Crónica de la FedCon 22

El pasado fin de semana, del 9 al 12 de mayo, se ha celebrado la 22ª edición de la FedCon. Como os adelantamos en el artículo previo, se trata de una de las mayores convenciones de ciencia-ficción de Europa (principalmente de Star Trek pero dan cabida a todas las sagas). Os contamos lo que hemos vivido durante estos fantásticos días.

Jueves

Nada más llegar pasamos por el hotel donde nos alojábamos (diferente del de la convención por cuestión de precios) y volvimos sobre nuestros pasos, puesto que el Hotel Maritim donde se celebraba el evento está al lado del aeropuerto de Düsseldorf. A la hora de acreditarnos tuvimos el primer contacto con la organización alemana: sólo había una fila, pero se daba prioridad a los que tenían un número bajo de reserva. Gracias a este curioso sistema no tuvimos que esperar demasiado para recibir nuestra acreditación, así como una bolsa decorada con motivos de la convención y llena de revistas, material promocional (casi todo en alemán, por desgracia) y una copia del juego Star Trek Online.

Cuando fuimos a comprar tickets para autógrafos, nos llevamos una pequeña gran decepción. Algunos actores habían cancelado en el último momento: LeVar Burton, Roxanne Dawson, Alexander Siddig… y Tricia Helfer, uno de los mayores atractivos del evento para nosotros. Aun así, debemos decir que nos lo hemos pasado tan bien que no la hemos echado demasiado de menos.

Comimos rápidamente en el MacDonalds del aeropuerto y asistimos a los primeros paneles: Matt Frewer (conocido sobre todo por Eureka, aunque también por Max Headroom o películas como Watchmen) y Jasika Nicole, la adorable Astrid Farnsworth de Fringe. Jasika nos pareció especialmente encantadora.

Seguidamente pudimos darnos una vuelta por la parte de tiendas y exposición. Había cosas muy interesantes: maquetas de Iron Man o Galactica, una colección de uniformes de Starship Troopers, un espectacular LCARS hecho con cristal líquido, unas impresionantes mochilas de Cazafantasmas estilo steampunk, una TARDIS de madera de tamaño natural, aliens y depredadores de metal… En cuanto a las tiendas, había camisetas muy chulas, enormes colecciones de autógrafos y más cosas, pero casi todo a precios un tanto elevados.

A media tarde tuvo lugar la ceremonia de apertura (curiosamente, después de algunos de los paneles). Nos presentaron un bonito vídeo de homenaje a la lanzadera espacial acompañado de luces estroboscópicas. Hizo su primera aparición Garrett Wang, uno de los protagonistas de Star Trek Voyager, que además de ser uno de los invitados ejerció de maestro de ceremonias durante toda la convención; y presentó a los demás actores. JG Hertzler y Robert O’Reilly, famosos por haber interpretado a klingons en La Nueva Generación y Espacio Profundo 9, causaron sensación al aparecer caracterizados de klingons, uno de ellos con unos lederhosen típicos alemanes. Anthony Montgomery (Star Trek Enterprise) se lució con un discurso de bienvenida en alemán. Y el gran John Barrowman (protagonista de Torchwood e invitado habitual en Arrow) empezó a darnos una idea de lo que nos esperaba, cogiendo a la mascota de la FedCon y metiéndosela en los pantalones.

Por la noche pudimos disfrutar del primer momento memorable. Casper Van Dien, Dina Meyer y Patrick Muldoon, protagonistas de Starship Troopers, presentaron una actividad consistente en proyectar la película acompañada de sus comentarios en vivo. En algún punto de la proyección conectaron vía Skype con Ed Neumeier, guionista de la película y de otras como Robocop. Fue algo bastante gracioso pero sin pasarse… hasta mitad de proyección que se unieron a ellos John Barrowman y Eve Myles (su co-protagonista en Torchwood). John sobre todo elevó los niveles de cachondeo y gamberrismo a altura épica. Como botón de muestra: en el punto de la película en que los protagonistas se quedan desnudos, empezaron a bromear sobre si han envejecido bien o no, y Eve procedió a quitarle la camiseta a Casper; John decidió no quedarse atrás y se quedó en calzoncillos. Delante de todos nosotros. Posteriormente hubo una ronda de preguntas; los propios Eve y John (ya vestido) bajaron a la zona del público a acercarles los micrófonos a quien quisiera preguntar. John aprovechó para ponerse muy cariñoso con todo aquel a quien se acercara.

Cuando salimos nos fuimos a la fiesta. El propio hotel propocionaba una barra de bar y zona de DJ con la que animar la noche, y nos hacía precio especial en las consumiciones durante los días de la convención. Había una zona VIP reservada a los actores, en la que casi siempre podíamos encontrar a los más fiesteros: los Troopers, John Barrowman, Claudia Black (Stargate, Farscape), Gigi Edgley (Farscape) y Tracee Cocco (Star Trek Nueva Generación).

Viernes

El viernes nos dedicamos sobre todo a hacernos las fotos con los actores. De nuevo, el sistema era una exhibición de eficiencia germana. Había franjas horarias para cada actor o grupo de actores, y las filas se iban organizando con la antelación necesaria para que al llegar el momento todo fuera rápido; el momento de hacerse la foto pasaba muy deprisa, ya que los organizadores insistían en dejar paso al siguiente, pero daba el tiempo justo para intercambiar una frase o dos o para decidir hacer algo especial con la foto. Debemos mencionar especialmente a Dina Meyer y a John Barrowman y Eve Myles, siempre dispuestos a probar alguna variante original.

Ese día tuvimos bastante tiempo para pasear por la convención y disfrutar con la espectacularidad y el buen humor de algunos cosplayers. Durante los paneles se dejaron sentir las ganas de pasarlo bien que se habían contagiado a todos los invitados. El de Eve Myles fue interrumpido por la aparición en el escenario de Casper Van Dien, que vino a traerle un té; y por un Dalek teledirigido de tamaño natural que intentó asustarla sin éxito. JG Hertzler y Robert O’Reilly no iban caracterizados de klingon, pero más que contestar preguntas se dedicaron a bromear con el público y a hacer el ganso con las letras del escenario que formaban la palabra Fedcon, incluyendo una lucha usando la C como bat’leth.

Colin Ferguson (protagonista de Eureka) no hizo tantas gamberradas, pero nos causó una excelente impresión por su cercanía y su entusiasmo por estar en contacto con los fans. Ben Browder (Stargate SG-1 y Farscape) nos contó el impacto que había supuesto para él conocer a John Barrowman; su habitación estaba al lado de la de él, y había oído ruidos extraños por la noche, se había asomado a la ventana y había visto la cabeza de John entrando y saliendo… Decidió que lo mejor era echar agua al escenario para evitar que se acercara. Quien vino fue Claudia Black, a avisarle de que si seguía haciendo eso podría causar un grave cortocircuito; él siguió haciendo amago de tirar agua, como un niño travieso pero en grande.

Durante el panel de John Barrowman, nos contó su versión de la historia de Ben: Eve y él se habían quedado hablando hasta altas horas de la noche, desnudos, y se pusieron a bailar. En algún momento se dieron cuenta de que tenían la ventana abierta y se les veía el reflejo en el edificio de enfrente; John se asomó y vio a Ben asomado, primero mirándole a él y luego al reflejo. Casper también hizo su aparición en este panel, esta vez cubierto por una sábana: ¡Casper el fantasma amigable! Gamberradas aparte, John nos deslumbró con sus respuestas y nos pareció la estrella perfecta: encantado con su vida, encantado con ser gay, decidido a toda costa a sacar algo positivo de todas sus experiencias, y desbordantemente agradecido con todos sus fans.

En la fiesta de por la noche, pensamos que el DJ no combinaba canciones con demasiada gracia y que el ambiente estaba algo soso. Acudió al rescate nada menos que Anthony Montgomery: resulta que además de actor ha grabado un par de discos de rap, y nos dio un entretenidísimo mini-concierto.

Sábado

El sábado comenzaban las sesiones de firma de autógrafos, pero iban ordenadas por número de reserva y enseguida vimos que no nos tocaría hasta el domingo, así que pasamos una mañana tranquila deambulando por la convención. A mediodía comimos en otro de los locales del aeropuerto, un restaurante típico alemán que parecía haberse convertido en el bar de Quark a juzgar por el número de comensales con uniforme de la Federación de Planetas Unidos.

Por la tarde asistimos al segundo panel de Jasika Nicole, esta vez en la sala pequeña que propició un ambiente más cercano y acogedor. Se dio un momento especialmente divertido: ella nos contó que la primera noche la había sacado a bailar un chico durante la fiesta, y el susodicho se puso a la fila de las preguntas para invitarla a bailar nuevamente. Después fuimos al panel de Anthony Montgomery y Linda Park (Star Trek Enterprise). El público les animaba a que cantaran el tema de la serie («Where My Heart Will Take Me» de Russell Watson); ellos alegaron que no se sabían la letra, pero alguien la buscó en un tablet y se lo dejó, por lo que se quedaron sin excusas y la cantaron. Les salió preciosa, además.

A continuación se celebró el concurso de cosplay. Entre el gran nivel de todos los participantes debemos destacar las chicas caracterizadas de Nova y Kerrigan del juego Starcraft II; los niños que iban de Doctor Who y Madame Pompadour; un Iron Man que nos causó tanta admiraciòn por el trabajo de hacerse la armadura como por el de moverse con ella puesta; y un grupo completo de personajes de Spaceballs bailando al son de Rocky Horror Picture Show o Village People. Lo malo es que algunas representaciones estaban habladas en alemán, lo que contribuyó a que se nos hiciera un poco largo. A continuación se proyectaron una serie de vídeos musicales de canciones alusivas a la convención, que parecían ser divertidísimas, pero que desgraciadamente estaban en alemán con subtítulos en alemán. Tironcillo de orejas por no haber hecho los subtítulos en inglés, así lo podríamos haber disfrutado todos.

Después asistimos al panel conjunto de Ben Browder y Claudia Black. La sombra de John Barrowman seguía planeando por el evento; Ben se mostró sorprendido de que John nos hubiera contado lo que él había visto por la ventana y había callado discretamente, y declaró que la convención debía rebautizarse como BarrowCon. Aparte, Ben y Claudia nos demostraron que su química sobre el escenario es igual o mejor que la que conocíamos en pantalla, y nos hicieron pasar un rato muy entretenido y divertido.

La fiesta de por la noche estuvo amenizada por Brass Knuckle Boogie, un grupo alemán de rockabilly. Además contaron con algunos invitados especiales. Los actores de Starship Troopers se subieron al escenario y Patrick cantó dos canciones de Jerry Lee Lewis, bastante bien por cierto; les acompañaron primero John Barrowman a los coros, y luego Anthony, Claudia, Tracee y Gigi bailando (casi no cabían en el escenario). A continuación se sumó al concierto Nicole Padberg, cantante del grupo musical de JG y Robert, que nos impresionó con sus versiones de Janis Joplin. Durante el resto de la fiesta Barrowman estuvo bailando con todo el mundo, haciendo gamberradas locas pero inocentes, haciéndose fotos con todo el que quiso, y demostrando que no habla por hablar cuando dice lo agradecido que está con sus fans.

Domingo

El domingo sí que pudimos acceder a la sesión de autógrafos. Nuevamente la organización alemana hizo que las colas fueran largas pero muy eficientes. John estuvo muy simpático con nosotros, a pesar de que parecía estar pagando cara toda la diversión de la noche anterior.

La tarde comenzó con el panel de los actores de Starship Troopers. También fue en la sala pequeña, y también fue un ambiente más íntimo. Dina y Patrick se bajaron entre el público a acercarse para los que querían preguntar. Un chico comenzó diciendo que era la primera vez que hacía una pregunta en una convención, y Dina dijo que debían convertir la ocasión en especial y le subieron al escenario con ellos para hacer su pregunta.

El último panel fue el de John Barrowman y Eve Myles. Nuevamente nos encandilaron a todos con su simpatía, sentido del humor y maestría a la hora de dar espectáculo. A continuación tuvo lugar la ceremonia de cierre. Hubo otro espectáculo de luces estroboscópicas, esta vez sin vídeo; una repetición de los vídeos musicales del concurso de cosplay; y salieron todos los actores a despedirse. A destacar el crowdsurf de JG Hertzler, la canción «Morn to be wild» de Mark Allen Sheperd (Morn en Star Trek Espacio Profundo 9); y Ben Browder y John Barrowman, que culminaron su tira y afloja durante todo el evento con un beso en los labios que arrancó una ovación al respetable.

A continuación comenzaron las despedidas, aunque algunos nos quedábamos hasta el día siguiente. Cenamos en un restaurante cercano y volvimos al hotel. Ya no había DJ ni barra de bar extra, y los precios volvían a la normalidad, pero precisamente por eso el ambiente era más propicio para tener conversaciones tranquilas con la gente que habíamos conocido de pasada durante el evento.

Ha sido una experiencia muy interesante y muy diferente de las convenciones pequeñas a las que estamos acostumbrados en España. La verdad es que no todas las diferencias son positivas. La masificación hace que el contacto con los actores no pueda ser tan cercano, y la barrera del idioma, incluso si nos manejamos medio bien en inglés (lo que es requisito imprescindible), hace más difícil que surjan conversaciones espontáneas y acabemos conociendo a todos los asistentes. Pero el de ver a tantos nombres importantes juntos, el contacto con fans de diferentes países, y los momentos mágicos que hemos vivido, nos llevan a recomendar sin duda que probéis a ir al menos una vez en la vida.

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Oh que grande tio, una crónica excelente!! ^^
    Me ha alegrado el día leerla, recordar grandes momentos que no se olvidarán (sobretodo los vividos con Barrowman) es sin duda gratificante y hacerlo con buena lectura todavía más :)
    Esperamos que la suerte nos acompañe (monteriamente sobretodo) y podamos asistir a la próxima!
    Sin duda, no heché nada nada de menos a Tricia finalmente. Barrowman, Browder, Colin Ferguson y compañía dieron la talla durante toda la convención, personas encantadoras y muy abiertas a acercase a los fans cuando hay ocasión.
    BarrowCon Say We All! xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *