Stargate Taurus 2×14 – Pesadillas

Stargate de Talura – Base de los Aluranos

Por una parte el equipo de Argan, acompaña a los Asuranos a su nuevo asentamiento en la nueva Galaxia Andrómeda.

Mientras tanto el equipo de Abdul recibia instrucciones para una nueva exploración en la galaxia de Tauro, con la esperanza de encontrar algo que los Yuranos no hubiesen conquistado. Era una esperanza lejana pero probable. Mientras tanto Enoc y Nith planeaban como vencer a los Yuranos, junto al SG1.

En la Tierra, el Comité Internacional decidió explorar varios planetas clasificados como Nova Tauri, planetas explorados por equipos SG potencialmente seguros para crear asentamientos humanos. Los recursos de todos los países estaban poniéndose en marcha para desarrollar efectivamente nuevos asentamientos humanos. Cada país quería su propio planeta o al menos su propio continente en el nuevo planeta, las negociaciones eran complicadas.

En el Stargate, los refugiados Asuranos se despedían de Alina, acompañados por Argan y su equipo, que les acompañarían en el planeta que bautizarian como Wana. Al cruzar el stargate, se veía, el cielo azulado, a lo arriba de una colina, bajaban y allí abajo una enorme ciudad se vislumbraba para los refugiados, era tal como recordaban que era Alura, en tiempos de paz. Se acercaban, Argan y su equipo caminaban tranquilamente mientras charlaban con algunos consejeros del alto consejo Alurano en Wana. Abeas era escoltado por varios soldados que habían servido a Hagan, Argan bromeaba con ellos. Llegaron a la ciudad, que fue rodeada por un conjunto de luces que irradiaban la ciudad, Siseh lo interpretó como una señal de que la ciudad y el nuevo planeta había sido bendecido por sus ancestros. Pero al acercarse la ciudad, esa ya no estaba.

Argan: ¿Qué diablos ha pasado?

El stargate también se ve rodeado por esa extraña luz.

Tellan: ¿Qué ha pasado señor? ¿El stargate? ¿El asentamiento?

Un consejero se aproxima.

Consejero: ¿Este planeta no era seguro?

Tellan: ¡Es extraño! ¡Pero, debería ser un sitio seguro!

Liam: ¡Debemos averiguar que sucede!

Siseh: ¡Nuestros ancestros…!

Argan le hace señales a Siseh para que calle.

Argan: ¡Debemos investigar!

Liam se acerca a Argan.

Liam: ¡Escucha! ¿Qué te pasa con ella? ¡Ella es la sacerdotisa de nuestro pueblo, debes respetarla!

Argan: ¡Su opinión ahora mismo es lo de menos! ¡Debemos resolver esto cuanto antes! ¡No podemos irnos, ni tampoco al parecer quedarnos!

Liam: ¡Esperemos recibir una explicación!

De repente se acerca un consejero, es el consejero responsable de todo lo asociado al stargate, de hecho fue quién en su día averiguó como funcionaba, o más bien perfeccionó su funcionamiento e inventó los dispositivos junto a los Asticos para crear una red interna de stargates. Su nombre es Katan.

Katan: ¡Disculpe Argan! Usted es el máximo responsable en esta misión, pero recuerde, que debe guardar las formas, que no le vuelva a ver actuar así con la sacerdotisa de nuestro pueblo.

Argan: ¿Señor?

Katan: ¡Es evidente que la situación es complicada, pero debe guardar las formas! ¡Deberé excluirle del mando al acabar esta misión!

Tras estas palabras Argan, mareado se desmaya.

Telan y Liam se aproximan, Jalina se queda charlando con Siseh, ya que considera inapropiada la actitud de Argan, que aunque desmayado, ya no confía en él, tras esa reacción con Siseh. Varios médicos de la expedición se acercan a Argan, afirman no poderlo despertar.

Katan: ¡Telan! ¡A partir de ahora estás al mando!

Mientras tanto el equipo de Abdul llega a un planeta, en la que apenas hay luminosidad, hace un frío espantoso, la sonda, ya había previsto todo esto y por ello van equipados con abrigos. Isabella busca signos de energía, Larrin señala hacia una dirección, parece que ha oído algo moverse, entre la vegetación.

Abdul: ¿Qué has visto?

Larrin: ¡No lo sé! ¿No tenéis para ver en la oscuridad algo?

Abdul: ¡Pensábamos que al llegar se haría de día! Pero, por lo visto no. ¡Deberíamos volver a Talura!

El frío se intensifica.

Abdul: ¡Debemos correr hacia el stargate!

Isabella: ¡La misión acaba de empezar!

Abdul: ¡Lo sé! ¡Pero, hace demasiado frío y no hay demasiada visibilidad como para poder hacer algo!

Kana: ¿Aborta la misión?

Abdul: ¡Así es!

Se dirigen como pueden al stargate.

Larrin: ¿Estás seguro de que es por aquí Abdul?

Abdul: ¡Creo recordar que si! ¿No?

Yura tropieza con algo y cae a una superficie de agua congelada.

Abdul: ¡Mierda! ¡Sacad todo lo que podáis! ¡Hemos de rescatarla!

Todos se ponen a intentar rescatar a Yura, tras un largo tiempo, consiguen cogerla y llevarla hasta tierra, aunque está bastante helada, de hecho está inconsciente.

Mientras tanto en Wana, Telan también ha caído inconsciente.

Katan: ¡Hemos de …!

De repente algunos consejeros también quedan inconscientes.

Liam: ¿Señor? ¿Qué hemos de hacer ahora consejero?

Abeas aprovecha que sus captores quedan inconscientes para huir hacia lo que era la ciudad. Liam, trata de ir tras él. Pero, cae inconsciente algo más lejos.

Jalina: ¡Deberíamos quedarnos todos juntos, antes de que…!

Algunos médicos también restan inconscientes. Pocas personas se mantienen en pie, los unicos que no se ven afectados por este extraño fenonemo son los Asticos que están en la expedición, ya que algunos están en Talura , en la base Lernilok aprendiendo todo lo que pueden de la cultura Antigua.

Siseh: ¡Nuestros ancestros desean que nos vayamos!

Jalina: ¡No lo veo tan sencillo! ¡Voy a mirar una cosa!

Jalina se va corriendo.

Siseh: ¿Dónde vas?

Jalina: ¡A revisar el escudo!

Siseh: ¿El escudo? ¡Te acompañaré!

De repente se aproxima Nora, una Astica.

Nora: ¡La acompañaré yo!

Siseh: ¿Por qué?

Nora: ¡A nosotros por ahora no parece afectarnos este suceso! ¡Esperemos resolverlo pronto!

Siseh: ¡Iré con ustedes!

Nora: ¡No podré cargar con las dos si quedáis inconscientes! ¡Y como miembro del consejo, tengo potestad para asumir el mando!

Katan: ¡Pero por ahora yo estoy al mando de las misiones y de cómo se lleva a cabo el proyecto!

Nora: ¡Así es!

Nora, Siseh y Jalina se dirigen hacia el generador del escudo.

Katan: ¡Bien! ¡Vamos a tratar de resolver todo esto lo antes posible!

Planeta dónde está Abdul y los demás, hacen un fuego como pueden, Yura despierta, pero con mucho frío.

Yura: ¿Habéis encontrado el Stargate?

Abdul: ¡Como ves, esto sigue muy oscuro y este planeta es extraño!

Yura: ¿Extraño?

Abdul: ¡Hemos vuelto sobre nuestros pasos y te has caído en un charco helado! ¡Antes no estaba!

Yura: ¡Debimos desviarnos!

Abdul: ¡No! ¡Algo pasa!

Yura: ¿Y que crees que pasa?

De repente el suelo se abre entre ellos. Se apartan corriendo.

Abdul: ¿Qué diablos?

Kana: ¡Señor! ¡Esto no es normal!

Abdul: ¡No lo es!

De repente de ese agujero aparece un ser, una especie de ser gelatinoso gigante, de plastelina, que acaba tomando forma de esfera que se eleva en el aire, irradiando una luz.

Ser: ¡Perdonad! ¿Qué hacen aquí?

Abdul: ¡Somos exploradores pacíficos! ¡Pero, vemos que no somos demasiado bienvenidos en este planeta!

Ser: ¡Siento discrepar! Pero, son ustedes quienes nos han dañado.

Abdul: ¿Cómo?

Ser: ¡Verán! Nosotros habitamos la superficie del planeta, somos seres, como ha visto, hechos en forma liquida, habitamos la Tierra del planeta y por el hecho de ustedes caminar sobre ella, han matado a algunos de los nuestros.

Abdul: ¿Y dónde está el stargate?

Ser: ¿Stargate?

Abdul: ¡Por donde vinimos! ¡Nosotros no sabíamos que estaban ustedes, ni que por pasar por aquí, poníamos en peligro su existencia!

Ser: Si desean ir a la superficie del planeta pueden ir.

Abdul: ¿Qué? ¿Esto no es la superficie?

Ser: ¡La estrella que rodea nuestro planeta brilla muy fuerte, para nosotros es dañina e incluso mortal, por eso, habitamos aquí bajo, la primera capa, por eso no ven ustedes luz, el stargate fue puesto aquí por los Furlings, para que nosotros si lo desebamos pudiéramos viajar a otros planetas, pero, lo que nunca lo hemos usado y como no lo hemos usado, pensábamos que nadie lo usaría.

Abdul: ¡Si nos llevan al stargate, nos marcharemos y luego desactívenlo, entiérrenlo cuando marchemos!

Ser: ¡Ahora ya están aquí y deben pagar por sus crímenes!

De repente los cinco exploradores se ven atrapados en una especie de esfera gigante, intentan salir, pero no pueden.

Ser: ¡Serán juzgados por el gran consejo de los Nuva!

Wana – Generador del escudo.

Jalina mira, el control del generador.

Jalina: ¡Esto es extraño!

Nora: ¿Qué sucede?

Jalina: ¡La estrella de este sistema estelar ha provocado un fallo en el sistema del escudo y ha activado el camuflaje, junto al sistema de hibernación!

Nora: ¿Sistema de hibernación?

Jalina: ¡Se puso en caso de que hubiese que estar tiempo en un estado de hibernación, para evitar las inclemencias que se ve sometido este planeta y así ahorrar energía!

Nora: ¿Y por qué, nosotros los Asticos no nos vemos afectados?

Jalina: ¡Su cuerpo es más resistente y además su consumo de aire es mínimo, en cambio nosotros consumimos mucho más oxigeno por lo que la energía de generación de oxigeno o de transformación es mucha, por lo que para evitar nuestra muerte, nos metemos en hibernación.

Nora: ¡Entonces, deberemos…!

Jalina: ¡El stargate consume energía, no podemos usarlo, ha sido camuflado y desactivado!

Nora: ¿Y que podemos hacer?

Jalina: ¡Esperar que esto dure poco!

Nora: ¿No puedes hacer nada?

Siseh: ¡Deberíamos buscar otro planeta!

Jalina: ¡No!

Nora: ¿Por qué no?

Jalina se desmaya.

Nora: ¡Mierda!

Siseh: ¿Puede hacer algo?

Nora empieza a tocar botones.

Nora: ¡Esto es extraño!

Siseh: ¿Por qué?

Nora: ¡La energía se está desgastando!

Siseh: ¿Cómo?

Nora: ¡Nuestra llegada ha colapsado el escudo!

Siseh: Pero… ¿No se predijo esta circunstancia?

Nora: ¡Al parecer, …!

De repente hace cara de asustada.

Nora: ¡Hay un virus en el sistema informático!

Siseh: ¿Cómo?

Nora: ¡Está saturando el sistema! ¡Deberemos erradicarlo pero… controla todo el planeta, al menos toda la tecnología del planeta! Podría…

De repente empieza a notarse un frio intenso. Siseh se tapa como puede.

Siseh: ¿Qué pasa?

Nora: ¡El virus, está tratando de ponérnoslo difícil para erradicarlo!

Siseh: ¿Y por qué no nos pone en hibernación?

Nora: ¡Por qué ya hay bastante ahorro de oxigeno!

Siseh: ¡Vaya! ¿Y cómo paramos este virus?

Nora: ¡No lo sé! Pero, debemos mantener la calma.

Nora le da algo a Siseh.

Siseh: ¿Qué es?

Nora: Un escudo personal. ¡Ve a los demás y adviérteles que esto requerirá su tiempo!

Nora empieza a revisar el aparato de control del escudo.

Siseh, activa el escudo y se va.

Planeta de Abdul.

Abdul y los demás se ven atados a la pared de una roca, mientras uno de los Nuva en forma de esfera, junto a otros que han tomado esa forma, discuten.

Una de las esferas se aproxima y proyecta una luz sobre cada uno de los individuos.

Abdul: ¿Qué hacen?

Ser 2: ¡Saber de que están hechos!

Abdul: ¿Qué? ¡Tenemos diferentes formas físicas a ustedes, pero no por ello…!

Ser 3: ¡Silencio!

Abdul: ¡Tenemos…!

Ser 2: ¡Su concepto de la justicia es extraño y diferente, sin duda! ¡Son criaturas extrañas! ¡Debemos entrar en sus mentes!

De repente los cinco se ven atrapados por esas esferas. Cada uno por una.

Abdul se encuentra en el comando Stargate. De repente la esfera se transforma en Landry.

Landry: ¿Este es su planeta?

Abdul: ¡Bueno, esto es la base del comando stargate, dónde está el stargate de mi planeta natal!

Landry: ¿Y que hacen aquí?

Abdul: ¡Explorar planetas, pero una raza alienigena contactó con una de los nuestros, para pedir ayuda, sobre una raza que…!

De repente se encuentran en Alura, los Polarianos rodean a Abdul. El Nuva con forma de Landry.

Landry: ¿Estos son sus enemigos? ¡Me recuerdan a los Furlings, pero son más … feos!

Abdul: ¡No son Furlings! Bueno descienden de ellos pero ahora…

Landry: Usted no conoce lo suficiente la galaxia en la que está ahora. ¿Cierto?

Abdul: Poco, la verdad… ¡De hecho…!

Landry: ¡Gracias!

De repente se activa un stargate frente a Abdul.

Landry: ¡Puede salir!

Mente de Isabella.

Se ve ella, ante el espejo, vestida de novia, prepándose para una sesión de fotos.

Carlo el fotografo, un hombre con una barba negra, más bien gordito, la interfiere.

Carlo: ¡Isabella! ¿Preparada?

Isabella asiente.

Carlo: ¡Bien! ¡Posa bien!

Isabella posa mientras Carlo le hace fotos.

De repente una esfera aparece y se transforma en su otra yo.

Isabella hace caso omiso de su alter ego Nuvano y sigue posando.

Carlo: ¡Fantastico!

Carlo la abraza y la besa en los labios.

Carlo: ¡Ha sido una bonita sesión! El cliente estará satisfecho. Prepárate ahora para otra sesión de fotos.

Isabella se saca el vestido y está en lencería, con unas medias, los tacones del vestido, y en ropa interior.

Carlo: ¡Fantástico! ¡Vas preparada!

Su otra yo, Isa, la increpa, ella va vestida con un vestido largo de noche oscuro, con escote.

Isa: ¿Qué hace aquí?

Isabella: ¿Quién eres tú?

Isa: ¡Su mundo es extraño!

Isabella: ¡El suyo también lo es! ¿Por qué me hace revivir esto?

Isa: ¡Toda información es importante para juzgarles!

Isabella: Pero…

De repente, se ven en Talura.

Isabella: ¿Por qué´estamos aquí?

Instintivamente se tapa, para que no la vean así en Talura.

Isa: ¡Tranquila! Aquí no la verá nadie. Solamente estoy viajando por su subconsciente.

Isabella: ¡Entiendo! Esto es una ilusión.

De repente, ve el momento en el que ella era la reina de Kalesh.

Kalesh: ¡Mi reina! ¿Qué te sucede?

Isabella: ¡Saquéme de aquí!

Isa: ¡Tiene ganas de vengarse de lo que le hizo este individuo!

Isabella: ¡Así es!

El stargate de Talura se activa.

Isa: ¡Puede irse!

Dakhara

Kana está caminando junto a un grupo de jaffas, por las ruinas.

Kana: ¡Esto es grave, los Ori han atacado Dakhara y no queda casi nada!

Jaffa 1: ¡Así es! ¡El consejo nos ha mandado para recoger los artefactos que hayan!

Kana: ¡Empecemos!

De repente una nave Ori llega al planeta y de allí baja Adria.

Los Jaffas y Kana procuran enfrentarse a Adria, pero es inútil, sus poderes son grandes.

Adria: ¡No podréis vencerme! ¿Qué créeis que hacéis aquí? ¡Sois un pueblo primitivo! ¡Aceptad origen o seréis destruidos!

Kana: ¡Jamás! ¡Teal’c no se ha arrodillado ante ti!

Adria: ¿Teal’c? ¿El amigo de Vala?

Kana: ¡Conoces al SG1! ¡Ellos acabarán contigo o nosotros los Jaffa o la Tok’ra, tanto da, pero acabaremos tarde o temprano contigo!

Adria se burla.

Adria: ¿Realmente lo crees así?

Adria mueve su mano y Kana se siente cada vez más ahogada, mientras se eleva del suelo.

Adria: ¿Aceptarás origen o deberé matarte?

De repente se acerca un soldado y le dice algo a la oreja.

Adria: ¡Lo siento, pero la diversión ha terminado! ¡Debo buscar una cosa! ¡Saludaré a Teal’c de tu parte si me acuerdo! ¡No permitiré que se queden con el arma de Merlín!

Adria se va y Kana respira.

Jaffa 1: ¡Es demasiado poderosa! ¡Los Tauri no podrán vencer!

De repente aparece Teal’c.

Kana: ¿Teal’c?

Teal’c: ¡Tránquila! ¡Soy real! ¡Ascendí a un plano superior de existencia! ¡No debes asustarte de esta exploración! ¡Isabella y Abdul están libres! ¡No debes resistirte! ¡La verdad es tu unica baza para salir libre de esta misión!

Kana: ¿Qué? ¿Por qué?

De repente la esfera toma forma de Adria.

Adria: ¡Siento tomar esta forma! Pero, creo que este ser si es realmente maligna y no tú.

Teal’c: ¡Así es!

Adria: ¿Quién eres tú?

Teal’c: ¡Teal’c de Chulak, ahora soy un ser ascendido que protege… !

Adria hace desaparecer a Teal’c.

Kana: ¿Qué has hecho?

Adria: ¡Si te protegen seres ascendidos es buena señal, pero… quién encarno fue creado por otros seres ascendidos!

De repente aparecen Oris.

Kana se asusta.

Kana: ¿Qué hacen los Ori aquí? ¡No pueden…!

Rodean a Adria.

Adria: ¡Noto el mal y el desprecio que sienten estos seres por tu pueblo o sentían, fueron eliminados por el arma de Merlín!

Kana: ¿Y por qué no me liberas?

El stargate de Dakhara se activa.

Adria: ¡Puedes irte!

Planeta natal de la Tok’ra

Ejecución de Baal, el SG1 y ella miran la ejecución de Baal.

Yura observa como el huésped es extraído de Baal.

O’Neill se le acerca a Yura.

O’Neill: ¡Estos bichos son repugnantes, aunque… bueno… son diferentes!

Yura: ¿O’Neill? ¡Nunca se acercó usted a mi en la ejecución!

O’Neill: ¡Vamos! ¿Qué problema hay? ¡Sé que… se siente responsable por lo que me pasó, con el tema de ese Tok’ra que fue a liberar a su amiguita! Pero, vamos… ¡No hay problema! ¡Somos aliados!

Yura: ¡Yo, colaboré en la implantación de su huésped! ¡Pero… ¡

Yura se pone timida.

Yura: Yo …

O’Neill: ¡Suéltelo! ¡Total somos aliados!

Yura besa a O’Neill y se aparta timida.

O’Neill: ¡Vaya!

Yura: ¡Lo siento! ¡Sé, que para su pueblo esto podría considerarse una ofensa…!

O’Neill: Usted, siempre ha sido discreta y prudente. ¡No debe avergonzarse de ser un poco más osada con lo que siente y lo que piensa!

O’Neill se aproxima pero ella lo rechaza.

Yura: ¡Esto no es real!

O’Neill: ¡Claro que no, esto es su subconsciente! Y este elemento de su subconsciente no lo ha superado. Reconózcalo. ¡Aceptelo! Y solamente así podrá marcharse.

Yura: ¿Y que le importa a usted mi subconsciente?

O’Neill: ¡Si no se libera usted, no podrá ser libre junto a Abdul, Isabella y Kana!

De repente aparece una chica.

Chica: ¡Ahora, puedo hablarte cara a cara!

Yura: ¡Antes eras mi anfitriona! ¿Qué haces aquí?

Chica: ¡Morí, en un ataque a mi planeta! ¿Recuerdas?

Yura: ¡Sí, cuando… estaba en Talura! Me lo notificaron… No pude ir a tu entierro… ¡Perdoname!

O’Neill: ¡Liberate Yura!

Yura: ¡No puedo! ¡He cometido demasiados errores en mi pasado!

O’Neill: ¡Liberate!

De repente ve como Amaterasu tortura a la chica.

Chica: ¡No revelaré la ubicación de la base de la Tok’ra! ¡Matéme!

Amaterasu: ¡Morirás si no lo revelas!

Yura intenta golpear a Amaterasu pero la traspasa.

O’Neill: ¡No puede hacer nada con su pasado, más que aceptarlo como tal!

Yura: Pero… ¡Ella no merecía todo esto!

O’Neill: ¿Y usted sí?

Yura: ¡Yo… necesitaba un anfitrión para sobrevivir, pero… mis acciones la llevaron….!

O’Neill: ¡Ella al cabo de unos años, hubiera sido esclava de los Goaul’d, vivió siglos de una vida increíble!! ¡Salga!

Yura ve como el stargate del planeta de la Tok’ra se abre.

Yura: ¿Y que he de hacer?

O’Neill: ¡Cruce sin miedo y será libre!

Atlantis – Sala de reuniones.

Larrin está con Sheppard, Makaay, Ronon y Teyla.

Larrin: ¿Qué pasa aquí?

Sheppard: ¡Vamos! ¡Vives aquí! ¡Con nosotros!

Sheppard la coge de la mano.

Sheppard: ¿O no te acuerdas de mi?

Larrin: ¡Claro que me acuerdo de ti Sheppard!

Sheppard: ¿Y bien?

Larrin: Pues que no estás aquí, tú estas muerto y yo estoy en un planeta siendo torturada por unos alienigenas de otra galaxia que no es la mía. Mi galaxia que antes era dominada por los Wraith está siendo dominada por los Yura, unos seres crueles y poderosos. Estoy aquí para ayudar a mi galaxia a vencerlos.

Sheppard: ¡Tránquila!

Larrin: ¿Tranquila? ¡Quiero salir!

Sheppard: ¡Dame un beso!

Larrin: ¿Qué? ¡Jamás!

De repente todos desaparecen.

Wana – Control del escudo.

Jalina se despierta.

Jalina: ¿Qué ha pasado?

Nora: ¡No ha sido nada! ¡Ya he erradicado el virus! ¡Espero que ahora esten todos bien! ¡Aunque deberemos reprogramar el escudo! ¡Por ahora está desactivado! ¡Deberemos trabajar para protegernos efectivamente!

Jalina: ¡Pongámonos a trabajar!

Planeta de los Nuvanos.

Las esferas luminosas rodean al equipo de Abdul.

Ser 1: ¡Hemos decidido que sean libres! ¡Han pasado por mucho! ¡Aunque no podemos ayudarles en su lucha contra los Yuranos! ¡Lo siento!

Abdul: ¡No pasa nada! ¡Espero que entierren su stargate para no recibir más visitas!

Ser 1: ¡Así haremos!

El stargate está activo y el equipo de Abdul lo cruza.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *