Review Once Upon a Time: 2×01 al 2×09

Once Upon a Time se ha convertido en una de las series en las que espero el siguiente capítulo con mucho gusto. Soy consciente de que no es una súper serie, pero su intención no es esa. Es una serie que no contiene pretensiones a la hora de contar las diferentes, variadas y buenas historias que tiene para mostrar, y que, en mi opinión, lo hace bien. La falta de tiempo me impidió seguir a la par las reviews de la primera temporada, y más aún de esta segunda, así que me he puesto la tarea de dar un repaso general a los primeros nueve capítulos de la nueva temporada de esta linda serie.

La serie me sorprendió muchísimo. No me esperaba jamás que la maldición se rompiera al final de la primera temporada. Hay que decirlo: fue un gran riesgo, y me agrada la determinación de los guionistas a que la serie no se estanque y siga avanzando. Podrían haber alargado lo de la maldición por mucho más tiempo, pero no, decidieron dar un salto que creo les ha salido de maravilla. No obstante, se podría decir que la maldición fue rota a medias, pues aunque ya todos los personajes recuerdan quiénes son, no se puede salir de Storybrooke aún, en parte gracias al señor Gold y sus estúpidas ansías de magia y poder. Pero eso está bien, la historia avanza a paso seguro, y no abruma.

El primer capítulo, Broken, me gustó bastante, fue un gran regreso, que además servía como prólogo a la trama que se seguiría en los nueve capítulos que ya se han visto: Emma y su madre, Blanca, atrapadas en el Mundo de los Cuentos, intentando regresar a Storybrooke, mientras que en el pueblo, el Principesco Charming, como Sheriff, restaura la esperanza y la tranquilidad, además de que busca y rebusca la manera de “siempre encontrarlas”.

Que el mundo de los cuentos aún existiera me gustó mucho, más que anda porque nos permitió ver nuevos personajes de los clásicos de Disney, aunque algunos mejores que otros. Conocimos ya a la Bella Durmiente, Aurora; a su principesco Phillip (que no duró ni un suspiro) y a la guerrerísima Mulán. Y debo decirlo: no me cae bien Mulán, no logro empatizar con ese personaje. Con la bella Aurora más o menos, pero aún así siento que les hace falta un poco más de chispa. Es comprensible que con el rollo de regresemos a Storybrooke por parte de Emma y su Mamá Nieves no les hayan dado mucho tiempo para lucirse. El capítulo ocho, Into the Deep, donde exploramos la comunicación entre los sueños, me gustó mucho porque pudimos ver a estas dos nuevas féminas en acción, y por eso espero que ahora que han descubierto una forma de traer a su amado Phillip de vuelta, puedan lucirse más. Entre ellos se augura una triángulo amoroso… que espero no sea demasiado empalagoso.

Porque, hablando honestamente, Once suele ser buena reflejando los sentimientos de varios personajes, véase el caso de Regina y Rumple, que nos han dado esta temporada escenas bastante emotivas. El problema viene cuando los Charming empiezan de amorosos… qué decir amorosos: ¡empalagosos! Si sigo escuchando tanto “I will always find you”, me daré un tiro. Que sí, que ya sabemos que siempre se encontrarán, no hay que estarlo repitiendo a cada rato. Las frases talismán molan… cuando se usan con mesura. En este caso, comienza a resultar ñoño y molesto.

Sigamos.

El ir al mundo de los cuentos también sirvió para introducir a los grandes villanos de esta temporada: Cora, la madre de Regina, y que además es la Reina de los Corazones de Wonderland; y el carismático rompe corazones Hooke. A Cora ya la conocíamos: asesinó a Daniel, el amado de Regina, pero verla como la villanísima de la temporada me parece muy bien. Ambos quieren ir a Storybrooke: Cora desea ayudar a su hija a ser más Malvada de lo que ya era; y Hooke se trae una vendetta contra Rumple, todo por la culpa de la esposa más hija de perra que he visto. En serio, no sé cómo el buen Rumple se pudo casar con una mujer que fue capaz de abandonar a su hijo así. Creo que Rumple tenía todo el derecho de estar molesto… pero en fin, ¡las cosas que se hacen por amor!, como diría Jaime Lannister. El cuarto capítulo, The Crocodile, me pareció de los mejores de la temporada, y enlazar la historia del Capitán Hooke con Rumple como su cocodrilo me pareció un grandísimo acierto. Pero si Rumple es su enemigo, ¿significa que no veremos a Peter Pan?

Yo me creía que también tardaríamos toda esta temporada en que Emma y Blanca regresaran, y por eso otra vez me sorprendió y encantó que ya en el capítulo nueve estuvieran de vuelta. Obvio, los problemas aún no terminan: Cora y Hooke, a pesar de todos los intentos por parte de las cuatro féminas de detenerlos, han llegado a Storybrooke… Y, la verdad, me agrada la perspectiva y las posibilidades que sus intrusiones puedan generar. No aguanto a ver el cara a cara entre Hooke y Rumple, y más le vale a nuestro querido Mr. Gold ocultar bien a Belle.

Regina quiere ser una buena madre, y quiere redimirse. Me agrada ver a nuestra Reina Malvada buscando la manera de ser mejor persona, todo por Henry, pero creo que el regreso de Emma, y de su madre Cora, la van a poner en una situación comprometedora, y será cuando veamos de nuevo a mi amada Reina Malvada. El segundo capítulo, We Are Both, donde presenciamos cómo Rumplestilskin y Regina se conocen; y el quinto, The Doctor, donde nos muestran cómo Regina es que adopta la magia de su madre, a través del resentimiento por no poder traer a Daniel de vuelta, me parecieron muy buenos capítulos. Siempre es excelente cuando exploramos a estos dos grandes personajes, y sobre todo, verlos trabajar juntos es una delicia. Se detestan, pero se necesitan ahora que Cora ha llegado.

Nos hemos enterado de buenas cosas en estos capítulos. Por ejemplo, hemos conocido al padre de Henry, y sabemos también que Pinocho tuvo que ver con el hecho de que Neal dejara a Emma. La primera escena de la temporada abría con Neal recibiendo una postal de Storybrooke donde se le avisaba de que la maldición estaba rota. ¿Irá a buscar a Emma? ¿Dónde rayos se fue Pinocho? ¿Qué diantres había en esa caja?  Tallahasse, el sexto capítulo, vimos la extraña pero sincera relación entre Emma y Neal, dos ladrones que sueñan con escapar juntos… pero el destino de Emma era más grande, y el padre de Henry tuvo que dejarla ir.

Ése capítulo donde veíamos el pasado de Emma me pareció uno de los mejores, pues además nos permitió ver una química entre Emma y Hooke que creo dará sus buenas migas. Mención especial a la aparición del Gigante interpretado por Jorge García, quien fuera el divertido Hurley de Lost. Una increíble aparición estelar, y espero que lo volvamos a ver.

También sabemos que todo lo que Rumple ha hecho, como crear la maldición, es para encontrar a su hijo Bae. Hizo lo que tenía que hacer para activarla y esperó pacientemente a que se rompiera para ir a buscarlo. Pero como hemos visto, sus ansías de traer magia han hecho que no pueda salir de Storybrooke, o sino se le borrarán sus recuerdos. ¿Quién será Bae y dónde estará? ¿Lo veremos alguna vez?

Otra mención especial merece la invocación que hace Rumple en el primer capítulo de un Dementor… digo: de un Espectro, chupa almas. No nos engañemos, eso era igual que un Dementor de Harry Potter.

No hay que olvidar mencionar la relación entre el señor Gold y Belle, que ha tenido sus altibajos, pero me sigue pareciendo la mejor pareja de la serie, aunque Emile de Ravin suele parecerme algo insípida en sus emociones. Mucho temo por la seguridad de Bella, pues como bien le dijo Regina a Rumple: ahora tiene a alguien que ama, y eso será una debilidad ahora que Hooke ha llegado y quiere hacerse con una piel de cocodrilo.

Igualmente, sabemos que el Dr. Whale es nada más y nada menos que el Dr. Frankestein. Yo creía que sólo veríamos personajes de cuentos de hadas, pero han metido también la obra de Mary Shelley, y si hemos visto a Frankestein, ¿por qué no a Drácula, en un futuro? Además, ya se nos han mencionado los mundos de Neverland y Oz, así como la posible aparición de la Sirenita. Aún queda mucho por explorar en esta serie, y seguro la pasaremos de maravilla.

No podemos olvidar al Rey George, que es un toca pelotas como pocos. Lo odio más por haber destruido el sombrero de Jefferson, y no me cabe duda de que podría hacerse una alianza entre éste despreciable hombre y Cora, si es que llega a haber un enfrentamiento, que yo espero que sí, no se puede quedar todo el pueblo de brazos cruzados. Por mucho que Cora diga que quiere vera su hija, no creo que venga sólo a recolectar manzanas. Harán de las suyas, los muy cabrones.

Seguro que me dejo muchos otros detalles en el tintero, pero creo que lo esencial ha sido expuesto. Me han parecido nueve maravillosos capítulos. Alguno que otro me han parecido más bien flojillo, como el tercero (Lady of the Lake) o el séptimo (Child of the Moon), pero todos los demás los disfruté mucho, y espero con ansias el regreso de la serie el 6 de enero. Y ustedes, ¿qué opinan? ¿Les parece mejor esta temporada que la anterior, les ha gustado la trama de estos nueve capítulos? Comenten, por favor. ¡Nos vemos en el cuento pronto!

The following two tabs change content below.

Elihú Juárez

Latest posts by Elihú Juárez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. AlSu13 dice:

    La 2ª temporada de Once Upon A Time está siendo igual de entretenida que la 1ª y la historia va avanzando sin estancarse. ¡Esperemos que siga igual o vaya a mejor!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *