Stargate Certeza Capítulos 1 a 3

¿Qué harías si tuvieras la absoluta certeza de que se avecina un terrible peligro y nadie te creyera? Tras una inspección rutinaria a un planeta aparentemente deshabitado, un miembro del SG-1 está a punto de comprobarlo.

Capítulo 1

Si no descubro la forma de acabar con Teal’c, sé que pronto todos estaremos muertos.

Lo supe en cuanto nos reunimos para volver al SGC. Nos habíamos separado para explorar P3X-542 y debíamos encontrarnos en el Stargate a la hora acordada. Jackson y Carter llegaron antes que yo; estábamos los tres juntos cuando Teal’c apareció.

Sólo que no era Teal’c. No comprendo porque nadie más se dio cuenta. Sé que actué precipitadamente, pero supuse que todos lo sabían, igual que lo sabía yo. Levantéla P90 y le apunté. De ninguna forma iba a permitir que aquello cruzara el Stargate con nosotros de vuelta ala Tierra.

Tenía que haber disparado, pero quería saber dónde estaba el verdadero Teal’c. Se lo pregunté, sin dejar de apuntarle. Recuerdo que escuché a Carter a mis espaldas decir “¿Qué demonios te pasa, Cam?”. Me llamó la atención, porque cuando estamos en una misión siempre me llama Mitchell. Y luego Jackson se colocó delante del falso Teal’c y fue entonces cuando perdí mi oportunidad de detenerle.

Intenté explicárselo, pero no me creyeron. Carter insistía en que me calmara y bajara el arma, pero yo no estaba en absoluto alterado. Al menos, no al principio. Le ordené que se retirara y dudó. Dudó. Yo era el jefe de misión, pero no obedeció mi orden de inmediato. Lo habría esperado de Jackson, pero no de ella. Me sentí decepcionado; si ordeno a mi equipo saltar, espero que no me pregunten porqué hasta que no estén en el aire. La supervivencia a menudo depende de decisiones que se toman en una fracción de segundo. Aquello me enfureció e hice lo peor que podía hacer en aquellas circunstancias; aparté a Carter de un empujón y disparé una ráfaga a los pies de Jackson, para que se apartara del intruso. Incluso yo me di cuenta de que estaba actuando torpemente. No quería herir a ninguno de ellos y por un segundo mi atención se distrajo en su seguridad, descuidando a aquella cosa. El tiempo suficiente para que sacara su ZAT y me noqueara.

 

Capítulo 2

Despierto en la enfermería del SGC.La Dra. Lamestá conmigo y me dirige una sonrisa tranquilizadora. Carolyn y yo tenemos una relación especial, o al menos eso llevo yo meses intentando, pero está claro que piensa igual que todos que he perdido la cabeza. Los guardias armados que vigilan la puerta no dejan lugar a dudas. Me dice que he sufrido un episodio psicótico, una crisis de ansiedad o algo parecido y que he atacado a mis hombres. Yo intento explicarle que sólo intentaba detener a un intruso que, vestido con la piel de Teal’c, intentaba colarse entre nosotros. Supongo que no soy demasiado convincente ni sueno excesivamente cuerdo, porque me administra un tranquilizante.

Capítulo 3

Cuando vuelvo a recuperar la conciencia, Jackson y Carter están aquí. Sam se ha sentado en el borde de la cama y me da unas palmaditas en el hombro. Dice que todo va a salir bien, pero yo no la creo.

Me parece que Jackson es mi mejor opción. Su naturaleza inquisitiva le hace desconfiar de todo. Le pregunto cómo es posible que no haya notado que lo que regresaba con nosotros no era nuestro Teal’c. Tras pensarlo unos segundos, él me pregunta que porqué sabía yo que no lo era. No tengo una respuesta satisfactoria; simplemente tuve la certeza de que no era él. Es más, supe en cuanto le vi que tenía una misión y que quería llegar hastala Tierraoculto para cumplirla. Carter menea la cabeza, pero Jackson todavía me presta atención.

– ¿Y no sería más lógico pensar – me dice – que no le pasa nada a Teal’c y eres tú quien sufre algún tipo de alucinación?

En realidad, tengo que admitir que eso sería lo más lógico, pero no por ello deja de ser incierto. Estoy alterado, mi respiración se acelera. Quiero volver a P3X-542; si encuentro al auténtico Teal’c tendrán que creerme. Pido ver al General Landry, pero Carter me dice que está de viaje, fuera de la base, y que ha ordenado que me retengan bajo “observación” hasta que él regrese. No me gusta el eufemismo; estoy arrestado. Y soy él único que sabe que corremos peligro.

Continuará..

The following two tabs change content below.

Hella

Latest posts by Hella (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Frede Engel dice:

    Ahora faltan más capitulos o más fan fics Hella.

  2. Hella dice:

    Estoy en ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *