Salón del Cómic de Barcelona 2013

Antes de entrar a piñón, agradecer a Miriam Sillero su colaboración en esta crónica y a FICOMIC por permitirnos, un año más, asistir a este Salón.

Ahora, vamos al lío.

Algo está pasando. Ha cambiado algo tan prograsivamente que no me había dado cuenta hasta este año y he podido confirmarlo en esta trigésimo primera (31) edición del Salón del Cómic de Barcelona.

Desde hará unos años, con la llegada de series como The Big Bang Theory, The IT Crowd o Doctor Who, entre muchas otras, lo que antes era considerado motivo de marginación, hoy es la última moda lista para ser devorada por los practicantes del postureo más rudo. Me estoy refiriendo al concepto “ser un friki”.

Y es que el famoso lema de The Big Bang Theory, Smart is the new sexy, ha calado hondo, demasiado hondo. Hoy en día está de moda ser un cultureta, un tío listo que mira series “de pensar” y tiene aficiones “underground”, que presume de gustarle el cine de Tarantino antes de Kill Bill porque era “cuando aún molaba”. Por eso, este año, el Salón se ha llenado de estos hipsters que disfrutan haciendo notar cuan contraculturales son, estos energumenos que cinco años atrás veían a un tío con la camiseta de Hulk y se reían a sus espaldas pero que ahora se gastan 50€ en una sudadera de Capitán América porque la venden en SPRINGFIELD y porque “eh tío, a mi me gustan mucho los comics, sabes? Yo leía la… Liga de los… Vengadores y me encanta X-Men Orígenes: Lobezno

Si a esto sumamos la horda (no tienen otro nombre) de colgaos que quieren convertir el salón del cómic en el salón del manga II… pues no os quiero ni contar. Me gustaría, eso sí, aprovechar este espacio para lanzar un mensaje a todos los cosplayers de Naruto, One Piece, Bleach y todos los demás: Tenéis el Salón del Manga, la Japan Week y las quedadas chorras en la Ciutadella; dejadnos un salón tranquilo, colegas.

¿Qué resulta de todo esto? Pues una mezcla heterogénea de hipsters, otakus y unos pocos auténticos frikis que vagan entre las pocas tiendas que venden cómics preguntándose qué narices le ha pasado a este mundo. Un salón devaluado, no por el contenido, pues este año ha sido más que excelente, sino por el personal, que una vez más, vuelve a equivocarse de evento. Una lástima tener que ver las geniales expos de X-Men y Superman agobiado por los niñatos gritando, el típico notas con el megáfono haciendo el pena o el clásico autodenominado “troll” que se piensa que hace gracia y lo único que da es rabia.

Dicho esto, las cosas buenas, que las hubo. Este año la temática era el Western (gracias a dios, nos estamos olvidando un poco de tanto zombie -alguno quedaba- y tanto vampiro) y FICOMIC se curró una de las mejores exposiciones que se hayan podido ver, una cantidad ingente de originales antiguos llenaban las paredes de la última ala del Palau 8 de la Fira de Barcelona. Increíble ver un Calpurnio original, la verdad. Conmemorando el 75 aniversario de Superman, también se podía ver otra expo dedicada al primer superhéroe, así como otra excelente muestra del trabajo de los españoles en los cómics de X-Men. Si a esto se le suma la expo de “cuadernos de viaje” basada en las libretas de bocetos que algunos artistas se curran en sus viajes y otra sobre el humor satírico de El Jueves y los Diarios, da como resultado una de las mejores ediciones en cuanto a trabajos expuestos. Me quito el sombrero ante la organización.

En el apartado de autores, este salón no se ha quedado corto. Kevin Eastman (creador de las Tortugas Ninja), Adam Hughes (superestrella de Marvel y DC) o Guy Delisle (autor de Pyonyang y Crónicas de Jerusalén) como puntales internacionales y Miguelanxo Prado o el genial Oriol Hernández como autores patrios se marcaron unas clases magistrales en el salón de actos de la Escuela Joso. Algunas más afortunadas que otras, pero de todas se pudo extraer material valioso tanto si te quieres dedicar a los cómics como si quieres mejorar como persona

La Joso fue la encargada de organizar también una reunión/concurso de fans de Hora de Aventuras que culminó el domingo con casi 50 personas ataviadas como Finn, Jake, la Princesa Bultos o el Rey Hielo y FICOMIC hizo lo mismo con cosplay de superhéroe, gracias a dios, un cosplay con sentido común.

Lamentablemente, faltó la música en directo, ya no hubo Avalanch, Lax’N Busto, Motorzombies ni Corizonas. Por problemas de dinero y espacio, la organiazación prefirió prescindir de la música en directo, aunque lo solventó poniendo a un grupo tocando canciones del Oeste (Bonanza, el tema de Django, etc). Una pensa que no fuera mucha gente a verlos.

Y ya para finalizar, mi escueta valoración de estos días de Salón. Al margen de la gente que fue para tocarme las narices y poner a prueba mi misantropía sociopática, un buen Salón. Tal vez con menos afluencia de público que otros años pero con muy buenas expos, autores y actividades. Esperemos que sigan por esta línea de equilibrio entre lo que les aporta beneficios (promociones de videojuegos y películas) y cuidar a los fans de siempre que van para ver obras y autores que dificilmente podrán ver en otro sitio.

Y de Bonus, el palmarés de este año

GRAN PREMIO DEL SALÓN – Purita Campos por Esther

MEJOR OBRA DE AUTOR ESPAÑOL PUBLICADA EN ESPAÑA – Miguelanxo Prado por Ardalén

MEJOR OBRA DE AUTOR EXTRANJERO PUBLICADA EN ESPAÑA – Cyril Pedrosa por Portugal

AUTOR REVELACIÓN – Oriol Hernández por La Piel del Oso

MEJOR FANZINA – Adobo

PREMIO VOTACIÓN POPULAR – Luis NCT por Sleepers

The following two tabs change content below.

Escrito por Fran Vázquez

Latest posts by Fran Vázquez (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Comentarios

  1. Sandra Torrents 13stargate dice:

    Este año fuí sábado por la tarde y domingo por la mañana. El sábado un poco agobiante, en la hora punta no casi ni se podía caminar por los pasillos centrales.A pesar de eso, la experiencia como siempre, positiva. Muy buena la expo de Superman y la del Far West (La cual pudimos disfrutar muy bien, ya que no había casi nadie).La diligencia muy graciosa, jajaja.
    A mi personalmente no me molesta que vaya gente aficionada del manga, al fin y al cabo tambíen es cómic. (A pesar de que a mi no me gusta)
    Había murales o posters gigantes muy currados, superman, tortugas ninja, el cartel del próximo Sitges… Y lo que si que me da rábia es a gente descansando apoyandose en estos murales, a ver, no te puedes sentar en una pared blanca!!! No veas para hacerme la foto con poster de Sitges…
    El sábado fuimos a cenar con la gente de los stands de Star Trek y Star Wars, con concurso incluído, muy divertido!!!
    Cómo colofón final, me quedo con la firma de Ibañez y dibujin de un «Mortaledete» como él dice al lado de la dedicatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *