Review Sons of Anarchy 4×10

Si cuando empezó la temporada, con los Sons volviendo a Charming después de un tiempo en la cárcel, me hubiesen dicho que para el final de la misma iba a estar la cosa como está, no me lo hubiese creído ni harto de vino. Pero después de ver ‘Hands’ no puedo hacer otra cosa que felicitar a Kurt Sutter (cabeza pensante de la serie) por la brillante temporada que nos está brindando. Enhorabuena a Kurt y al resto del equipo porque es más que meritorio lo que están haciendo con esta serie, llevándola siempre a un nivel superior sin que chirríe todo en el proceso.

El capítulo que nos ocupa es, a falta de los siguientes, posiblemente el mejor episodio después de Family Recipe (4×08). Técnicamente sobresaliente, no deja que el ritmo decaiga en ningún momento y te mantiene pegado al asiento de principio a fin. Esto es un plus porque este capítulo, es claramente un episodio pre-climax, lo gordo vendrá ahora, pero en lugar de tirar por lo fácil, ir al grano y meter todo el peso en los capítulos venideros, convierten este previo al estallido final en un pepinazo de episodio cargadito con todo, incluyendo una pelea antológica, una escena donde Maggie Siff (Tara) pone los pelos de punta y sí, tiros y muertes. Las cartas están sobre la mesa, ya solo queda ver la resolución de la jugada.

‘Hands’ empieza con peso. Preparándote para lo peor, observamos a Clay sacar casi todo su dinero para pagar al asesino encargado de borrar a Tara del club y que el asunto de las cartas quede sellado por cadáveres y libre de testigos. Como ya dije en la anterior review, Clay es un malnacido y finalmente se ha revelado como el villano a batir en esta temporada, como en su día fue Stahl, Zobelle, O’Phelan.

No es que se huela el pastel, es que lo oye.

Gemma, que es muy lista y lejos de ser la arpía que era al principio, desconfía de la promesa de Clay y piensa que tal vez Tara está en peligro. Lo que sigue después es algo que cambiará el curso de los acontecimientos. Vemos a un Jax de “civil”, un padre de familia que disfruta viajando en coche, hablando con un policía de motos (una escena muy natural y amena) y que ve como todo eso que podría tener se esfuma cuando intentan secuestrar a Tara. Los asuntos del club se interponen de manera dañina entre Jax y su felicidad, ahora lo ha visto más claro que nunca y que no quepa duda que cuando descubra quien está detrás de todo esto, atacará con todo lo que tiene. Jax ha demostrado cuan bad-ass puede llegar a ser y ahora se prepara una buena.

Con todo lo del cártel tocando las narices, es fácil atribuir este intento de secuestro y asesinato a Lobo Sonora. Así pues, los Sons no dudarán en ir a por Laroy para obtener información. La escena en cuestión me encanta. Es directa, rápida y tensa y, de paso, ayuda a Jax a perder aún más los papeles.

Paralelamente Juice sigue bajo el control de Lincoln Potter. Éste le ofrece una última oportunidad para salvar a SAMCRO. El problema para el puertorriqueño es que salvar a SAMCRO implica convertirse en un chivato y después de como lo han tratado, desconfía casi al 200% de la nueva policía de Charming. Ojo también a la escena porque tiene mucho carisma. Lincoln de reafirma como el friki que es (aquél que se sube a una mesa cuando hay hostias) cuando usa los dibujos animados como medidor de tiempo.

El bueno de Lincoln, siempre sabe como poner ultimátums

Y después de esto, cuando ya tenemos el corazón en un puño, el capítulo mete quinta.

Gemma finalmente se encara a Clay, reúne el valor necesario para acusarlo de intentar matar a Tara y atenerse a las consecuancias (revolver en mano). Pero Clay lleva toda la temporada con la mosca detrás de la oreja, ha pasado un día de mierda intentando evitar que Opie descubra el pastel, que no se carguen a Jax y sus hijos en el intento de eliminar a Tara y que Gemma no crea que ha pagado a un sicario. El hecho que lo acusen de asesinato mientras lo apuntan con una pistola hace que el tigre salga. A continuación viene una secuencia memorable que empieza con una revelación, sigue con una lucha encarnizada y acaba con una escena de violencia de las que pone los pelos de punta.

Sin tiempo a recuperar el aliento pasamos de nuevo al hospital donde Jax no se separa de Tara. En otra escena brutal, que consigue el mismo efecto que la anterior de Gemma con Clay, pero sin violencia física de por medio, la serie retoma esa reinterpretación del clásico de Hamlet de manera magistral. En este caso Tara (Ofelia) se da cuenta que no puede estar con Jax (Hamlet) debido al peso que carga sobre sus espaldas, o sea, la muerte de John (el fantasma de su padre) y el legado de los Sons of Anarchy (la corona de Dinamarca). Lo dice Tara, Jax nunca será libre, Gemma no lo permitirá, SAMCRO no lo permitirá, Charming no lo permitirá. Ante tal desolador panorama y al igual que Ofelia, Tara enloquece en otro de esos momentos en que los actores de esta serie, muestran su amor hacia ella, dejándose la piel en el personaje.

El capítulo, ya en su recta final, sigue con un pequeño respiro (no demasiado largo, vaya a ser que los espectadores se relajen). Roosevelt, pide disculpas por su comportamiento a Juice, el sheriff parece haber cambiado de bando y haberse alejado del maquiavélico plan de Lincoln para librarse al mismo tiempo de 1- los Sons, 2- la IRA y 3- Los cárteles de Galindo y Lobo Sonora. Por su parte, Jax tiene una corta conversación con Opie, cargada de tristeza y después de esto, llega Gemma, otra vez.

 

Para empezar, Clay entra con una mochila en el club, para sorpresa del resto, y se mete en una habitación. Algo malo ha pasado, si, pero es peor. Con una voz rota y en la penumbra, Gemma, recibe a Unser en su casa. Es una situación bastante malrollera. Unser no da crédito al estado en el que se encuentra Gemma. Ésta, totalmente destrozada a todos los niveles y con una total serenidad advierte a Unser de lo que está por llegar. Es hora de ver caer al rey, ha llegado la hora de que Clay pague por sus actos.

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *