Stargate fusión – Capítulo 13: Juicio final

Las naves enviadas a destruir la base Ori regresan lentamente a la Tierra. Mientras tanto en la Destino, el Doctor Rush investiga los datos de los Holon, pero no son datos concluyentes. Amanda Perry y Ginn han podido revivir, gracias a la colaboración de los seres de agua que han sido reubicados.

En la Destino desconocen la suerte de la Tierra, pero aún así, llegan a un planeta, dónde parecen haber restos de una civilización.

Un equipo baja ahí mediante un jumper atravesando el stargate. Las investigaciones son complejas, ya que la ciudad arrasada y casi destruida lleva tiempo abandonada. Los datos del hub del jumper empieza a hacer cosas raras. De repente la nave aterriza pero nadie responde a las llamadas. Se ha visto alterado por una extraña energía emergiendo desde un punto del planeta.

Entre tanto, el planeta Pegasus Gamma, así denominado para ser la base, es atacado por los hibridos de Michael, Sheppard y su equipo han salido del planeta para otra misión. La primera, en la que intentarán dar un giro a la guerra contra los Korax. Ya que empiezan a conocer sus puntos débiles.

Pero varios asteroides se aproximan hacia la Tierra pero impactan contra las naves destinadas a defender el planeta. Parece que el ataque está previsto para debilitar las defensas. Tal cómo ocurrió en el asedio a Atlantis por parte de los wraith, que mandaron asteroides contra Atlantis para debilitar.

Las pocas naves que hay defendiendo la Tierra van cayendo una a una pero los supervivientes logran teletransportarse fuera de la nave. Pocas naves quedan, esquivan las 2 naves restantes que logran esquivar el ataque de los asteroides, pero estos parecen perseguirles. El coronel Marelli dándose cuenta de la situación, destruye los asteroides que rodean el artefacto Juicio final y conjunta las piezas por control remoto.

Desde las naves observan como se construye un dispositivo al que intentan atacar sin éxito ya que posee un campo de fuerza. Además otros dispositivos que toparon con las otras naves terrícolas, han logrado mediante actividad magnética juntar piezas metálicas para construir algo extraño. Parece que el peligro va a ser complejo de vencer.

Uno de los artefactos ataca y persigue las naves restantes, la otra se adentra dentro de la atmosfera terrestre y se dirige hacía el punto en el que está situada Atlantis. Woolsey ordena activar los escudos. Los escudos son activados, pero una extraña energía ataca Atlantis o mejor dicho altera la composición del campo de fuerza. Al parecer empieza a generar una gran cantidad de gas venenoso que empieza a dirigirse hacia la ciudad. Woolsey ordena desactivar el escudo pero el artefacto parece no querer permitir desactivar el campo de energía. Por suerte varios F-302 atacan el artefacto, debilitándolo lo suficiente como para que el veneno no llegue a Atlantis, permite a Atlantis desactivar el escudo, el artefacto se enfrenta a los F-302. María activa entre tanto un prototipo de nave, basado en los conocimientos aportados por los visitantes del futuro. Para acabar con todo esto. El prototipo es lanzado y pilotado por el Teniente Korkov. El artefacto es destruido a los pocos minutos gracias a ese prototipo que logra elevarse hasta el espacio para acabar con el otro artefacto. Cosa que enfurece a Marelli.

Cor.Marelli: ¿De dónde han sacado esa condenada nave?

Soldado: Mi señor, no tenemos informes sobre ello.

Cor.Marelli: ¡Está bien! Tendremos que pasar a la fase 3.

Soldado: ¿Fase 3?

Cor.Marelli: Es hora de que Ra, se apague para siempre.

Soldado: ¿Ra señor?

Cor.Marelli: Así llamaban los antiguos egipcios a la estrella que ahora llaman Sol.

Soldado: Entiendo, señor. ¿Qué quiere hacer?

Cor.Marelli: Activaremos un stargate cerca del sol hacía un agujero negro, o mejor dicho varios hacía diversos agujeros negros, eso tarde o temprano provocará un colapso de la estrella, de consecuencias letales para los humanos.

Soldado: ¿Y esto cuanto tardará?

Cor.Marelli: Poco importa. Nada puede evitarlo. Además dudo de que puedan desviar las llamadas. Hemos diseñado un sistema de seguridad.

Soldado: ¡Entiendo señor!

Cor.Marelli: Activa el dispositivo Sol Negro.

Los soldados activan un dispositivo que parece el típico cohete terrícola. El dispositivo es lanzado hacía el Sol y camuflado. Desde el prototipo Korkov detecta unas extrañas lecturas, por lo que decide seguir la señal. Observa cómo el dispositivo que pierde su camuflaje, separa varios stargates. Él empieza a disparar contra el dispositivo, pero los stargates son dispersados.

Pero muchos se preguntaran: ¿Cómo se ha construido un prototipo en tan poco tiempo? La ayuda de Narim y otros tolanos, además de los Knox, ha ayudado bastante en la elaboración rápida de un prototipo. Los Knox son sorprendentes a la hora de construir naves. Dicho prototipo se construyó para evitar el desastre. Pero no ha dado tiempo a más. Además de que tampoco hay recursos suficientes para tantos prototitpos por ahora, o al menos extraídos. Pero está previsto de si la prueba funciona construir más FX-1.

El prototipo de Korkov logra destruir uno de los stargates, pero al aproximarse hacia otro, se ve atrapado por la fuerza de gravedad de los agujeros negros, aún así dispara contra el stargate, de tal forma que logra colapsarlo y destruirlo, pero la onda expansiva le atrapa y destruye el tercer stargate, quedando uno que apenas puede afectar al sol, pero aún así le afecta. Pero las otras dos naves junto a otras naves que regresan de la misión fallida atacan el último stargate, de tal forma que se desconecta. Se llevan el stargate a una de las naves para estudiarlo.

El descubrimiento de la ubicación real de la base Ori se hace al cabo de un poco.
Luca Marelli, está decidido a abandonar la base. Pero otros ori se oponen.

Luca: ¿Cómo osáis oponeros a mí?

Ori 2: No acabamos de confiar en uno que está en el cuerpo de aquellos que nos destruyeron. Tu fracaso es lamentable.

Luca: ¿Mi fracaso lamentable? ¿Qué hay de vosotros?

Ori 2: Es la hora de extender la plaga.

Luca: ¿La plaga? Los tenemos encima de nuestras cabezas.

La base apenas resiste los disparos de las naves terrícolas.

Luca: ¡Mierda! ¡Debemos evacuar!

Ori 2: ¿Cómo? No quiso traer un stargate, señor.

Luca: ¡La nave prototipo!

Ori 2: Pero…

Luca: ¡No vamos a huir con ella…! ¡Enviadla!

Ori 2: De acuerdo mi señor.

Luca: Deberíamos evacuar y camuflar nuestra nave de escape. Así evitaremos que esos terrícolas nos detecten.

Los ori se van de la base. Plutón empieza a moverse y salirse de la órbita.

El SG1 observa desde el espacio su movimiento.

Telford: ¿Qué diablos pasa?

Takanashi: Sugiero que disparemos contra el planeta.

Los disparos contra el planeta son inútiles. Un campo de fuerza le protege.

Pero unas naves misteriosas aparecen justo detrás de Plutón.

Telford: ¿Qué diablos? ¿Más naves?

Las naves misteriosas atacan a los terrícolas que apenas logran escapar.

Marelli desde su nave observa.

Marelli: Sean quienes sean estos tipos, van a aniquilarles.

Ori 2: ¿Y quienes son, señor?

Marelli sonríe.

Marelli: Los que acabaran con la humanidad y nos darán a los Ori, el poder.

Ori 2: Eres un ingenuo. Esa configuración de naves, no es ninguna que conozcamos. Podrían ser invasores. ¡Debemos ayudar…!

Marelli dispara al ori, dejando el cuerpo muerto.

Marelli: Ahora deberás elegir entre ser vencido por los antiguos o morir en este cuerpo.

Ori 2: Eres…

Los demás Ori simplemente observan.

La batalla es dura, el SG1 apenas logra regresar a la Tierra, viendo las diversas naves terrícolas y aliadas caer. Plutón sigue dirigiéndose a la Tierra.

El General Mitchell saluda al SG1.

Mitchell: ¿Qué pasa? ¿No hemos podido con esos Ori?

Telford: Lamento informarle de que…

Por las pantallas se observa cómo Plutón se acerca, pero las naves enemigas parecen custodiar el planeta. Las naves empiezan a destruir los satélites y a dejar ciegos a la humanidad.

Walter entra corriendo.

Walter: ¡Señor! Estamos ciegos.

Mitchell: ¡Activad el stargate! ¡Protocolo de evacuación!

Telford: ¡Señor! ¿No nos queda nada que hacer? ¿Y Atlantis?

Mitchell: Woolsey hará lo que pueda pero…

Una nave sale de la Tierra, una nave sin que nadie lo haya autorizado. Y un arma impacta tanto contra Plutón cómo contra las naves enemigas. Todo de repente se detiene. De repente una antigua aparece ante Mitchell y los demás.

Antigua: ¡Siento aparecer aquí de repente! Les informo que por esta vez, los antiguos les ayudaremos.

Mitchell: ¿Y por qué ese cambio?

Antigua: La gente que ha enviado esas naves misteriosas, es la misma que mandó la plaga que casi exterminó la vida en esta galaxia y el consejo ha suspendido en esta ocasión y para combatir a este enemigo, lo de no intervenir. Pero, los ori deberán vencerles ustedes y los demás enemigos.

Mitchell: ¿Y qué va a hacer para ayudarnos?

Antigua: Una nave llena de replicantes ha sido enviada contra esas naves. Pronto quedarán neutralizadas y los replicantes serán neutralizados entonces.

Mitchell: ¡Gracias!

Antigua: Pero debemos averiguar de dónde proceden.

Mitchell: Tal vez podamos averiguarlo. Mi teoría y creo que la de los demás que están aquí es que proceden de el lugar en el que está la Destino actualmente. Son los lemurianos.

Antigua: Nuestra gente hablaba de un lugar de dónde procedíamos. De que cuando llegamos a la que consideramos nuestra galaxia de origen, había naves en ruinas. Pero, nadie de los tripulantes recordaba nada, ni parecía recordar su configuración física. Algo pasó.

Mitchell: Es hora de que los antiguos y sus descendientes descubran juntos nuestros orígenes y los del universo.

Antigua: Eso ya no está en mi mano, General Mitchell. El consejo solamente ha aprobado esta intervención para salvarles y neutralizar a este enemigo temible. ¡Nada más!

La antigua desaparece, al estilo típico de los antiguos.

Telford: ¡Bien! Al menos sobreviviremos.

Entre tanto en la nave de Marelli, disparan contra los replicantes cómo pueden.

La nave Ori se vuelve visible.

Marelli: Será mejor evacuar y entregarse al enemigo. Han sabido neutralizarnos.

Aparece una antigua.

Marelli: ¿Esto es obra vuestra?

La antigua hace un gesto y hace desaparecer los replicantes.

Antigua: ¡Ahora iros de aquí! ¡Devolveremos a Plutón a su hogar! Si volvéis a intentar alterar el equilibrio del universo, continuaremos con vuestra destrucción.

Marelli: ¿Qué?

Antigua: Y tú, debes liberar este cuerpo. Este grado de intervención al que vuestro pueblo ha llegado va en contra de todo lo que creemos. Los humanos merecen una compensación.

Marelli: ¡Esto no ha terminado!

Antigua: ¡Te devolveremos a tu plano de existencia original!

Marelli sufre un gran dolor, un ori sale de su cuerpo convertido en antiguo de carne y huesos que queda inconsciente. Los otros ori miran asustados.

Ori 3: ¡Nos retiraremos!

Mientras tanto en el SGC aparece Marelli inconsciente.

Marelli es atrapado y encerrado en una celda.

La Antigua aparece.

Antigua: Ya no les ayudaremos más. Desviaremos a todas las fuerzas hostiles durante un tiempo, pero durante ese tiempo no podrán usar el stargate ni viajar a no ser que sea imprescindible. Un comité de antiguos les supervisará.

Mitchell: Pero…

Antigua: Esas son las condiciones y no tienen más remedio que aceptarlas.

Mitchell: De acuerdo, pero deberé informar al IOA de todo esto.

Antigua: Ya están recibiendo la información, General Mitchell.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. supremo dice:

    muy buen capitulo lo estuve esperando por mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *