Stargate Taurus – Capítulo 6 – Tiempo perdido

Kamura es llevado ante Sakai custodiado por el SG32, liderado por un joven de aspecto árabe, cuyo nombre es Abdul Hanan, acompañado por otros tres individuos, de origen nórdico, pero uno de ellos parece destacar, siendo más corpulento que los demás.

Abdul: ¡Sakai! ¡Le traemos el prisionero Goaul’d!

Sakai: ¡Perfecto! ¡Déjennos solos!

Abdul: ¿Es prudente?

Sakai asiente con la cabeza.

Kamura: ¿Por qué me han traído aquí sabiendo que los demás de mi especie están siendo perseguidos por el SG1?

Sakai: Lo que no sabe es el porqué están siendo perseguidos, naturalmente conocemos que ustedes son una amenaza, pero no por ello vamos a condenar su raza a desaparecer y tras la misión del SG1 en aquel planeta, creemos que podríamos ayudarles en crear una civilización nueva, sin tener que tomar anfitriones y por otra… sin la crueldad que les caracteriza, naturalmente, los datos de dicha misión aún están siendo estudiadas, pero es lo que queremos ofrecer a su pueblo.

Kamura: ¿Y por qué cree que eso va a tentarnos? Los Tauri y los Jaffa jamás aceptarán que los Goaul’d…

Sakai: Yo mando aquí, los Tauri y los Jaffa aceptarán lo que yo les ordene, pero… naturalmente serán enviados a otra galaxia, para poderse establecer como civilización y crecer cómo ello.

Kamura: ¿Y cómo piensa contener nuestras ansias de poder?

Sakai: ¡Tenemos métodos efectivos, pero aún tenemos que poder liberar al anfitrión para poder realizar tal acción y hasta que no logremos resultados satisfactorios…!

Kamura: ¿Y van a usarme cómo sujeto de experimentación?

Sakai: Usted al tener un anfitrión del SG31 es muy probable que además de sus conocimientos como Goaul’d, pueda aportarnos una diferencia considerable en esta lucha contra los Polarianos y en esta misión.

Kamura: ¿Como piensa confiar en un Goaul’d? Eso le diría mi anfitrión si pudiese hablar.

Sakai: A su debido tiempo…

Kamura: Mi misión era infiltrarme aquí y una vez cruzado el Stargate a su galaxia destruir toda conexión con ella. Además de eliminarles a ustedes.

Sakai: Sé, que le sonará extraño, pero sabemos todo de los Goaul’d y sabemos también que a sus inicios no todos eran tan malvados, perversos y crueles… Fue un grupo de Goaul’ds con ansias de poder que se impuso sobre los demás, mediante el sarcófago cómo medio para alargar sus vidas, perdieron su identidad, pero usted es un goaul’d joven, que aunque posea toda esa memoria genética, aún no ha pasado por el sarcófago.

Kamura: ¿Insinúa que…?

Sakai: ¡Así es…! Puede ser que usted sea la esperanza para que los Goaul’d para convertirse en una civilización digna de respeto sin en cambio tener que temerles ni adorarles como dioses.

Kamura: ¡Debería avisar a sus guardias, estas cadenas no le protegerán por mucho tiempo!

Sakai: Si hubiese querido matarme lo hubiese hecho hace tiempo.

Kamura: Me vi obligado por la situación en la misión a desvelar mi verdadera identidad, si no hubiese sido por esa captura, yo aún seguiría pareciendo a ojos de todos un humano.

Sakai: ¿Y pretendía disimularlo hasta …?

Kamura: ¡Hasta acabar con el enemigo!

Sakai: Entonces, no tendrá más remedio que aceptar mis ordenes, aunque su raza haya sido considerada divina por las poblaciones humanas que esclavizaron.

Kamura: ¿Y cómo conseguirán experimentar con éxito para lograr eso?

Sakai: La Tok’ra que está en vías de extinción ha aceptado que se use una larva suya como base genética que cuando esté en nuestra base de datos, podremos experimentar sin riesgos para poder encontrar una solución a su raza.

Kamura: ¿Y los que capture el SG1?

Sakai: ¡Serán enviados a una instalación conjunta de Jaffa, Tauri y Tok’ra en un planeta de su galaxia!

Kamura: No va a funcionar.

Sala del Stargate de la nave.

Sakai: ¡Bienvenidos al proyecto Taurus a todos los presentes! Agradezco la presencia de todos ustedes y espero que la colaboración de todos ustedes sea pertinente. Aunque a muchos les desagrada la idea de que Kamura, el Goaul’d esté libre, de momento deberá ser así, aunque están autorizados los demás miembros del proyecto a eliminarlo cuando consideren. Pero antes de todo, debo presentar a todos aquellos que formaran parte del proyecto. Antes debo informarles del rumbo que tomaron nuestras naves para pode ubicarlas en el universo que es basto e inmenso.

Rayak: ¡Perdone honorable Sakai! Dijo que anunciaría cual es nuestra próxima misión.

Sakai: ¡Así es! La nave del consejo se dirigía hacia la Perseo, una de las próximas a nuestra galaxia para poder refugiarse ahí! Sabemos que una nave antigua exploró esa zona del universo, de la cual descienden muchos pueblos de la galaxia de Tauro. Aunque naturalmente los Furlings colaboraron en ello. Es evidente, que la nave del alto consejo iba hacia Perseo pero en el vacío ente ambas galaxias fueron interceptados por esos alienígenas inter-dimensiónales que aparentemente son amistosos, uno de los pocos éxitos de nuestra misión anterior liderado por el SG1. Por lo que hemos podido averiguar estamos situados ahora en la galaxia Draco, una de las galaxias más cercanas a la Vía Láctea. Por lo que nuestros estudios confirman es que los Antiguos no poblaron todas las galaxias de alrededor, si no que fueron explorando el universo en dirección a la constelación de Orión dónde sabemos que no llegaron. Aunque la nave nº3 se dirigía hacía dicha galaxia, cosa que en nuestra siguiente misión va a ocuparnos. La posibilidad de que no haya Stargate salvo el de la nave, es una posibilidad grande, aunque sabemos que los Antiguos colocaron durante su recorrido y sabemos que en Perseo colocaron unos cuantos, aunque nunca llegaron realmente a explorar ni tampoco se sabe si existe vida en dicha galaxia.

Kamura: ¿Y quién va a dirigirse a rescatar esta segunda nave?

Sakai: Bien, antes de todo enumerar quienes van a formar parte del proyecto. Por nuestra parte, yo y Siseh formaremos parte del proyecto, aparte de aquellos que encontremos de los nuestros en otras naves y que podamos reasentar aquí o en la base Alfa que están haciendo en esta galaxia un equipo SG con la ayuda de los priores cuyo nombre se llamará Kalura. Algunos de nuestros científicos trabajan en el Stargate de Kalura para poder impedir visitas inesperadas y a su vez poder viajar con el consumo lo menor posible de energía. Por lo que… Warren, Siseh y yo formaremos parte de este proyecto, aunque yo lideraré este proyecto, Siseh y Warren pueden tener misiones que realizar y stargates que explorar. Por parte de los Jaffa, Ragnur, Rayak y Kana nos apoyarán. Tomin y algunos de sus hombres también participarán en este proyecto, junto a Kamura, el Goaul’d. Por parte de los Tauri, aparte de O’Neill como adiestrador de guerreros junto a Baratak, Isabella Corelli, una experta científica y guerrera colaborara junto a Abdul Hanan  en este proyecto. Al ser relegados de sus misiones en el Comando Stargate, servirán de apoyo aquí en esta base.

Por lo que:

Aluranos :
–    Siseh: Sacerdotisa y líder de la expedición para encontrar a sus hermanos Tauri y liberar Alura de la opresión Polariana.
–    Warren: Un científico experimentado de Alura.
–    Narik: Un guerrero experimento en la lucha cuerpo a cuerpo y gran estratega pero incapaz de empuñar un arma adecuadamente a no ser que sea una arma blanca.

Asticos:
Sakai: Líder del proyecto Taurus y gran sabio.

Jaffa:

–    Rayak: Hijo de Teal’c
–    Ragnur: Uno de los primeros en unirse a la causa de la libertad para los Jaffa.
–    Kana: Hija de un poderoso guerrero Jaffa, que murió defendiendo la libertad contra un señor del sistema menor.

Comando Stargate:
–    Isabella Corelli: Una joven italiana que pasó los entrenamientos del comando Stargate y mostró grandes habilidades en el campo de la ciencia. Aunque es una gran luchadora en el cuerpo a cuerpo.
–    Abdul Hanan: Iba a ser líder de un equipo Stargate compuesto por gente de origen musulmana de aquellos países más abiertos al progreso. Es un gran estratega que perdió toda su familia en un atentado suicida.

Tomin: Líder de los ejércitos Ori, que lideraba hasta hace poco las reformas en la Galaxia.

Kamura: Es anfitrión de un Goaul’d que se hace llamar del mismo nombre, por ahora sigue fiel a su yugo Goaul’d, su enorme fuerza sobrehumana es imprescindible para poder realizar misiones en la Galaxia de Taurus.

Adiestradores: O’Neill y Baratak adiestran a guerreros de Alura en la lucha y sobre todo el uso de armas para poder enfrentarse adecuadamente a los Polarianos. Aunque estos no participarán directamente en el proyecto.

El equipo para rescatar la nave numero 3 de los Alurianos y Asticos será compuesto por :

–    Abdul Hanan: Líder del equipo
–    Narik: Guerrero Alurano
–    Tomin: Guerrero ex-Ori
–    Warren: Ciéntifico
–    Siseh: Sacerdotisa y representante de Alura

El equipo se reúne ante la puerta para recibir las últimas instrucciones de Sakai, que les desea suerte y todo eso. Mientras los demás son destinados a trabajar en Kalura. El Goaul’d que por otra ha decidido no colaborar, mira cómo se van sin él. Aunque sabe que no tardaran en confiar en él pero esperando su oportunidad para restablecer su poder como Goaul’d.

El Stargate se abre y el equipo lo cruza.

Nave nº3:

Al otro lado todo parece vacío, increíblemente vacío, cosa que sorprende al equipo, Abdul ordena a los demás que se queden cerca del Stargate, ordenando a Warren de que verifique el Stargate. Mientras tanto Siseh desde un lado toca el Stargate, cerrando los ojos tratando de percibir algo. Narik la observa desde lejos, mientras que Tomin sigue a Abdul lo mejor que puede.
Tomin y Abdul llegan a lo que serían las habitaciones, pero en ese lugar no parece que haya habido nunca nadie. Abdul enciende su radio e informa a todos los demás de que no hay nadie ni indicios de que hubiese nadie. Warren, usa su radio e informa de que el Stargate es inoperativo. De que no van a poder volver. Desde una de las ventanas Tomin y Abdul observan de que a su alrededor hay una especie de luz que les irradia. Siseh sigue tratando de detectar alguna cosa, mientras que Warren desesperado intenta desminiaturizar su laboratorio para poder arreglar el Stargate, pero al parecer su aparato no funciona. Warren se pregunta que pasa aquí, mientras Siseh sigue serena al lado del Stargate.

De repente el Stargate se activa de nuevo, Warren, Siseh y Narik se observan a si mismos entrar en la nave. Cuando Abdul hace un comentario.

Abdul: Esto es raro. ¿No habíamos entrado ya en la nave? ¿Cómo es que hemos vuelto aquí?

Warren: ¡Es extraño! Sin duda.

Tomin: ¡Será esa nebulosa que habremos visto que provoca todo esto!

Narik: ¡No deberíamos quedarnos demasiado tiempo! ¿Dónde está mi gente?

Siseh: ¡No están!

Narik: ¿Cómo que no están?

Siseh: ¡Ya no están! ¡Debemos irnos!

Narik: ¿Por qué? ¿Que sucede?

Siseh: ¡No lo sé! Los ancestros están demasiado lejos.

Abdul: ¡Warren! ¿Puedes arreglar el Stargate?

Warren mira su bolsillo y se da cuenta de que su laboratorio miniaturizado no está.

Warren: ¿Y mi laboratorio? ¿Dónde está?

Abdul: ¿No intentaste…?

De repente vuelven a entrar por el Stargate.

Abdul: ¡Esto es raro! ¡Demasiado raro! Y en el comando Stargate algo similar no había pasado, salvo en aquella ocasión del bucle temporal. Pero… Que sepamos, el stargate de dónde venimos… no se ha visto afectado por ese bucle temporal ya que tampoco hemos recibido contacto alguno.

Siseh: ¡No es eso! Pero algo importante pasa.

Abdul: ¿Importante? ¿Que puede decirnos?

Siseh: ¡Debo meditar!

Tomin: ¡Yo me encargaré de protegerla, señor!

Narik: ¡Entonces yo iré junto a Abdul a averiguar algo! ¡Warren haz lo que puedas!

Siseh se pone a meditar, en esta ocasión solamente Abdul, Narik, Warren y Tomin atraviesan el Stargate.

Abdul: ¡Ella se ha librado! ¿Cómo es eso posible?

Narik: ¡Ella está en conexión con las energias que circulan por aquí! ¡Tal vez… pueda controlarlas de alguna forma!

Abdul: ¿Y dónde está su gente?

Narik: Ella dice que no están aquí… por lo que nuestro objetivo es averiguar que pasó y luego…

Abdul: ¡Bien!

Warren: ¿Y mi laboratorio?

El Stargate vuelve a activarse, son ellos que vuelven a atravesarlo.

Abdul: ¿No va un poco esto como le da la gana? ¿No será un fallo del Stargate?

Warren: ¡Señor! ¿Y Tomin y Narik?

Abdul: ¿No están?

Warren: ¡No! ¡No han atravesado el Stargate con nosotros!

Abdul: ¡Vale! Esto se pone feo y muy feo…

De repente son ellos atravesando el Stargate de nuevo para entrar en la nave, pero esta vez Abdul lo atraviesa sólo.

Abdul: ¡Esto no me gusta nada!

Se aproxima a Siseh.

Abdul: ¡Disculpe! Pero … Deberíamos irnos de alguna forma.

Siseh se levanta.

Siseh: ¡No podemos irnos!

Abdul: ¿Cómo?

Siseh: ¡Sígame!

Abdul: ¿Que la siga?

Siseh: ¡Sí! ¡Hágalo, no queda demasiado tiempo antes de que volvamos a entrar aquí por el Stargate!

Abdul sigue a Siseh que corretea cómo si se tratase de una niña por la nave hacia el fondo del pasillo, allí se adentra en una puerta y se oculta tras ella, Abdul que con todo el equipo va más lento, le ha perdido la pista.

Abdul: ¿Siseh?

Entra por la puerta por la que cree haber entrado ella y ante sus ojos parece un Stargate pero sin el circulo que le rodea.

Abdul: ¡Esto es muy raro!

Abdul duda un tiempo para saber si se adentra o no, de repente, decide cruzar la puerta por lo que parece ser un Stargate.

De repente, se encuentra en Istambul, caminando por las calles, pero nadie parece percatarse de él, de hecho … no es el Istambul que conoce, aunque reconoce que es él… Ante él aparecen unos cuantos soldados romanos.

Romano 1: ¡Perdone! ¡Ha violado nuestras tierras! ¡Usted no debería estar aquí!

Abdul: ¡Perdonen! ¿Dónde estoy?

Romano 1: ¡Bajo los dominios de Constantino, emperador de Roma! ¡Debería usted saberlo si es de aquí!

Abdul: ¿No hablan ustedes latín?

Romano 2: ¡Lo estamos hablando honorable señor! Lo que no entiendo es porqué cree que esto no es latín.

Abdul extrañado y sorprendido, se da cuenta de repente que lleva unas ropas de un nómada. Tal vez no fue buena idea atravesar esa puerta. Pero… ¿Desde tan lejos ha podido viajar por el Stargate al pasado? Esto si que era extraño. Los romanos siguen insistiendo en que se marche, pero Abdul parece decidido a quedarse y averiguar que pasa. De repente oye una pelea de espadas, los romanos y él se acercan a mirar, es Narik que pelea contra un individuo muy extraño.

Abdul: ¿Que haces Narik?

Narik: ¡Este individuo dice que soy un ser sin honor, que he de …!

De repente la situación ha cambiado, parece la edad media en algún poblado de Europa… Abdul mira hacia atrás y ve dos caballeros feudales tras él. ¿Dónde están los romanos? Se pregunta él.

Abdul: ¡Algo rara pasa aquí!

Narik se enfrenta cómo puede al caballero, Abdul intenta intervenir pero los dos caballeros se interponen. De repente uno de ellos recibe una piedra en la cabeza y enfadado se retira, cosa que permite a Abdul coger a Narik y largarse de ahí, hacía lo que parece el castillo.

Narik: ¿A dónde vamos? ¿Que es todo esto?

Abdul: Al parecer hemos viajado al pasado de mi mundo, por alguna extraña razón, los tiempos parecen interconectarse.

Narik: ¿Y los demás?

Abdul: ¡Eso trataremos de averiguar!

De repente, se ven ellos dos transportados por el Stargate a la nave.

Abdul: ¡Esto me sigue resultando extraño!

Narik: ¿Que ocurre aquí? ¿Dónde están los demás?

Abdul: Y sobre todo, a dónde está tu gente.

De repente una especie de humanoide, pero con toda la piel al descubierto, de color blanco, todo él blanco… pero con apariencia humana, pero más alto de lo que es un humano normal se les aproxima.

Ser: ¡Ustedes han violado nuestro tiempo!

Abdul: ¿Su tiempo? ¿A que se refiere?

Ser: Este lugar ha entrado en nuestro sistema temporal y ha afectado gravemente nuestro tiempo, hemos perdido mucho de él… Y necesitamos recuperarlo. ¡Ustedes se quedarán hasta que esto esté reparado!

Narik: ¿Y los que habitaban esta nave?

Ser: Su tiempo fue consumido, para poder alimentar a nuestras gentes, su pasado, presente y futuro fueron conocidos, pero ellos no aguantaron el proceso.

Narik: ¿Y por qué cree que nosotros sí?

Ser: Eso me es indiferente a mi y mi gente… Tenemos que recobrar nuestro tiempo perdido, para poder restablecer nuestro equilibrio, pero les prometemos que podrán salir.

Abdul: ¿Cómo saldremos?

Ser: Por aquello que llaman Stargate, ese elemento les permitirá regresar sanos y salvos a su casa, lamentablemente no podemos hacer lo mismo con aquellos que han venido a buscar, ya que no se encuentran aquí, su tiempo acabó.

Abdul: ¿Y que pasará con nosotros?

Ser: Su tiempo es valioso, Abdul, tanto cómo el de aquel al que llaman Tomin… El tiempo de los demás no nos es valioso ya que es similar al del resto que hemos consumido.

Abdul: ¿Entonces? ¿Van a matarme?

Ser: ¡No será necesario! Pero me interesa el tiempo de su pueblo… Su pueblo es fascinante y a la vez confuso en sus intenciones. ¡Tanta contradicción junto, es lo que le permitirá a usted y su grupo de exploración sobrevivir sin daño alguno!

Abdul: ¿Y cómo va a quitarme el tiempo? ¿Cómo va…?

Ser: ¡Deben descansar!

De repente el ser desaparece y Abdul se ve cruzando el Stargate, pero esta vez está sólo en la nave.

Abdul, trata de averiguar lo que pasa, mira en todas las estancias de la nave, a su alrededor, la nebulosa sigue activa. Cansado de buscar decide descansar. De repente unos niños le miran, él los mira y ve que le recuerdan a aquellos con los que vino. La niña le dice.

Niña: ¡Ven! ¡Juega conmigo!

Abdul: ¿Siseh?

Niña: ¿Cómo sabes mi nombre? ¡Ven, juega!

Otro niño: ¡Esta nave va a ir a otra galaxia en 3, 2, 1…!

De repente la nave parece abrir una ventana al hiperspacio. Al cabo de poco, se levanta y ante él está Landry.

Landry: ¡Bienvenido sea Abdul Hanan!

Abdul: ¿General?

Landry: ¡Llega tarde para su nueva misión! ¿Está listo su equipo?

Abdul: Perdone… ¿Que hago yo aquí?

Landry: Ha sido escogido por el comité para liderar un equipo SG, pero debido a una nueva alianza, usted irá acompañado de su equipo en el cual será remplazado por otro miembro. Naturalmente esperemos que su colaboración sea de gran ayuda a los Alurianos.

Abdul: ¡Señor, acabo de cruzar el Stargate y estoy en una …!

Landry: ¿Cruzar el Stargate? Usted aún no lo ha cruzado nunca. ¡Entiendo! O’Neill le ha contagiado su sentido del humor, bien… ¡Le esperan en la sala de embarque!

Abdul: ¡De acuerdo señor!

De repente aparece Teal’c ante él.

Teal’c: ¡Tenga un buen viaje Abdul, el viaje será largo y duro!

Teal’c sonríe y empieza a reír, Abdul sorprendido de tal reacción, decide correr hacia el Stargate. De repente el ser de antes se interpone.

Ser: ¡Debe seguir con la naturalidad de los sucesos, no puede alterar su tiempo! ¡No juegue conmigo Abdul!

Abdul: ¡Es usted quién juega conmigo! Con mis recuerdos, con mi tiempo.

Ser: ¡Su tiempo es necesario para que sanen nuestras heridas!

Abdul: ¿Heridas? ¿Que tipo de heridas? ¿Y el resto de mi equipo?

Ser: ¡Lo están buscando en la nave! Pero usted no está ahí, está en su propio tiempo.

Abdul: ¿Y cómo salgo?

Ser: ¡Saldrá a su debido tiempo!

Abdul: ¿Y cómo voy a salir si me roban el tiempo?

Ser: ¡Disfrute del viaje, será largo!

El ser y todo desaparece… El cielo se ve desde dónde está Abdul, a su alrededor una gran cantidad de hierba, plantas… y unos animales que le miran. Cansado decide tumbarse en la hierba. Al cabo de un tiempo se levanta y está en una celda.

Abdul: ¿Que hago aquí?

De repente un coronel se aproxima.

Coronel: ¡Abdul Hanan! ¡Queda usted confinado en esta celda hasta nuevo aviso por insultar a un superior y desobedecer repetidas veces una orden! ¡Su consejo de guerra será mañana!

Abdul: Pero, …

Coronel: ¡Silencio!

Abdul: Fue, para ayudar…

Coronel: Sus ordenes eran bien claras, debía seguir con la formación. ¡Así que atento la próxima vez!

Abdul: ¡Entendido señor!

Abdul se sienta resignado en su celda. Tras las rejas, una niña le mira, que le recuerdan a la sacerdotisa que custodiaba.

Abdul: ¡Espera! ¿Que haces tú aquí? ¡En mi presidio no había ninguna niña!

Niña: ¡Estoy jugando! Pero… para salir de tu celda, deberás atravesar los barrotes.

Abdul: ¿Atravesar los barrotes?

La niña desaparece.

Abdul sin entender lo que pasa, decide atravesar los barrotes, tras ello se ve atravesando el Stargate. Ante él el resto de su equipo: Siseh, Tomin, Narik y Warren.

Tomin: ¿Está bien señor?

Abdul: ¿Que ha pasado?

Tomin: ¡Nada, ahora iniciábamos la exploración del lugar!

Abdul: ¿Y la gente? ¿Que ha ocurrido?

Tomin: ¡Acabamos de llegar señor!

Abdul confundido por las palabras de Tomin, observa su reloj.

Abdul: Pero… si hace días que…

De repente se activa el Stargate.

Sakai: ¡Equipo! ¿Por qué no han contactado desde hace días con nosotros?

Abdul: ¡Aquí Abdul!

Narik: ¡Hace poco que hemos cruzado el Stargate!

Siseh: ¡No! ¡Sakai tiene razón! ¡Los espíritus del tiempo nos han quitado el tiempo!

Abdul: ¿Cómo sabes eso?

Siseh: En uno de los consumos de tiempo yo me puse a meditar y pude eludir la vigilancia de ellos… Gracias a eso, ahora estamos todos aquí. ¡Debemos volver!

Sakai: ¡Volved de inmediato! ¿Han probado de marcar?

Siseh: ¡No podemos, el dispositivo parece sin energía! No podemos regresar.

Sakai: ¿Podemos hacer algo desde aquí?

Abdul: ¡Enviar otro equipo sería nefasto señor!

Sakai: ¿Se sabe algo de la tripulación?

Abdul: ¡Su tiempo fue consumido señor!

De repente el Stargate se cierra.

Warren: ¿Y ahora? ¡La conexión debería haber durado 38 minutos!

De repente aparece el ser.

Ser: ¡Bien! ¡Ahora les permitiré irse, pero deben olvidarse de esta nave y la tripulación de ella! Su tiempo fue consumido para alimentarnos. ¡Ahora deben partir! Llevan demasiado tiempo aquí. Y esta nave pronto dejará de existir, junto a su Stargate.

El Stargate se activa. Abdul mira atrás y ve como la nave se va deshaciendo, ordena al resto del equipo que lo atraviese de inmediato. Lo atraviesa.

Al llegar al otro lado, en Kalura… unas instalaciones increíbles. Pide a Sakai que vuelva a marcar por el Stargate. Pero no se realiza conexión alguna. Parece ser que el ser decía la verdad. Abdul agotado se desmaya y Sakai ordena la presencia de un equipo médico. Mientras tanto el resto del equipo visita Kalura, una instalación que es muy interesante, tiene la apariencia de diversas culturas terrestres, Jaffa y de todas las culturas que componen el proyecto. Hay mucha luz en las instalaciones, sin necesidad de usar aparatos para iluminar, parece que las paredes y el techo iluminen todas las instalaciones. Cansados, el resto de equipo decide descansar. Un científico que andaba por ahí, le da a Warren su laboratorio miniaturizado, diciendo haberlo encontrado junto al Stargate. Warren, extrañado, ve que en su bolsillo, tiene su laboratorio miniaturizado también… Curioso decide investigar eso.

The following two tabs change content below.

Frederick Engel

Latest posts by Frederick Engel (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *