería. Pero es verdad que eso se olvida muy rápido, y en cambio los buenos recuerdos permanecen; y que si hace dos años me hubieran dicho que tendría la oportunidad de conocer a actores o creadores del calibre de los que hemos visto en esta ocasión, me habría costado creerlo. Quiero confiar en que la larga experiencia de los organizadores a la hora de levantar eventos de estas características les hará solventar muy rápido los errores cometidos esta vez, y que el próximo año funcionará todo mucho mejor. Como ya os he dicho, la entrada al evento es bastante más barata que otros similares como la FedCon; y si buscáis un poco y con tiempo, podéis encontrar vuelos y hoteles muy asequibles. Además, ni siquiera hace falta saber mucho inglés para disfrutar la experiencia a tope. A la mínima posibilidad que tengáis, haced todo lo posible por venir!

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. doikea dice:

    Mucha envidia por el abrazo de Terry Farrell. Parecia adorable en un DVD que me compre de una FedCon, con Michael Dorn

Responder a doikea Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *