Stargate Fusión 4.2- El regreso parte 1

Parte 2-

Sheppard despierta atado en el comando stargate, El Coronel Marelli y Takanashi se le aproximan.

Cor. Marelli: ¿Quién eres ahora?

Sheppard: ¡El coronel John Sheppard, número de identificación…!

Cor. Marelli: ¡Desatemosle!

Sheppard: ¿Y la Destino?

Cor. Marelli: ¡Deberíamos desconectar las piedras a este lado por más seguridad! ¡La Coronel Carter intentará averiguar lo que ha sucedido y como Yamamoto ha logrado llevarte a su nave con las piedras.

Sheppard: ¡Sí, pero será mejor que me desaten, o las desconecten! ¿Qué dice el General respecto a nuestras necesidades?

Cor. Marelli: Cuando vuelva la persona enviada a Pegasus en su lugar para evaluar la situación, entonces tomaremos una decisión y le avisaremos. ¿A quién le tocará las piedras la próxima vez?

Sheppard: Eso aún no se ha decidido, va por votación.

Cor.Marelli: Comprendo, usted está al mando, en ausencia del General Zakarov, que murió por culpa de los Korax.

Sheppard: ¡Cierto!

De repente suena la alarma de la base.

Sheppard: ¡Será mejor que vayas! ¡Y desconectadme ya!

Desatan a Sheppard y se desconecta las piedras. La base stargate está en alerta, el sueño se apodera de todos los de la base, algo que atraviesa misteriosamente el stargate y se desconecta.

De repente Luca se encuentra en una ciudad desierta, con todo en ruinas. Parece que no hay nadie ni nada.

Luca camina por la ciudad, sin entender muy bien lo que sucede. De repente en el cielo aparecen una serie de naves, pero no son de ninguna configuración conocida. Son completamente distintas a las naves que se hayan visto jamás. La forma de dichas naves es similar a la de las naves Korax. De repente las naves parecen arrasar la ciudad, mientras que Luca intenta huir e ocultarse para no verse alcanzado. El Mayor Takanashi le apunta con un arma.

Takanashi : ¿Dónde estamos? ¿No estabamos en la base?

Luca: Será alguna especie de ataque o algo por el stargate. Estamos en la base pero esto parece una especie de sueño. ¿No?

Takanashi: ¿Cómo salimos de él?

Luca: Encontremos al resto. Walter, el general Mitchell, el Doctor Jackson tiene que estar por algún lado.

Takanashi: ¿Y el resto del equipo?

Luca: Juana y Tania están en una misión con el SG11.

Takanashi: Mal momento para abandonarnos.

Luca: A no ser que tenga que ver con el ataque.

Las naves aterrizan en la ciudad.

Entre tanto Mitchell y el Doctor Jackson están cerca de unas ruinas, dónde hay unas inscripciones.

Dr. Jackson: ¡Al parecer estas inscripciones son raras, no las sé traducir!

Mitchell: ¿Dónde estamos Daniel? Estaba en el despacho y ahora de repente estoy aquí.

Dr. Jackson: Lo sé. Yo me dirigía para unirme a la misión del SG1 para ir al planeta designado para el encuentro con los Furlings.

Mitchell: ¿Y si esto tuviese que ver? Ya sabes, los antiguos con los hologramas. ¿Por qué no los furlings mediante sueños? Ellos interceptaron la comunicación piedras en la que tú y Jonson estabáis envueltos para comunicarse con vosotros.

Dr. Jackson: ¿Y por qué vemos a lo lejos, en la ciudad una especie de ataque? ¿Dónde están Luca y Takanashi?

Mitchell: Esperemos que no anden demasiado lejos. Si esto es una especie de sueño… ¿Dónde están nuestros interlocutores?

Dr.Jackson: Tal vez el mensaje es de que estos son el enemigo del cuál huyan o algo así.

Mitchell: ¿Y si no son los furlings?

En ese momento entra en escena el Doctor Lee.

Lee: ¡Disculpadme! ¿Dónde está mi laboratorio?

Dr.Jackson: Eso tratamos de averiguar. ¿Y el resto?

Lee: Pensaba que ustedes como expertos lo sabrían, pero veo que no. Tal vez… Pensemos…

Entre tanto Takanashi y Marelli se topan con Walter.

Walter: ¡Hola! ¿Qué es todo esto? ¿Dónde estamos?

Marelli: ¡Tal vez sea una especie de infiltración de algún tipo o una nueva arma de la alianza luciana o de otro tipo!

Entre tanto en la Destino, Yamamoto y los demás observan como el jumper está lleno de depósitos de agua. ¿Qué es lo que sucede?

Yamamoto: No tengo explicación, señor.

Peter: Hasta nueva orden, el jumper no podrá ser utilizado. Habrá que sellarlo de alguna forma.

Yamamoto: ¿Señor?

Peter: ¡Tenemos que ir a despertar a la tripulación original de la Destino! Esto se nos está hiendo de las manos.

Yamamoto: Sin duda alguna pero deberíamos estudiar el tema, para evitar problemas. O tal vez intentar contactar a través de Johson con los seres del planeta de hielo.

Peter: ¡Que se ocupe el teniente y que sea vigilado!

Peter se dirige hacia su estancia, que es la que antiguamente ocupaba el Coronel Everett Young.

Entre tanto el teniente se acerca a Johnson.

Teniente: ¡Escúcheme sargento Johnson! Si está usted ahí…

De repente Johnson vomita y aparece una figura conocida. Es Ginn.

Teniente: ¿Ginn? ¿La chica esa?

Ginn: ¿Qué ha pasado? ¿Por qué estoy aquí? Eli me aisló en una parte de la nave.

Teniente: Tal vez, esos seres de hielo hayan conectado de alguna forma con…

De repente del resto del hielo que sigue echando por la boca Johnson aparece también Amanda Perry.

Los soldados vigilan atentamente.

Teniente: ¡Explicaos! No podéis ser las autenticas.

De repente la nave empieza a tener fallos de energía.

Teniente: ¿Qué es lo que pasa? ¿Qué es lo que pasa?

Ginn: Me temo que de alguna forma hemos tomado los cuerpos de estos seres y estos seres han tomado la nave.

Teniente: ¿Eso es posible?

Ginn: Tal vez… No sé. No conozco a estos seres.

Amanda: Pero tiene sentido. Estos supieron que Johnson tenía un goaul’d.

Johnson en cambio está tumbado en el suelo sin poderse apenas mover.

Teniente: ¡Avisaré a la doctora…!

Ginn: ¡No! Es peligroso tocar a Johnson ahora…

Los ojos de Ginn se vuelven completamente negros.  

Ginn: ¡Esta nave nos pertenece! Ahora, la controlaremos y la llevaremos a nuestro mundo de origen.

Teniente: ¿A qué se refieren?

Los ataques en el mundo en el que el SG1 se ve envuelto, se recrudecen. Pero ambos grupos el de Mitchell-Dr.Jackson-Lee y Walter-Marelli-Takanashi siguen separados.

Takanashi: ¡Esto es un fastidio! Están construyendo algo. ¡Deberíamos acercarnos!

Marelli: ¿Sin armas? ¡Es un suicidio!

Walter: Si es un sueño, no debería importarnos.

Takanashi: ¿Y si es algo distinto?

Entre tanto Lee y su grupo intentan averiguar que podría ser.

Dr. Jackson: ¿Tal vez una exploración mental como los replicantes humanoides?

Lee: ¿De quién y para qué?

Dr.Jackson: Tal vez para conocernos. No sé. Los furlings igual sean desconfiados, o tal vez para estudiar nuestras reacciones por parte de algún enemigo. Lo que está claro es que este sueño tiene un propósito y cómo sueño, deberíamos poder despertar en la base.

El equipo de Walter, Marelli y Takanashi llegan en un edificio abandonado y observan lo que están construyendo. Es una especie de stargate, aunque no es exactamente lo mismo, ya que carece de símbolos.

Walter: ¿Por qué construirán un stargate que no va a ninguna parte?

Pero el stargate se activa y de él, salen varias tropas enemigas, varios robots y otros seres.

Marelli: ¿Qué diablos es esto?

Walter: ¿Un stargate de llamada a cobro revertido?

Marelli: ¿Para qué?

Walter: Tal vez para que se absorva energía aquí y…

El cielo empieza a volverse gris y tormentoso, el suelo empieza a temblar obligando al equipo a salir corriendo de él.  Siendo detectados por los seres que ahí hay, que envían a sus robots a perseguirles. Ante ellos un hombre en medio de la calle, les observa. No parece ser nadie, ya que pasan a través de él, pero los robots parecen pararse ante él.

Walter: ¿Qué diablos significa esto?

Marelli: Ni idea, pero debemos averiguarlo.

En la Destino, las cosas siguen mal.

Teniente: Abandonad el sistema de la nave. ¿Qué es lo que queréis? ¡Podemos negociar!

Ginn: Ustedes no negocian con nadie. ¡Ustedes son fieros, salvajes, son demasiado poco evolucionados para tener una nave de este estilo! ¡Quienes la construyeron, eran muy inteligentes! ¡Sabemos que podéis pilotarla…!

Teniente: Nosotros no. Rush, el Doctor Rush puede… Y si nos ayudáis a reanimarlo…

Ginn: Obtendremos sus conocimientos de una manera u otra y controlaremos la nave.

Teniente: ¿Por qué?

Ginn: En vuestras manos, no está segura esta nave.

Teniente: ¿Cómo podemos…?

Ginn atraviesa con su mano al teniente que empieza a verse congelado.

Ginn: Servirás para poblar a esta nave de nuestra gente. ¡Soldados, alejaros o recibiréis el mismo trato! ¡Si queréis vivir, avisad al coronel que esté al mando que se rinda!

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. VJ dice:

    Muy bueno el capitulo!!!!
    pobre de la destino, le falta mantenimiento xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *