Stargate Mistery – Capítulo 1: Secretos

Este fan fic es escrito cómo versión a partir de la pelicula de Roland Emmerich, partiendo desde el momento en el que Ra es asesinado, han pasado varios años y ciertamente, nuevos personajes junto a Daniel Jackson y Jack O’Neill vivirán nuevas aventuras.

El Coronel Jack O’Neill junto a Charles Kowalski, Ferretti y el resto del grupo de exploradores al planeta Abydos acaban de llegar a la Tierra tras derrotar a Ra. El informe oficial al General West es que Abydos ya no existe ni Ra ni ninguna otra amenaza.

Jack O’Neill finalmente logra retirarse, tal como deseaba antes de unirse a esta misión. La que sería la última de su carrera militar.

Unos meses más tarde, en una misión secreta en otra región del planeta tierra, un militar inglés: Peter Meyers se topa con lo desconocido. Combate contra un grupo de soldados enemigos. Logra finalmente adentrarse a uno de los edificios en solitario. Va a disparar contra un enemigo, este se gira y le mira con ojos brillantes.

Enemigo: ¿Cómo osas enfrentarte a tus dioses?

Peter: ¿Dioses?

El enemigo, con su mano hace volar a Peter por los aires. Creyéndole muerto, este extraño individuo huye. El equipo de Peter Meyers se acerca para ayudarle. Sin comprender mucho, descubre una web, de un personaje desconocido sobre una conspiración.

La primera entrada del blog dice así:

“Mis compañeros de la misión a un planeta lejano del nuestro han muerto y desaparecido misteriosamente. He procurado contactar con el General que llevaba el proyecto, lamentablemente también ha muerto. Vistas las circunstancias he tenido que ocultarme, y ser ayudado gracias a una persona que domina la informática.

Sospecho que intentan silenciar el proyecto del stargate, al menos de los que participamos en él. Desconozco los motivos.

Ciertamente usan el aparato para viajar a otros planetas y no precisamente para enviar regalos de navidad. La situación es peligrosa. Me temo que los amigos de Ra han tomado el planeta u otros enemigos desconocidos. Si quieres unirte a la batalla, contactamos y nosotros ya te encontraremos. “

El coronel Meyers tiene unos treinta años de edad, se mantiene joven. Ha ascendido rápidamente en su escalafón militar, pero tras su encuentro con el ser de ojos brillantes que afirma ser un dios, ha abandonado la carrera militar por motivos personales. En su informe no hace mención en ningún caso del ser. No se fía, lleva años viendo como un mundo que debía estar en paz no lo está. Ha leído muchas obras literarias y filosóficas, además de ver muchas películas y series. Fan de una serie de ciencia ficción britanica, siempre ha sospechado la influencia alienígena en nuestro planeta.

Evidentemente no sospecha que está más cerca de la realidad de lo que cree.

Tranquilamente camina por la calle, cuando de repente es gaseado y transportado en un camión sin dejar rastro alguno.

Despierta de repente en una sala a oscuras, en una gran jaula. Una voz le habla.

Voz: ¡Coronel Meyers! Está usted en un lugar secreto, un antiguo zoo abandonado de un lugar que no merece ser mencionado por razones de seguridad. En tal caso, usted ha leído nuestro blog. ¿Cierto?

Peter Meyers: ¡Cierto!

Voz: Yo he escrito este blog. Por razones de seguridad mi identidad no puede serle relevada. Mis hombres le han traído aquí para combatir a una amenaza. Se hacen llamar los goaul’d y por razones desconocidas gobiernan en las sombras nuestro planeta. Por lo que en realidad nosotros estamos al margen de la ley. Por desgracia controlan el stargate.

Peter Meyers: ¿Y qué quiere que haga?

Voz: ¡Sospechamos que tu gobierno esconde pruebas de un posible segundo stargate que los nazis hubiesen encontrado y por el cual hubiesen huido algunos de sus mandatarios!

Peter Meyers: ¿Nazis?

Voz: Sí. No sabemos dónde se ocultaría esta segunda puerta o tecnología alienígena que usaron los nazis, pero creemos que usted como exmilitar británico podría hacerse con esos papeles abandonados en un almacén.

Peter Meyers: ¿Cómo conoce su existencia?

Voz: ¡Tenemos gente que sabe de estas cosas aquí!

Peter Meyers: ¿De estas cosas?

Voz: Ella ha visto esos papeles y al leer sus comentarios ella ha intuido que usted podría trabajar para nosotros. Que usted es de fiar, pero yo aún no confío lo suficiente en lo extrasensorial. Será devuelto a su hogar. Se le dará un sobre con información al respecto de estos papeles. Deberá seguir las instrucciones. Si sigue correctamente las instrucciones, tal vez podamos confiar en usted, pero si compromete nuestra seguridad será abandonado a su suerte.

Peter Meyers: ¿Abandonado a mi suerte?

Voz: Con una medicina que le borrará la memoria. No es el primero que viene aquí y al que se le da la oportunidad de demostrar que se puede uno fiar de él o ella. Pero no todos lo recuerdan.

Peter Meyers: ¡Entiendo! Acepto la misión.

Voz: ¿Por qué? ¿O para qué?

Peter Meyers: Mire, no sé quién es. Verá, … hace un tiempo me encontré con un tipo de ojos brillantes que decía ser uno de mis dioses. Con su mano me elevó dejándome inconsciente. Supongo que me creyó muerto y se fue. Pero…

Voz: Un goaul’d. Esos seres se meten en la cabeza y poseen su voluntad. Al parecer han tomado nuestro planeta y no hace poco precisamente.

Peter Meyers: ¿Qué quiere decir?

Voz: ¿Quién cree que casi provoca la destrucción nuclear de nuestro planeta con la crisis de los misiles? ¿Quién cree que era realmente Hitler? Los datos que maneja nuestra organización es esta. Datos de que muchas de nuestras guerras son causadas por intereses alienígenas. Sea para despistar, sea para entretenerse, controlar nuestra población o lo que sea.

Peter Meyers: Veo que no ha investigado las causas.

Voz: ¡Coronel! Tiene una misión.

Después de eso, un gas se llena en la habitación dónde esta Meyers, un somnífero. Es trasladado de nuevo a su hogar.

Al despertar, ve un sobre con instrucciones.

Decide coger su vehículo y acercarse a un archivo militar. Naturalmente se le ha dado unos nuevos accesos falsos, identidad falsa…

Se adentra en los archivos sin problemas. Decide investigar asuntos clasificados primero relacionados con alienígenas. Por desgracia descubre una amplia sección de ellos de incidentes con alienígenas.

Va hojeando varias cosas. Observa fotos de diversas razas alienígenas que al parecer han influenciado en nuestro planeta y de que al parecer según algunos informes nuestros amigos de ojos brillantes goaul’d nos han protegido. ¿Protegido o nos han obligado a atacarles?  Se pregunta Peter mientras lee los informes, que lógicamente han sido redactados por militares al servicio de los que ahora gobiernan y que de humano solo tienen el cuerpo pero con alma alienígena hostil.

De repente toca con documentación clasificada sobre los nazis.

Allí ve una serie de planos extraños sobre tecnología alienígena.

De repente entra un militar en la estancia. Se llama Coronel Brad Stenson.

Brad: ¿Qué hace aquí? Esto no es un salón de lectura.

Peter: ¡Me han asignado la misión de revisar estos documentos!

Brad: ¿Quién?

Peter: El General Pearson.

Brad: ¡Consultaré al general …!

Peter: No será necesario.

Brad: Protocolo de la base.

Peter: ¿Base?

Brad apunta con su arma a Peter.

Brad: Si es usted quién dice ser, sabrá como funcionan las cosas aquí. Si no es que es usted un impostor y por ello debería detenerle.

De repente Brad es disparado con un arma de energía por una mujer pelirroja, no muy alta, un poco rellenita pero no demasiado, vestida de militar.

Tania: ¡Soy Tania! ¡O’Neill le manda saludos! ¡Tenemos que irnos de aquí!

Peter: ¿Cómo?

Tania: No pensará que íbamos a dejarle cumplir esta misión solo. ¡Además necesitamos armas especiales del arsenal! No deberíamos matar a humanos que sirven a los que no lo son.

Peter: ¿Y cómo piensa huir de aquí?

Tania: Mi organización lleva trabajando mucho en esto. ¡Venga conmigo!

Peter coge los papeles relacionados con el asunto de los nazis y se dirigen a una sala especial, cerca de unos ascensores. Aprieta una serie de botones y de repente unos anillos les transportan a otro lugar.

Tania: ¡Estos anillos de transporte instalados hace siglos por los goaul’d no se usan desde hace tiempo! Por suerte obtuvimos los datos para configurarlo para que nos transporten a ellos.

Se acerca un arqueólogo, Eric Keyes.

Eric: ¿Este es Meyers? ¡Por favor! ¡Deme los papeles!

Peter: ¿Usted es O’Neill?

Eric: ¡No! No soy O’Neill pero trabajo para él, de alguna forma. Estamos escavando aquí en Nazca para descubrir los misterios que oculta. Creemos que podrían estar relacionados con los goaul’d, pero me temo que no solamente hay goaul’ds en nuestra historia.

Peter: ¿Qué?

Tania: ¿A qué te refieres Eric?

Eric: ¡Os lo enseñaré! Pero antes, los papeles.

Peter le entrega sin mucho entusiasmo los papeles a Eric Keyes.

Eric los revisa.

Peter: ¿Y…?

Eric: ¡Silencio! Sin un stargate o naves o algo no podremos liberar la tierra de los goaul’d. Ni tampoco protegerla de …

Eric señala una especie de pasillo.

Peter: ¿Dónde estamos? Que yo recuerde Nazca eran unos dibujos…

Eric: Sí, pero estamos debajo de ellos, de los túneles subterráneos. ¡He de estudiar estos documentos! ¡Tania, llévale al área 3-C!

Tania: ¿Ya habéis explorado eso?

Eric: ¡Sí! ¡Verás cómo los goaul’d no son la única amenaza! ¡No os acerquéis demasiado!

Tania: ¿Por qué?

Eric: Hemos tenido que matar a unos cuantos de los nuestros que se acercaron demasiado.

Tania: ¡Entendido!

Eric: ¡Pasa antes a visitar a Eva, para la vacuna!

Tania: ¿Vacuna?

Eric: Veo que no has sido informada por Jack. Naturalmente tu misión junto a Meyers era importante. Además tú estás de apoyo a nuevos reclutas.

Tania: Voy a visitar a Eva pues.

Peter: ¡Perdonad!

Tania: Es una de nuestras instalaciones pero no es nuestra base.

Peter: ¡Entendido!

Tania: Para conocer en persona a Jack te falta aún mucho. Si es que realmente finalmente te unes a nosotros y no te hemos de abandonar en un lugar sin memoria. ¡Venga! ¡Visitemos a Eva!

Tania guía a Peter Meyers por las excavaciones bajo Nazca del grupo de Jack O’Neill hacia lo que parece una especie de enfermería improvisada donde Eva Novoa es la jefe médico. Eva se presenta ante Peter Meyers. Les informa de la vacuna ante dominación alienígena, obligatoria según Jack O’Neill para trabajar en esta zona.

Informa de que los seres que hay tras una especie de muro dimensional son capaces de poseer y controlar la mente a través de una fisura que el grupo de O’Neill ha provocado en la barrera dimensional. Esos seres se hacen llamar los Anunakis. Peter Meyers ha oído historias sobre ellos por la red.

Tania y Peter son vacunados y obligados a permanecer ahí sin salir de la sala de enfermería durante horas para que la vacuna haga efecto. Durante ese tiempo Tania explica como fue entrenada por Jack O’Neill y de que ella se encarga de vigilar a los nuevos reclutas. Ella fue abducida por un alienígena aunque no quiere dar más detalles, aunque cree que fue un experimento de manipulación de recuerdos. En tal caso, no se fía de nadie. Observó la página de O’Neill y contactó con ellos. Ahora es una persona importante dentro de la organización. Meyers solamente desea conocer la verdad y combatir la amenaza de esos goaul’d si son reales. Pero lamentablemente la organización de O’Neill ha de enfrentarse también a Anunakis y otras amenazas latentes en la Tierra o que ambicionan la Tierra. Por suerte aún no se han cruzado con anunakis, pero si con goaul’ds.

Horas más tarde finalmente se acercan a la zona dónde está el muro interdimensional. Observan como sombras aparecen en ese muro. Peter Meyers comprende, que su vida ya no existe y que ahora, es O’Neill quién decide por él. Eric Keyes, Tania y él se reúnen en una especie de sala.

Eric: ¡Bien! He leído los datos traídos por Peter. Y puedo afirmar casi al 100% dónde está el segundo stargate, un segundo stargate, que funciona a su manera y que tiene un código específico de llamada. Es decir, una especie de stargate que se llevaría en naves y que para llamar tendría una dirección fija y punto de origen bien definido.

Peter: ¡No entiendo!

Eric: ¡Jack lo entendería mejor! Lamentablemente no está en estas instalaciones.

Peter: ¿Y por qué se me informa a mí?

Eric: Jack O’Neill confía en que tú, yo y Tania encontremos ese stargate. Además sospechamos que está en una nave o en unas instalaciones de una raza alienígena muy antigua. La que creó los stargates. Aunque, también podría ser una nave goaul’d o annunaki o a saber.

Peter: ¡Entiendo! ¿Y dónde está lo que buscamos?

Eric: ¡En Polonia!

Peter: ¿Polonia?

Eric: Iremos con los anillos desde nuestras instalaciones en Berlin. Nuestra organización es mundial.

Peter: ¡Entiendo!

Eric: ¡Llevamos años con todo esto! Desde que Jack O’Neill observó como sus compañeros fueron muriendo a medida misteriosamente. El General West quién dirigía la misión a Abydos y el stargate fue el primero en desaparecer. Jack O’Neill, Charles Kowalski y Ferretti son los únicos que sobrevivieron. Aunque Ferretti murió en una misión el año pasado en manos de un goaul’d o uno de sus secuaces.

Tania: ¡Ve a lo importante! ¿Dónde se oculta lo que buscamos?

Eric: ¡Sospechamos que los alemanes usaron unos anillos de transporte especiales antes de cruzar el stargate y huir!

Tania: ¿Y dónde están esos anillos?

Eric: ¡Informaré a Jack de la situación!

Tania: ¡Entendido!

Eric sale de la sala, Peter mira a Tania como que no entiende nada.

Tania: Encontrar el stargate es una prioridad. Solamente así podremos crear alianzas con otras razas, aprender y a su vez combatir el enemigo en casa.

Peter: ¿Y no estará el enemigo cruzando el otro stargate?

Tania: Sí, pero tal vez logremos capturar alguno de los equipos que operan ahí y traerlos a nuestro lado. Es la esperanza de Jack O’Neill, aunque lamentablemente es todo bastante complejo.

Peter: ¿Y cómo descubrimos ese stargate?

Tania: Suponiendo que la información que hemos podido robar sea la correcta.

Peter: ¿Qué quiere decir?

Tania: Lo sabrás en su momento, aún no sabemos si eres de fiar. Aunque estamos arriesgando mucho por ella.

Peter: ¿Quién es ella?

Tania: Ella. No puedo darte más detalles.

Peter: ¡Entiendo! ¿Y no es arriesgado seguir excavando aquí?

Tania: Según tengo informado las excavaciones han parado, simplemente se vigila que no haya cambios en el tema de los Anunakis, que ya han avisado que arrasaran con nosotros cuando puedan liberarse. Según hemos podido calcular gracias a nuestros científicos es que en un año más o menos la barrera desaparecerá.

Peter: ¿Y cómo vais a combatirles?

Tania: Por eso necesitamos el stargate, para adquirir información y armas para combatir a los enemigos de la humanidad.

Peter: ¿Y cómo evitamos que la propia humanidad se destruya a sí misma?

Tania: Evitando que alienígenas nos influyan, pero sobre todo dando consciencia de que otro nuevo mundo es posible. ¿Has oído hablar del New Age?

Peter: Sí.

Tania: Es una forma de transmitir que la unión hace la fuerza a través de las creencias pero lamentablemente parece que los goaul’d lo usan para abrir a la humanidad a la posibilidad de que esos dioses a los cuales imitan o simulan ser vuelvan. Ellos se presentaran y dirán aquí estamos. Eso planean para el 2012, que es cuando creen que eso será viable. De momento hay demasiado ateísmo según ellos y las religiones convencionales no sirven a sus fines.

Peter: ¡Malditos…!

Tania: Sí. Así es. Aunque nosotros también vamos a usar todos los medios para cambiar las cosas.

Peter camina por la sala inquieto.

Peter: ¡Vayamos a por ese stargate!

Tania: No tan rápido. Primero, deberíamos ver que descubre Eric y que ordena Jack.

Eric entra rápidamente en la sala.

Eric: ¡Tenemos una misión! ¡Es hora de ir a Polonia, y de ahí a donde nos lleven los anillos!

Tania: ¿Vamos a ir a ciegas?

Eric: Sospechamos que vamos a ir a un lugar bastante frío en esos anillos, así que antes tendremos que coger ropa caliente por si acaso.

Tania: ¿Por si acaso?

Eric: No son los únicos documentos que he analizado, además sabemos que en la Antartida, tanto rusos como americanos han hecho de las suyas.

Peter: ¡Entiendo!

Eric: Aunque podría ser otro lugar.

Tania: ¿Cuál?

Eric: ¡Es hora de irnos!

Los tres se dirigen a los anillos para prepararse en su misión. Cruzan los anillos y llegan a unas instalaciones similares pero en Polonia. Ahí les recibe Charles Kowalski, uno de los altos cargos de la organización que recibe al joven Meyers confuso.

Kowalski: ¡Van a ir ustedes a por el stargate! Pero, necesitaran la ayuda de mi equipo.

Peter: ¿Su equipo?

Kowalski: ¡Yo, Abdul Kazam y Kathrina Petrova!

Peter: ¿Y por qué?

Kowalski: Necesitamos que una sensitiva nos ayude, además que Abdul y yo podemos daros protección junto a Tania, mientras Eric y Kathrina hacen lo que tienen que hacer. ¡Seguidme!

Kowalski les guía por las instalaciones hasta una especie de arsenal.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *