Preestreno de El Hombre de Acero

El pasado jueves 21 estuvimos en el preestreno organizado por Sensacine de El Hombre de Acero. A diferencia de otras ocasiones sólo fue un día antes del estreno oficial, pero eso ya es un lujo. Además Sensacine celebraba su quinto cumpleaños, por lo que hubo camisetas de regalo para los que traían camiseta de Superman, y un ambiente más festivo de lo habitual que contribuyó a que lo pasáramos en grande.

Superman es uno de los personajes de ficción más importantes del siglo XX y lo que llevamos de XXI. Desde su origen en los cómics ha tenido todo tipo de encarnaciones, de las cuales una de las más famosas es la de las películas que protagonizó Christopher Reeve entre 1978 y 1987. Las dos primeras fueron un gran éxito de crítica y público; las dos siguientes no tanto, y desde entonces los intentos de volver a llevar al Hombre de Acero a la pantalla habían sufrido todo tipo de dificultades. La película de Bryan Singer de 2006 tuvo cierto éxito de taquilla, pero no acabó de cumplir expectativas. El nuevo proyecto que se nos presenta ahora viene avalado por los nombres de Christopher Nolan y David Goyer, responsables de la reciente trilogía de Batman; y Zach Snyder, director que previamente había adaptado al cine 300 y Watchmen. A diferencia de la anterior, esta vez rompen por completo con el pasado y vuelven a contar la historia de cero, tomándose algunas licencias con los elementos clásicos del personaje. Podíamos decir que el resultado no ha sido un éxito al 100%, pero sí una entrada perfectamente válida en la historia de Superman.

El actor elegido esta vez para encarnar a Superman ha sido Henry Cavill, en cuyo currículo hasta la fecha destaca su presencia en Los Tudor. Entre sus progenitores biológicos y adoptivos encontramos los prestigiosos nombres de Russell Crowe, Kevin Costner y Diane Lane. Para interpretar a Lois Lane, la aguerrida periodista que enamora a Superman y amenaza con descubrir su secreto, tenemos a Amy Adams, que comenzó su carrera como krypto-mutante de la semana en Smallville y ha llegado a acaparar varias nominaciones a los Oscar. El malvado General Zod, villano principal de esta historia, es Michael Shannon, que ha paseado su inquietante rostro por la serie Boardwalk Empire y por películas como Revolutionary Road o The Runaways. En una de esas reinterpretaciones raciales de personajes conocidos que son tan habituales de nuestros tiempos, el director del periódico Daily Planet Perry White tiene esta vez el rostro de Laurence Fishburne, a quien todos recordaremos como Morfeo en Matrix y que hemos visto recientemente en la serie Hannibal. Podemos decir que todos cumplen correctamente. Cavill es atractivo como el que más y suficientemente carismático, aunque no consigue quitarnos el recuerdo de Reeve. Amy Adams de entrada parecía un poco demasiado frágil para ser Lois, pero le da al personaje todo el empuje y el encanto necesario. Michael Shannon puede resultar algo excesivo, pero hay que admitir que es lo adecuado para un villano de tebeo.

Es interesante comprobar cómo actualizan a la época actual muchos de los detalles del personaje, y cómo encaran de frente algunas de las suspicacias que siempre se plantean. El miedo a aburrirnos contemplando una vez más la exposición de los orígenes del personaje se disipa enseguida al comprobar que la narración no es lineal, y va intercalando el pasado con el presente de Kal-El (aunque comience, literalmente, con su nacimiento). La dualidad Clark Kent / Superman que tanta incredulidad suscita, se sustituye por una actitud bastante más laxa a la hora de mantener su identidad doble. Su sentido de la moralidad tan inquebrantable y pasado de moda le enfrenta no sólo a los villanos, sino también a la desconfianza de la autoridad competente. También tengo que aplaudir las escenas iniciales en Krypton. Al que suscribe siempre le ha parecido que la estética del Krypton de las películas anteriores era horrorosa; el nuevo diseño es una mejora sustancial, y además nos presenta aspectos que nunca habíamos visto, como la fauna del planeta.

El conflicto principal de la historia enfrenta a Superman a una invasión de guerreros de Krypton comandados por el General Zod, que quieren reinstaurar en la Tierra los restos de su civilización perdida y eliminar a los humanos en el proceso. Aunque la premisa sea un tanto diferente, el desarrollo es un tanto parecido a la conocida Superman II; Superman tiene que enfrentarse individualmente a un grupo de kryptonianos, superpoderosos como él, y que además no tienen respeto por la vida humana. Aquí es donde entra en juego la tecnología actual. Si en 1980 esas luchas superpoderosas se veían bastante limitadas por los medios disponibles, aquí podemos contemplar unos enfrentamientos absolutamente espectaculares y apabullantes, que por momentos cortan la respiración. El ritmo de la historia está lo bastante bien ajustado como para que sus dos horas y media se nos pasen volando. La música no incluye ningún tema tan icónico como en ocasiones anteriores, pero acompaña perfectamente la acción. Lo único que no me acaba de convencer es un final que, hasta cierto punto, devalúa una de las novedades más interesantes.

El conjunto posiblemente no sea la película perfecta de superhéroes, y queda lejos de trascender el género como sí hacían las de Batman. Pero como entretenimiento veraniego es estupenda y muy recomendable. Confío en que sea la primera de muchas y que las siguientes insistan en los aciertos de esta.

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Me parece un remake muy bién hecho y acertado aprovechando la tecnología que hay en la actualidad, los efectos especiales estubieron excelentes, accentuando la escena inicial de Krypton que para mi fue lo mejor de la película.

    Tal vez sea por que hacía tiempo que no veia nada de Superman, ni la serie Smallville ni la película de 2006, por lo que estas no me han influido y parto de las películas antiguas, por ello y como muy fan de Superman le pongo un 9,5.

Responder a Angel Lorente Graciano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *