Review Sons of Anarchy 5×04

Seguimos sin guardar los kleenex… y yo que pensaba que lo peor había pasado, después de estarme unos días hecho polvo y otros tantos convaleciente, me la han vuelto a colar. Vaya capítulo señores, Stolen huffy debería llamarse The Funeral porque la verdad es que ese último tramo de episodio casi que merece una review aparte. En fin, vamos a lo que vamos.

Empieza la fiesta con una pequeña elipsis y Jax y su crew están volviendo al club después de su traumante estada en prisión. Aviso ahora que si el capítulo anterior estaba como muy dividido en dos secciones (Jax y los presos/Gemma y sus líos), éste lo está pero Opie sirve de puente entre ambos y la separación está menos marcada, cosa de agradecer porque esa sensación de serie coral que muy patente, todos están relacionados y eso gusta. Sigo, la cosa es que Jax y los suyos vuelven, al presi de SAMCRO le da tiempo incluso de convencer a dos niñatos de que dejen las bicis y se compren unas harleys, solo con la mirada! Luego sabremos porqué centra su atención en esos dos críos en bici.

Jax fichando a futuros Prospects

Luego saltamos al calabozo para ver qué tal le va a Gemma, encerrada con el resto de pilinguis de Nero Padilla. La gracia está en que Wendy, la ex-mujer yonki de Jax le paga la fianza, a modo de favor. No me gusta el cáriz que está tomando esto, con Gemma en plan manipuladora mega nazi que solo quiere joder a Tara. Va como atrayendo a Wendy, dándole consejos, etc no sé, me gustaba pensar que aquello había terminado en la primera temporada, no quiero volver a verle la cara de caca a esa ex-yonki, la verdad. No quiero que la amenaza de “a que te quito a tus hijos” gane peso y acabe acaparando más atención de la que necesita.

Ui que le tocan la cara

A partir de aquí, las dos historias separadas, la de Jax y la de Gemma, confluyen y pasan a ser una historia coral. Jax a va a ver qué narices ha pasado con el burdel de Nero y acaba escoltando a la ex-disney star Ashley Tisdale y protegiéndola de la muerte a manos de dos latinos un tanto extraños. Yo no sé qué pasa en Charming pero hay gente extremadamente rara con la que hacer tratos.

y yo quiero un chalet en el campo

Mención especial para la charla que tiene Gemma con Clay en el gym del club. Una escena cargada de tensión, rabia y comentarios envenenados. Esa réplica de Gemma al “ya no te reconozco” de Clay me encanta. Hay que reconocer que esta señora, por muy arpía que sea, tiene un carisma de tres pares de narices.

Grande Gemma!

Después asistiremos a la versión ‘enamorada’ de esta charla cuando Jax y Tara discuten sobre si decirle a Abel que bueno, tiene como poco, un pasado truculento. Nacer puesto de crack, que te secuestren la IRA irlandesa cuando solo tienes un año, que tu madre biológica fuera una yonki de pro, que tu padre haya matado a no sé cuantos, y un largo etcétera. Como bien dice Jax, quien sabe lo jodido que le haya dejado lo del secuestro y nacer drogado, no necesita que le digan, cuando sea mayor, que su madre biológica era una yonki asquerosa.

A Jax no le gusta que le toquen lo que no suena

La llegada del féretro de Ope marca el último tercio del episodio con tres escenas, a cada cual mejor. La primera es la business talk de Jax con Nero y la recuperación de algo para la trama que en su día dio mucho juego y se cerró así como muy de sopetón. Vuelven las pornstars de CaraCara, la productora de Luann que acabó reducida a cenizas. A ver si de la mano de Nero el negocio de las tetejas vuelve a surgir. Recordad también que fue durante la trama de la productora porno cuando estaban dando por saco los Nazis de Zobelle, de hecho, si mal no recuerdo, fueron ellos los que incendiaron la productora. Zobelle se fue de rositas y sigue en paradero desconocido. Francamente, me encantaría ver como, a raíz de que Nero se hace cargo de alguna de las chicas de CaraCara, trae de nuevo a Zobelle. Soñar es gratis, ¿no?

¿Este será el inicio de una gran amistad?

Por otro lado tenemos la paliza gitana que le clavan Tara y Gemma a la señora que va con Nero, a modo de venganza. No sé pero Tara parece tonta o algo. No ver que Gemma está jugando contigo y consiguiendo que hagas lo que ella quiere… Tan difícil es no dejarse engañar? O es que la cicatriz que tiene en el canalillo hipnotiza al que la mira de frente, es la única explicación que le veo para que una mujer que se supone que es mazo de lista (Tara) que sabe que Gemma se la tiene jurada acabe entrando en su juego de ‘yo no tengo la culpa, ha sido esa de ahí que no has visto en tu vida, la mala del juego’. Tara, hija, que tienes estudios, por favor!

Entre lo de la cárcel y esto, Gemma parece que viva en una película porno

Y para acabar, la guinda del pastel, el funeral. Ya te van adviertiendo que va a ser emotivo, tu cabeza te prepara, pero amigos, nada te puede preparar para esto. Comapraría la escena con el final de Six Feet Under (a pequeña escala, el final de Six Feet es una bomba atómica). Ver el féretro, ver a todos los Sons depositando ofrendas (me ha faltado ver la de Juice), ver a Jax guardarle en la solapa de la chaqueta la foto de ellos de niños sobre unas bicis, ver que no puede controlar sus pucheros (ahí no estaba actuando), ver levantar el ataúd rodeado de Sons alzando sus copas, ver a Jax cerrar la puerta del coche fúnebre con esa rabia contenida. Es muy duro pero lo que me ha matado ha sido ese ‘See you soon brother’ de Jax ante la vidriosa mirada de Clay y los otros.

Pelos de punta

Yo no sé cómo va a acabar esto, pero ha empezado como un camión fuera de control en la autopista, arrollando a todo lo que se pone por delante.

Nudo en el cuello

¿Y Pope? Que se joda, este no es su capítulo.

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *