Stargate Nazca 2×08 – Kretala

Semanas más tarde, los líderes Anunakis son reunidos en la antigua base Lich, en la que los líderes de las diferentes tribus se reúnen.

En representación de los Yeigan, Huki. En representación de los Hala(los que secuestraron a los humanos) Migam, en representación de los Yomei: Takal, de los Lich, Ashlan y de los Prorrok Kahui. Estos líderes, junto al SE5 se reúnen para determinar el futuro de la galaxia. Una galaxia, en la que un enemigo peligroso: Los BIP les asecha desde hace mucho tiempo.

El Coronel Marelli supervisa la misión y coordinar la seguridad junto a los Kishor, Tisha e humanos que sirven a los Annunakis.

La conferencia se alarga, mientras el equipo de Peter y el de Morel se dirigen hacía el planeta designado como Kretala dónde los Liranos supuestamente guardan muchas cosas interesantes. Zeborian, que anda ocupado con el tema de la reunión de la plana mayor de los Annunakis, no ha podido viajar con el SE1 y SE4.

Llegan al planeta por el stargate e introducen el código que Zeborian les ha dado. Evidentemente, al llegar las luces de la instalación están sorprendentemente encendidas. Los dos equipos caminan por el pasillo excavado en la roca de las instalaciones, en el pasillo, hay una bifurcación. Morel se dirige hacia la derecha y Peter hacia la izquierda con sus respectivos equipos. Al parecer hay silencio, pero el lugar parece habitado.

Peter y el SE1 se adentran por las instalaciones y llegan a un lugar por dónde oyen voces, voces que no alcanzan entender o percibir, pero es evidente que el lugar está ocupado. Morel, en cambio junto a otros se cruzan con una criatura monstruosa, es de color rojiza y con enormes pinzas que intentan atravesar al SE4 que huye hacia su anterior posición pero la criatura es veloz y les persigue. Las armas del SE4 son inútiles contra esa criatura.

Mientras tanto Peter se ven rodeados por unos seres de aspecto humanoide que van armados con unas extrañas armas en forma de esfera. Peter y los demás sin saber muy bien porque bajan sus armas y hacen gesto de rendirse.

Una de las criaturas, que vuela con una esfera grande pero mucho más pequeño y con una cabeza más grande se acerca a ellos. Son muy parecidos a los humanos pero a la vez, son más fuertes y más altos. El extraño ser, se acerca y dice llamarse Tumu

Tumu: ¡Bienvenidos a Kretala! ¡Mi nombre es Tumu! ¡Rey de los Hok!

Peter: ¿Hok?

Tumu: ¡Sí! ¡Así se llama mi raza! ¿Qué hacéis en este territorio?

Peter: ¡Venimos para, poder establecer…!

Tumu: ¡Silencio! ¡Lo descubriré fácilmente!

Peter siente un gran dolor de cabeza y se desmaya.

Tumu: ¡Vaya! ¡Veo que no resisten demasiado mi exploración mental! ¡Sé que vienen de un planeta llamado Tierra y que ayudan a esos Annunakis a deshacerse de los BIP! ¡O algo así! ¡Evidentemente, mi raza procedente de Hokaido, no puede permitirse el lujo de dejarles estar en estas instalaciones!

Hassan: ¿Y qué es lo que pretenden ocupando este lugar? ¿Cómo han llegado hasta él?

Tumu: ¡En nuestras naves! ¡Evidentemente!

Hassan: ¿Y dónde están? ¿Qué quieren de este lugar?

Tumu: ¡Nuestro pueblo necesita de esta tecnología para honrar a nuestros dioses!

Hassan: ¿Dioses?

Tumu: ¡Los Lemurianos se mostraron ante nosotros y nos mostraron el camino hace mucho tiempo! ¡Dijeron que nos protegerían de los BIP y así fue! ¡Ningún BIP ha atacado a ninguno de mi pueblo!

Entre tanto, la criatura que ataca al equipo de Morel se queda quieta. Y de él sale un Hok que sale del vientre de la criatura.

Alku: ¡Mi nombre es Alku! ¡Soy un Hok! ¡O al menos solía serlo! ¡Evidentemente, como ven, he tenido que unirme a esta criatura!

Morel: ¿Unirse?

Reinaldo: ¡Señor! ¡Deberíamos bajar las armas!

Alku: ¡No! ¡Debéis mantenerlas! ¡Llevo siguiendo a Tumu y ha llegado hasta aquí! ¡Pensaba que erais alguno de sus conquistados que venían a imponer su poder! ¡Veo que sois de fiar! ¡Pronto, mi ejercito de monstruos atacará a Tumu y liberará este lugar de su dominio! ¡Deben partir por el stargate!

Morel: ¡Verá! ¡Nuestros amigos…!

Alku: ¡Están en manos de Tumu! ¡Lo siento! ¡No puedo hacer nada!

Morel: ¿Y si nos deja intentarlo?

Alku: ¡No puedo permitirme que pierdan esta batalla! ¡Ni que participen en ella! ¡Deben ir a Hata-Min! ¡El planeta dónde está mi gente! ¡Pero, no vayan armados! O vayan armados pero con las armas apuntando al suelo.

Morel: ¿Qué planeta es ese?

Alku: ¡Deben ir! ¡La guerra contra las fuerzas de Tumu ha de proseguir!

Morel: ¿Tú ejercito no podrá…?

Alku: ¡Podrá eliminar a las fuerzas de Tumu o bastantes de ellas! ¡Pero esta base será irrecuperable!

Morel: ¿Qué quieres decir?

Alku: ¡Mis criaturas son criaturas bomba! ¡Están destinadas a morir por la causa!

Morel: ¡Pero…!

Alku: ¡Tumu y sus subalternos pueden teletransportarse mediante contacto psíquico con las naves! ¡Ustedes no tienen naves! ¡Nosotros sí! ¡Ahora largaros de aquí!

Morel: ¡De acuerdo! ¡Denos un tiempo para intentar…!

Alku: ¡El poder psíquico de esos individuos es demasiado fuerte para sus mentes! ¡Lo siento! ¡No puedo arriesgarme! ¡Vayan a Hata-Min! ¡Tienen la dirección!

Morel: ¿Ahora?

Alku: ¡Intentaré salvar a sus amigos pero no puedo garantizarlo!

De repente todo el SE4 se desmaya y algunas criaturas envían por el stargate al equipo.

Alku: ¡Tenía que hacerlo! ¡Lo siento! ¡Entre mi gente estaréis bien!

Entre tanto Tumu obliga a llevarse a los prisioneros a la nave. La nave es una extraña esfera de color metalico y el SE1 queda atrapado entre algo que parece orgánico. Los Hok, en cambio se unen a la nave por lo que controlan todo. Alku en cambio manda sus tropas contra las fuerzas de Tumu, pero la sala ya está vacía.

Alku: ¡Mierda! ¡Han escapado! ¡Malditos, cabrones!

De repente el stargate se activa y a través de él, una especie de rayo se expande por las instalaciones. Alku, observa como sus criaturas se van disolviendo, viéndose obligado a teletransportarse a su nave oculta. Todo su ejercito ha quedado disuelto y el suelo está lleno de un liquido rojizo.

Entre tanto el equipo de Morel despierta en Hata-Min, dónde se ven rodeados por otros Hok. Un Hok que se hace llamar Urk les saluda.

Urk: ¡Bienvenidos a Hata-Min! ¿Cómo están? ¡Alku nos informó de su llegada! ¡Aunque según nos informa desde la nave de que su misión ha sido un fracaso!

Morel: ¿Qué misión?

Urk: ¡Verá! ¡Queríamos atacar a Tumu con todas nuestras fuerzas creadas en el laboratorio de ahí, pero al parecer alguien llamó por el stargate enviando un rayo capaz de eliminar la materia! ¡Y estos guerreros de Tumu, conocen los códigos de desactivación del escudo, que es lo único que podría evitar la emisión de dicho rayo! ¡Así que creo que debería informar cuanto antes a su gente, antes de que manden a su planeta ese rayo desintegrador!

Morel: ¿Qué? ¿Un rayo desintegrador?

Urk: ¡Seguramente, Tumu enviará un rayo por la puerta a su planeta en cualquier momento!

Morel: ¡Debo llamar a casa entonces!

Urk: ¡Alku va a intentar algo arriesgado! ¡Aunque a su orden hemos activado nuestro nuevo escudo y hemos llamado a Hokaido! ¡Neutralizando así durante un tiempo el posible ataque! ¡Espero que Alku llegue a tiempo para cambiar los códigos en su planeta!

Morel: ¿Cómo…?

Tumu y sus soldados llevan a Peter y los demás en Hokaido a una cámara frigorífica para conservarlos y retenerlos. Siguen inconscientes, aunque Tumu ordena traer a Peter.

Peter despierta al cabo de un rato en el interior de una de esas esferas.

Tumu: ¡Esta tecnología nos permite también llevar prisioneros fuera de sus celdas! ¿A qué es fascinante Peter?

Peter: ¡Depende de lo que entienda por fascinante!

Tumu: ¡Verá! ¡Sé que no le resulta cómodo estar ahí dentro! Pero, usted es uno de mis invitados.

Peter: ¿Invitado dentro de una esfera?

Kiram se aparece en ese instante.

Kiram: ¡Tranquilo Peter! ¡Mis fieles, no van a matarte si es eso lo que te preocupa!

Peter: ¿Qué quieres de mí?

Kiram: ¡Te dejé ir una vez! Pero aún no me he redimido ante tu gente por el pecado cometido por Leithan, que vuelve a ser un simple Annunaki.

Peter: ¿A que te refieres con redimir?

Kiram: ¡Veo que vas por la labor! ¡Evidentemente, esto de que un ser de una dimensión o plano existencial superior esté en uno inferior, tiene una serie de normas. ¡Evidentemente, yo como buen ser de la séptima dimensión, he de respetar las normas!

Peter: ¿Qué normas? ¿Quién las marca?

Kiram: ¡Créeme! ¡Vi como muchos de los míos las incumplían de forma grave y desaparecieron! ¡Creo, que eso, me deja claro que hay normas y que no puedo combatir contra ellas! ¡Así que, de momento… he de seguirlas! ¡Te doy a elegir Peter!

Peter: ¿Elegir? ¿Qué vas a hacerme escoger?

Kiram: ¡Tú y tu equipo podéis iros o bien, incapacitar para siempre el rayo destructor de organismos vivos que pueden enviar los Hok por el stargate.

Peter: ¿De dónde…?

Kiram: ¡Poco importa! ¡Es una técnica que no podrían volver a usar nunca más!

Peter: ¿Cómo sé que Leithan no va a estropearlo?

Kiram: ¡Leithan, anda ocupado en otros asuntos ahora mismo!

Peter: ¿Qué asuntos?

Kiram: ¡Los BIP son guerreros poderosos y sin duda letales! ¡Pero los Hok! ¡Son adorables! ¿No crees?

Tumu: ¿Qué desea que hagamos Lemuriano sagrado?

Kiram: ¡Todo a su debido tiempo Tumu!

Entre tanto la conferencia Inter.-annunaki queda arruinada por las fuerzas de los BIP que sin saber muy bien como han vuelto a detectar su posición. Luca Morelli coordina la defensa de las instalaciones, mientras que su equipo se encarga de desalojar a los líderes Annunaki. Pero en la puerta Leithan y varios BIP le esperan.

Ashlan: ¿Qué haces aquí? ¡Largo!

Leithan: ¡No puedes tratar así a uno de tus invitados Ashlan! ¿Qué es una reunión Anunaki sin mi?

Kiantek aparece junto a varios Kishor ante Leithan.

Kiantek: ¡Ríndete, traídor!

Leithan: ¡Al parecer Kiram no te mató cuando debería haberlo hecho!

Kiantek: ¡Al parecer él no puede directamente matar a nadie de esta dimensión! ¡Una de esas normas!

Leithan: ¡Estúpidas normas! ¡Entonces te mataré yo con mis propias manos!

Kiantek: ¡Li Kahta Noi Shen!

Marta: ¿Qué es lo que dicen?

Kiantek: ¡Es el combate a muerte para decidir el líder de los Annunakis!

Ashlan: ¡Entonces, deberíamos combatir todos!

Migam: ¡No! ¡Sus tribus lucharán para ver cual predomina por las suyas Ashlan! ¡Hace tiempo que no conoces ni practicas nuestras tradiciones! ¡Vamonos mientras pelean!

Kiantek y Leithan luchan a muerte el uno contra el otro.

Marta junto a su equipo activa el stargate.

Gracias a todo eso, el SE5, Zeborian y los Annunakis, Lich, Kishor y Tisha, además de los esclavos humanos de los Annunakis logran escapar por el stargate a la Tierra.

Mientras tanto Kiram observa a Peter.

Peter: ¿Qué es lo que miras?

Kiram: ¡Ver como el destino de un planeta está en manos de una sola persona! ¡Aunque la oportunidad de poder escapar de aquí es bastante tentadora! ¿Verdad?

Peter: ¡Deja de torturarme y suéltame!

Kiram: ¡Creo que te gusta ser mi prisionero Peter! ¡No tienes …!

De repente algo choca contra una torre cercana que se derrumba. Peter, sin saber como queda libre. Kiram y Tumu se ven envueltos en el polvo. Peter tiene claro que es su única ocasión de escapar. Aunque tampoco sabe dónde están sus compañeros.

En cambio el SE1, Eric, Tania, Hassan, Sherab y compañía confundidos se levantan y corren hacía la salida del habitaculo dónde están encerrados. Se encuentran con una especie de arsenal.

Sherab: ¡Coged esas esferas! ¡Vamos a dar a esos Hok por dónde más les duela!

Sherab y compañía luchan contra los Hok. Peter, en cambio se ve rodeado por un grupo de ellos.

Peter: ¡Vale, chicos…!

Kiram aparece ante él.

Kiram: ¡Me parece que has tenido suerte Peter! ¡Aún tengo una deuda contigo!

Kiram extiende su mano y congela en el tiempo a los Hok.

Kiram: ¡Aprovecha para huir ahora Peter! ¡Espero que esto termine con nuestra deuda!

Peter: ¡Si sobrevivo considera la deuda cancelada!

Kiram: ¡Entonces estará cancelada! ¡Hasta la próxima Peter!

Peter aprovecha y coge una de las armas de los Hok y corre. Dónde se topa con su equipo.

Peter: ¿Habéis localizado el stargate?

Sherab: ¡Hemos localizado nuestras cosas y el stargate! ¡Aunque sin energía…!

Peter: ¡Lo sé! ¡Pero algo debemos poder hacer!

Todo el SE1 corre mientras un malherido Alku camina hacia ellos y les señala con el dedo.

Alku: ¡Esas naves servirán para que vayáis a un planeta con stargate! ¡Cambiad la clave de vuestro escudo para que cuando restauren su energía no puedan atacaros! ¿Entendido?

Peter: ¿Quién eres?

Alku: ¡Un amigo de Morel! ¡Ahora corred!

Peter: ¿Y tú? ¿Por qué…?

Alku: ¡He de ocuparme de algo para asegurarme de que Tumu y su gente no os vuelva a molestar durante suficiente tiempo!

Peter y los demás sin dudarlo abandonan las naves. Entre tanto Morel y los demás cruzan el stargate a la Tierra contándole todo a Zeborian, Arabelle y Merane, que con la presencia de Urk, no tienen más remedio que aceptar. Cambian los códigos cuando reciben una llamada desde un stargate.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *