Stargate Taurus 2×16- Katau

En Talura y Taurus los Nogari preparan y desarrollan nueva tecnología junto a los miembros de la Alianza, para poder vencer a sus diversos enemigos.

Mientras tanto Alina reúne a sus equipos para nuevas misiones y para hablar sobre la situación.

Yebel, Magallanes y demás hacen referencia al fan fic de Kyl’c (spanishstargate.com) titulado Stargate Magallenca.

Alina: ¡Bien! ¡Tras nuestra última misión, hemos encontrado nuevos aliados, pero… nuevos aliados que huían de sus hermanos! ¡Hemos informado a la delegación de la Tierra y el resto de aliados sobre ese elemento! ¡El Doctor Jackson informa de que alguno de esos seres ha sido visto en Magallanes! Naturalmente, el equipo de Yebel logró resolver esa situación con éxito. Al parecer ese ser, o uno de esos seres, los que son llamados Katau, crearon un entorno virtual para revivir mil y una veces una serie de situaciones. Una especie de experimento extraño. ¡Tanto da! Esperemos no encontrarlos en ninguna de nuestras misiones, pero en caso de encontrarnos con alguno, id con cautela. Para esta misión, iran los dos equipos a explorar el planeta natal de los Katau y los Nogari, el planeta denominado por la Alianza como Katau. Naturalmente Siseh y Jalina se quedarán aquí. Con ocho para esta misión ya será bastante. Será comandada por Argan, con la colaboración de Abdul, cuyas consideraciones serán respetadas.

Argan: ¡Eso del mando es indiferente Alina, creo que estamos ambos igual de preparados para realizar el mando!

Alina: ¡Entendido! Pero por ahora estás tú al mando.

Abdul: ¡A mi ya me va bien!

Alina: ¡Entendido! ¡Activen el Stargate!

El stargate es activado.

Alina: ¡Buen viaje!

El equipo de Abdul al completo y Argan, Liam y Telan atraviesan el stargate.

Katau – Stargate

Al otro lado del stargate, el cielo está aparentemente oscuro, aunque hay algo de luz, según Isabella la atmosfera está cargada de Tormentas aleatorias. Varias estructuras se edifican ante ellos, pero están en ruinas. Parece un planeta completamente abandonado.

Argan: ¡Adentrémonos y veamos que podemos descubrir de estos Katau! Si hay una nueva amenaza aparte de los Yura, estamos perdidos.

Abdul: ¡Esperemos que no hayan sorpresas!

Kana: ¡Señor! ¡Siempre hay sorpresas!

Abdul: ¡No siempre! ¡Recuerde que ha habido misiones tranquilas!

Larrin: ¡Tenemos que encontrar algo que acabe con los Yura de una vez por todas!

Abdul: ¡Iremos a por aquellos que intenten destruir la paz!

De repente ante ellos se desprende un trozo de muro de una de las estructuras.

Abdul: ¡Mierda! ¡Esto está en ruinas! ¡En esta ciudad no habrá nada interesante!

De repente Larrin desaparece.

Abdul: ¿Larrin? ¿Qué coño ha pasado aquí?

Argan: ¡Esto es raro!

De repente también desaparece Yura.

Argan: ¡Mierda! ¡Volvamos al stargate!

Argan y los demás corren hacia el stargate, pero uno a uno todos desaparecen, salvo Argan que se queda sólo ante el dispositivo de llamada.

Argan: ¡Mierda! ¿Qué coño pasa aquí?

Argan empieza a marcar hacia Talura pero se para.

Argan: ¡He de averiguar que pasa! Y el porqué yo sigo aquí.

De repente aparece Narik que toma forma corpórea.

Argan: ¿Narik? ¿Qué haces aquí?

Narik: Vengo a avisarte. ¡Los tuyos no están a salvo! ¡Debes ayudarles!

Argan: ¿Y por qué yo estoy aquí?

Narik: ¡Llegué a tiempo para salvarte!

Argan: ¿Qué? Pero… ¿No os está prohibido interferir?

Narik: ¡Hasta cierto punto! Puedo impedir que te teletransporten, pero no puedo evitar nada más. ¡No podré ayudarte demasiado tiempo! ¡Sería ir contra las normas!

Argan: ¿Puedes ayudarme a rescatar a los demás?

Narik: ¡No! ¡Ni tan siquiera puedo decirte dónde están! Es bastante fustrante.

Argan: ¡No te preocupes! ¡Solamente dime algo! ¿Puedo rescatarles?

Narik: ¡Lo tienes complicado! Aunque, creo que conoces bien a tu enemigo.

Argan: ¿Qué?

Interior de una de las instalaciones de Katau.

Abdul, Isabella, Kana, Yura, Larrin, Liam y Telan están atrapados en una especie de campo de fuerza que no logran atravesar que es mantenido por una serie de rayos que enmanan de las paredes, dejándolos suspendidos en el aire.

Abdul: ¡Esto es raro! ¿Y Argan?

Telan: ¡No lo sé! ¡Esperemos que, … pueda rescatarnos!

De repente entran unos soldados, armados con unas extrañas armaduras y Kalesh.

Abdul: ¿Kalesh? ¿Qué diablos haces aquí?

Kalesh: Los Yuranos intentaron aprovecharse de mi y eliminarme. ¿Qué tal está el traidor de Soren?

Abdul: En una de nuestras celdas, pudriéndose, de nuevo.

Kalesh: ¡Tanto da! ¿Y Argan? ¿Dónde se ha metido este gusano?

Abdul: ¿Qué plan tienes?

Kalesh le muestra unas larvas de Goaul’d.

Kalesh: ¡Así seréis unos buenos sirvientes bajo mis ordenes! ¡Tranquila Kana! ¡Sé que como Jaffa no puedes entenderlo! ¡Consigue robar los datos de cómo generar estas criaturas tan simpaticas, a mis amigos los Yuranos!

Abdul: ¿Cómo es que no han venido a matarte?

Kalesh: ¡Cierto! ¡Es raro! Pero, … ¿Estáis seguros de que Soren sigue en su celda?

Abdul: ¿Qué?

Kalesh: ¿Cómo crees que preparé todo esto?

Abdul: ¿Insinuas que…?

Kalesh: ¡Vamos! ¡Ambos aspiramos a dominar una galaxia! ¿Os creísteis realmente la historia de Soren? ¡Sí! Bueno… Claro… Ese Soren.

Todos hacen cara de extrañados. Ante ellos aparece Soren.

Kalesh: ¡Este es el auténtico!

Soren, hace brillar sus ojos.

Kalesh: ¡Sabiendo que podría traicionarnos, creamos un clon, haciéndole creer que era real y os lo servimos un poco en bandeja! Pero… ¡Le instalamos algo que no podéis detectar! Un enlace telepático une a nuestros amigos los Yuranos con él, cosa que nos permite informarnos de todo.

Abdul: ¡Mierda!

Kalesh: ¡Ahora que lo sabéis, no podemos dejaros escapar! ¡No creeréis que dejaremos que volvaís a Talura con toda esa información! ¡Pronto iremos para allí y lo destruiremos!

Abdul: ¿Y qué haréis de nosotros a parte de implantarnos esos bichos?

Kalesh: ¡Estos bichos controlaran vuestras mentes! ¡Abdul, tú no los llegaste a conocer! Integraste el comando Stargate cuando ya pasó la amenaza de los Goaul’d. ¡Tarde para ti! Pero, es hora de que los recuerdes.

Soren: ¡Naturalmente, nuestra memoría genética todavía está virgen, por lo que ha sido programada para obedecer a los Yuranos y servirles!

Kalesh: ¡Vaya!

Soren: ¿Qué te preocupa Kalesh?

Kalesh: ¡Vamos a ver! ¿A quién le implantamos uno primero?

Soren da ordenes a los soldados y rodean a Kalesh.

Kalesh: ¿Qué significa todo esto?

Soren: ¡Tú tampoco eres de fiar Kalesh! ¡Por lo que serás el primero! ¡Hemos de garantizar tus servicios!

Kalesh: ¡Jamás!

Los soldados sacan de sus armaduras, unas Zat.

Soren: ¡Lo sentimos Kalesh! ¡Ahora tu gran personalidad, que ha estado de utilidad para los Yuranos, ahora puede convertirse en amenaza!

Kalesh hace una sonrisa.

Kalesh: ¿De verdad?

Kalesh aprieta algo por debajo de sus vestiduras, un campo de fuerza le rodea, las zats de los soldados de Soren no logran atravesar la barrera.

Kalesh: ¡Me temo que no podréis detenerme!

De repente saca una especie de mando, lo activa y explota todo, destruyendo a sus enemigos, pero tanto él como los prisioneros a salvo.

Desactiva el escudo.

Kalesh: ¡Bien! ¿Por dónde ibamos?

Abdul: ¡Me parece que ahora estás sólo!

Kalesh: Puedo desactivar lo que hace que Soren sea informador de los que ahora también son mis enemigos. Los Yuranos preparan un ataque contra Sekkesh… ¡Casi están logrando llegar a su planeta!

Kalesh activa un dispositivo que hace que poco a poco los prisioneros bajen y se desactive la barrera. De repente todos le apuntan con su arma.

Abdul: ¡Dame un motivo para no matarte!

Kalesh: ¡Os lo he dicho! ¡Ahora o por ahora, volvemos a ser aliados! ¡Naturalmente…!

De repente aparecen varios Katau.

Katau 1: ¿Qué hacéis en nuestro planeta?

Sacan unos dispositivos que deja inconscientes a todos.

Los Katau, se llevan a todos.

Katau Jefe : ¡Debemos mantenerlos en nuestras camáras de extasis especiales! ¡Allí les interrogaremos!

Katau 2: ¡A la ordén señor!

Son teletransportados.

Argan mientras tanto vaga por la superficie del planeta en busca de pistas. Narik vuelve a aparecerse, cosa que asusta a Argan.

Argan: ¡Deja de aparecer así!

Narik: ¡Los que antiguamente habitaban este planeta han vuelto!

Argan: ¿Cómo? ¿Quiénes?

Narik: ¡Tu enemigo y los demás están siendo investigados! ¡Deberás rescatarles! ¡Por suerte ninguno cree que estes por aquí! Por lo que, … ¡Podrás ayudarles!

Argan: ¡Un poco de la magía vuestra me iría bien!

Narik: ¡Sabes que no puedo! ¡Si intervengo… ellos vendrán! ¡Va en contra de nuestros principios!

Argan: ¡Ya! Pero… ¡Somos amigos!

Alura – Años antes.

Sección de entrenamiento del Palacio de Alura.

Narik: ¡Bienvenidos a todos los nuevos soldados de Alura!

Argan y sus hermanos bromean.

Narik se aproxima.

Narik: ¿Os hace gracia?

Argan le planta cara.

Argan: ¿Te crees mejor que yo por ser el jefe de esto?

Narik: ¡Soy el jefe! Por lo que me debes disciplina y obediencia.

Argan prepara sus puños.

Argan: ¡Habrá que resolverlo! ¡Tendrás que ganarte mi respeto y el de mis hermanos!

Argan y Narik empiezan a pelearse ante la mirada de los demás reclutas que hacen un circulo en torno a ellos. Las apuestas corren. Argan y Narik pelean, con puñetazos y golpes, pero Narik logra agarrarlo y reducirlo.

Narik: ¡Otra vez será! ¡Con entrenamiento y disciplina serás un buen recluta!

Lo suelta.

Argan le mira, mientras él vuelve a su posición, el resto se pone atento a las intrucciones de Narik, Argan se levanta con la ayuda de sus hermanos.

Hagan: ¡Tranquilo Argan! ¡Algún día le ganaremos y ocuparás su puesto!

Katau – Presente

Narik: ¡Sí! ¡Al final aún tenemos la revancha pendiente!

Argan: ¡Cierto! ¡Más tarde nos volvimos a encontrar en palacio! Entonces, mi revancha quedó saciada.

Narik: ¡No es momento para recuerdos! ¡Los tuyos están presos!

Argan: ¡Antes eran los tuyos!

Argan camina y busca pistas sobre en que posición están sus amigos y su misterioso enemigo.

Talura – Base Lernilok.

Selenka se aproxima rapidamente a la posición de Hamis.

Selenka: ¡Señor! ¡Los sensores detectan una multitud de naves aproximándose hasta aquí!

Hamis: ¡Llamad a Taurus y desalojad a todos los que podáis a Wana!

Selenka: ¡A la ordén!

Hamis: ¡Avisa a Alina!

El Doctor Jackson se manifiesta.

Dr.Jackson: ¡Iré yo! ¡Si me lo permite!

Hamis: ¡Adelante!

Selenka empieza a presionar el dispositivo de llamada de la base Lernilok.

Mientras tanto Argan sigue caminando y logra ver una instalación secreta, baja por unas extrañas escaleras con cuidado, Narik baja como ascendido y le espera abajo y le hace señal de estar en silencio.

Argan logra bajar, el sitio es oscuro. Mira pero Narik le hace señales de no buscar iluminación y le indica el camino.

Mientras tanto en Talura, horas más tarde. Una serie de gente es trasladada a Wana, mediante el stargate, la gente con su equipaje.

Hamis: ¡Doctor Jackson! ¡Puede irse con ellos si lo desea!

Dr.Jackson: ¡Esperaremos!

Hamis: ¿A qué? ¡Nuestros mejores…!

Dr.Jackson: ¡Enoc se comprometió a cubrirnos!

Hamis: ¡Sí! Y el SG1 está a punto de venir, con las nuevas naves de la alianza.

De repente aparecen unos guardias custodiando a Soren.

Hamis: ¡Alto! ¿Por qué lo traéis?

Soldado: ¡Él ayudó a nuestros equipos a huir del enemigo!

Hamis: ¡Aún así!

Los replicantes se aproximan dirigidos por Tanus.

Tanus: ¡Hemos detectado que emite una especie de señal señor!

Hamis: ¿Qué?

Tanus: ¡No sabría explicárselo!

Soren: ¡Les aseguro que yo no sé nada de todo esto!

Hamis: ¡No lo podemos llevar! ¿Dónde están Jalina y Siseh!

Siseh, Alina y Jalina aparecen.

Jalina: ¡Aquí estamos!

Hamis: ¡Descubre cuanto puedas!

Siseh: ¡Quisiera acompañar a la delegación a nuestro nuevo planeta!

Hamis: ¡Adelante!

Siseh atraviesa el stargate. Los pocos que quedan ven como Talura está siendo atacada desde el aire por las naves yuranas, los escudos son activados.

Selenka vuelve.

Selenka: ¡Señor! ¡La cosa es grave!

Hamis: ¡Así es! El stargate ha sido desactivado.

Hamis corre hacia la silla de control.

Hamis: ¡Tanus! ¡Pon máxima disponibilidad de la ciudad! ¡Tengo los bastantes conocimientos para protegerla! ¡Usaremos los drones!

Tanus: ¡A la ordén señor!

Los ataques no dejan de cesar.

Mientras tanto en el planeta, Argan y Narik ven como los demás están en un tanque de extasis, junto a Kalesh, varios de los Katau, los rodean. Argan intenta apuntar con sus armas a los Katau, pero Narik le hace señales de no hacer nada, está también oculto entre las paredes o lo que queda de ellas, aunque en la instalación subterránea la cosa está bien.

Hamis se sienta en la silla Dron, varios drones empiezan a salir de la superficie y destruyen algunas naves Yuranas.

Hamis para de disparar.

Selenka: ¿Qué pasa Hamis?

Hamis: ¡No hay bastantes Drones!

Selenka: ¿Y que podemos hacer señor?

Hamis: ¡Usaremos los propulsores estelares!

Selenka: ¿Qué?

Hamis: ¡Tanus! ¡Ve a la otra base! ¡Usaremos el stargate para ir por el subespacio con la base Lernilok!

Tanus: ¡A la ordén!

Tanus y los demás replicantes se dirigen a la otra base.

Hamis y Selenka empiezan a teclear.

Dr.Jackson: ¿Puedo ayudar?

Hamis: ¡Vaya Dr.Jackson a vigilar a Soren y Jalina!

El Dr.Jackson se dirige hacia dónde están Jalina y Soren.

Katau – Escondite.

Argan mira la forma de entrar, pero ve que hay como 5 o 6 Katau y tampoco sabe si sus armas son eficaces contra esos seres que tampoco conoce demasiado bien, aunque conoce a los Nogari, pero nunca habían hablado de la probabilidad de encontrarse realmente con los Katau.

Argan decide atacar a uno que queda inconsciente, dos de los otros lo persiguen, Argan dispara, pero ellos activan una especie de escudos. Argan dispara, pero se ve acorralado por ellos dos.

Argan: ¡Perdonad la interrupción! ¡Pensaba que…!

Katau 1: ¿Quién eres tú?

Argan: ¡Yo, yo soy Argan! ¡Soy un guerrero de Alura!

Katau 2: ¿Qué es Alura?

Argan: ¡Mi planeta! ¡Invadido por unos seres… Los Yuranos, que… bueno…

Uno de los Katau saca un artefacto.

Argan: ¿Qué piensan hacer? ¡No pensarán usar esto… contra mi! ¿No?

Katau 1: ¿Hay alguna otra solución? ¡Tu especie es interesante, pero no sois de fiar!

Argan baja su arma.

Argan: ¡Miren, dejaré mi arma en el suelo! ¿Vale?

Katau 1: ¡Eso no te impedirá ser estudiado!

Argan: ¡Mis armas están en modo aturdidor! ¡En modo no dañino! ¡Su amigo se recuperará pronto!

De repente irrumpe otro Katau.

Katau 3: ¡Sus armas apenas son eficaces!

Argan: ¡Ya veo! ¡Verán! Mi planeta va a ser invadido y … necesito a mis amigos para rescatarlo. ¿Entiende?

Katau 1: ¡No es asunto nuestro!

Dos de los Katau agarran a Argan. Narik aparece como una esfera de energía y da vueltas alrededor de los Katau, momento en el cual Argan aprovecha para golpearlos, robarles sus armas y dejarlos inconscientes. Narik se le aparece.

Narik: ¡Creo que … no podré ayudarte más, me estoy extralimitando!

Sakai se aparece.

Sakai: ¡Sin duda te estas extralimitando Narik! ¡Entiendo tu motivación y la nobleza de tus actos, pero… deberás venirte conmigo!

Sakai se lleva a Narik y ambos desaparecen.

Argan mientras tanto sigue y ataca a los otros dos Katau que deja inconscientes. Observa las cámaras de extasis.

Talura – La base está siendo atacada y varias partes de la ciudad se desprenden. Hamis se instala en la silla de control que ha sido modificada.

Hamis: ¡Bien! ¡A ver si podemos irnos! ¡Esperaremos a que lleguen los refuerzos para irnos! ¡Debemos salir de la atmosfera para poder acceder al subespacio, dentro de la atmosfera puede ser peligroso!

Dr.Jackson: ¡Bien! ¡Iré a la otra base para…!

Hamis: ¡Negativo! ¡Esparemos a que las naves de la Alianza aparezcan!

Espacio – Alrededor de Talura, varias naves de la Alianza irrumpen, dirigidas por Sith y Enoc acompañados por el SG1 que disparan contra las naves Yuranas, la batalla es dura.

Hamis desde la base ordena el contacto con las naves.

Hamis: ¡Bienvenidos!

Enoc: ¡Diganos honorable Hamis!

Hamis: ¡Debemos elevar la nave e irnos a una nueva ubicación! ¡Necesitamos que los saquen de la órbita del planeta!

Enoc: ¡Fácil! ¡Denos unos minutos!

Katau – Sala de Extasis.

Argan: ¡Bien! ¡A ver! ¿Cómo coño los libero?

Argan es sorprendido por otro Katau, pero Argan lo apunta.

Argan: ¡Liberalos o te mato!

Katau 4: ¡Si me mata, ellos jamás serán liberados!

Argan: ¡Libérelos!

Katau 4: ¡Los demás están viniendo! ¿Cómo piensa huir?

Argan: ¡Buscaré la forma! ¡Venga! ¡Saquélos de la cámara de extasis!

Katau 4: ¡No puedo hacerlo! ¡Los demás vendrán!

Argan: ¡Los Nogari no estarán nada contentos con tu negativa!

Katau 4: ¿Están aquí?

Argan: ¡Han vuelto entre nosotros!

Katau 4: ¡Bien!

El Katau empieza a presionar teclas y las cámaras empiezan a abrirse.

Katau 4: ¡Ahora deben irse! ¡Yo controlaré a los demás!

Argan: ¡No puedo fiarme de ti!

Los otros Katau se han despertado y le apuntan.

Katau 4: ¡Girese!

Se gira y ve como los otros Katau le apuntan.

Katau 4: ¡Vuelva a su planeta! ¡Volveremos a encontrarnos!

Argan apunta al Katau.

Katau 4: ¡No te servirá de nada con los demás apuntando a tus amigos y enemigo!

Kalesh: ¡Argan! ¿Has venido a liberarnos?

Katau 1: ¡Dai Shenk nak! ¿Kui Shei Wu?

Katau 4: ¡Nak Tanak Nei!

Los Katau bajan sus armas, parecen instrucciones en su idioma.

Katau 4: ¡Ahora iros!

Argan y los demás salen de esas instalaciones e intentan huir de allí.

Mientras las naves Yuranas persiguen a las naves de la Alianza, atacan sin cesar, mientras tanto las naves de Sith, Enoc y el SG1 rodean el planeta para proteger la ciudad. La nave poco a poco se eleva sobre la superficie del planeta. Varias naves de la alianza caen, otras de los Yuranos también. La batalla sigue. Soren es abandonado en Talura. Tanus y los replicantes siguen en la otra ciudad. La nave abre una especie de ventana Stargate y se adentra en ella.

En Katau, el equipo de Argan se acerca al Stargate, pero naves Yuranas, han aterrizado. Se ocultan como pueden entre las ruinas.

Kalesh: ¡Mierda! ¿Para que han venido esos tipos?

Argan: ¡Habrán venido a comprobar la misión!

Kalesh: ¡Se encontrarán con los Katau!

Argan: ¡Volvamos! ¡Si nosotros no podemos salir, ellos tampoco! ¡Estamos tanto ellos como nosotros rodeados! ¡Deberemos ayudarles!

Kalesh, Argan y los demás se dirigen de nuevo a las instalaciones de los Katau. Los Yuranos activan el stargate por el cual entran varias naves más pequeñas para vigilar la zona y controlar el planeta, intentan contactar con Kalesh, pero Kalesh hace un tiempo que ha roto su comunicación con los Yuranos.

En Talura, la ciudad o lo que queda ella cruza el horizonte hiperspacial a través del stargate de la otra ciudad.

Soren se acerca hacia Tanus en la otra ciudad.

Soren: ¿Y ahora que? ¡Quiero cruzar el stargate!

Tanus: ¡No podemos permitirle! ¡La ciudad será destruida! Pero le concederemos.

Tanus mete su mano en la cabeza y la saca.

Tanus: ¡Ahora ya no será una amenaza! ¡Cruce hacia Wana!

El stargate se activa.

Tanus: ¡Cruce!

Soren se acerca al stargate y cruza.

Las naves del SG1 , Enoc y Sith desaparecen en el hiperespacio. Las naves Yuranas regresan y atacan la ciudad que es destruida, junto a sus replicantes que quedan desactivados.

De las naves bajan varios soldados Yuranos.

Argan y los demás entran en las instalaciones de los Katau, que les apuntan.

Argan: ¡Creo, que por ahora nos necesitamos! ¡Los Yuranos han atacado el planeta!

Katau 4: ¡Bien!

Katau 1: ¡Snefru! ¡Deberemos colaborar con ellos para salir! ¡Luego cada cual que haga su camino!

Snefru: ¡De acuerdo! ¡Os ayudaremos! ¡Contadnos todo lo que podáis sobre ellos! Pero, iremos a nuestras instalaciones, con los demás.

Snefru, activa una trampilla subterránea.

Snefru: ¡Entrad!

Todos bajan lentamente por allí hacia la base de los Katau.

Snefru: ¡Vamos!

Los Katau les siguen y desaparecen.

Wana – Stargate

Nora recibe a los refugiados, cuando el stargate es activado. Soren entra.

Nora: ¿Quién eres tú?

Los soldados le rodean.

Soldado 1: ¡Es Soren, señora! ¿Cómo has escapado?

Soren: ¡Me abandonaron en el planeta! Pero, les contaré todo.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *