You, ese vecino que siempre saluda

you-poster

En la historia de las series de televisión hemos conocido infinidad de psicópatas, de algunos incluso nos podríamos enamorar, no sólo por su evidente atractivo sino porque precisamente los psicópatas tienen la gran habilidad de caer bien, de ser amables, de ser ese yerno que toda madre querría.

You, la serie de Lifetime está basada en la novela ¿Qué harías por amor?, de Caroline Kepnes, y logra engancharnos desde el comienzo. En los diez episodios de la primera temporada hemos conocido la historia de Joe Goldberg (Penn Badgley) y Guinevere Beck (Elizabeth Lail), una historia de acoso, de mentiras, de ¿amor?

Amores tóxicos

A lo largo de la historia de la literatura, del cine o la música se nos ha transmitido unos ideales de amor tóxico, en los que la posesividad, los celos e incluso la violencia estaban totalmente aceptados. Las mujeres nos hemos criado con una serie de referentes en los que el fin, es decir que la pareja estuviera junta, justificaba los medios. De hecho, hemos normalizado que nuestro enamorado tuviera actitudes egoístas, dominantes y machistas justificándolas porque su origen era el amor tan intenso que sentía por nosotras. Incluso, hoy en día, se siguen describiendo los asesinatos machistas como asesinatos pasionales, en los que ese supuesto irrefrenable amor nubla la razón del agresor.

Afortunadamente, la sociedad va evolucionando, aunque más lentamente de lo que nos gustaría a las mujeres. Empezamos a comprender que el amor en ningún momento puede justificar el hacer daño ni física ni psicológicamente, que nadie debe estar a nuestro lado coaccionado o con miedo.

En You, la protagonista no es consciente de las malévolas artimañas que utiliza Joe para conquistarla, sin embargo, la audiencia conoce los movimientos del librero psicópata.

¿Quién es Joe?

Joe Goldberg es un librero joven, amable, ese chico del que nadie sospecharía si buscaran al autor de un crimen. Un hombre aparentemente sencillo, capaz de hacer cualquier cosa por la chica a la que ama… Bueno, pero ¿qué puede saber un psicópata de amor?

Cuando Beck, una mujer evidentemente atractiva, aparece en la librería de Joe, él inmediatamente queda prendado de ella y decide que quiere conquistarla. Los métodos de Joe para acceder a Beck no tienen límites, decide invadir su intimidad, robar su teléfono móvil, espiarla y acosarla hasta entrar en su vida. Por supuesto Beck no tiene ni idea de que ese chico que ha aparecido en su vida, de forma tan “casual”, esconde una personalidad terrorífica y carente de empatía, ni siquiera quienes vemos la serie (y no hemos leído la novela) sabemos hasta dónde es capaz de llegar Joe para que Beck sea su pareja.

¡Spoilers!

Como en multitud de ocasiones, nadie del entorno de Joe puede imaginar que es una persona peligrosa, que es un asesino. A la primera persona que nuestro protagonista decide hacer desaparecer es a Benji (Lou Taylor Pucci) el “novio” de Beck, con el cuál ella tiene una relación bastante tormentosa. Joe decide quitárselo de en medio para que le deje el camino libre, es aquí donde empezamos a comprender que es capaz de todo. Por eso también se encarga de asesinar a Peach (Shay Mitchell), la mejor amiga de su novia.

Para contrarrestar su actitud enfermiza vemos a un Joe que se preocupa y cuida a su vecino Paco. Un niño con una familia desestructurada que se refugia en los libros que le presta Joe. Son en los momentos con Paco donde vemos a un Joe que es buena persona, capaz de preocuparse por el bienestar del niño sin esperar nada a cambio. Y precisamente eso nos hace darnos cuenta de que hay personas capaces de mostrar distintas caras, capaces de hacer el bien y el mal.

A medida que avanza la serie vemos como los celos de Joe hacen que la relación termine y se refugie en una nueva pareja, Karen (Natalie Paul). Nos sorprende ver como Joe se muestra relajado con esta mujer, sin embargo, queda más clara su actitud cuando nos damos cuenta de que no está enamorado de Karen y quiere volver con Beck, lo que finalmente consigue. Grave error para ella.

Joe descubre que tenía razones para estar celoso y Beck que su sensible novio es un psicópata asesino que guarda objetos de sus víctimas, demostrando así la implicación en sus muertes. Esto supone el fin para Beck, porque aunque por un momento pensamos que el amor de Joe sería más fuerte que su instinto asesino, es sólo una ilusión y no es posible que Beck pueda salir con vida de esta historia. Ni Joe quería realmente a Beck, ni iba a permitir que ella le denunciara y acabar en la cárcel. Así que como nos temíamos, Joe acaba con la vida de su presunto amor y sigue con la suya como si tal cosa, como hace siempre.

La mayor sorpresa del final de temporada no es que Beck acabe asesinada, ni que Joe quede impune de todos los asesinatos e inculpe al Dr. Nicky. Lo que no nos esperábamos es que Candance, la anterior novia de Joe siga viva. Sí, su extraña desaparición nos hizo pensar que estaba muerta pero no, Candance aparece para dejarnos con la intriga y las ganas de que llegue la segunda temporada.

you-elizabeth-lail-penn-badgley-03

The following two tabs change content below.

Cristina A. Alonso

Licenciada en Comunicación Audiovisual, seriéfila de nacimiento. El final de Lost fue horrible.

Latest posts by Cristina A. Alonso (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *