Crónica del Festival de Series 2015

banner

El fin de semana del 13 al 15 de noviembre se celebró una nueva edición del Festival de Series. Con un par de cambios este año: aparte de la fecha (noviembre en vez de octubre), era el primer año que ya no lo organizaba Canal+ sino Movistar+. Había cierta expectación por ver qué tal les iría a los nuevos custodios del evento, y podemos adelantaros que salen aprobados pero no con sobresaliente.

Por encima de todo lo demás, el eje principal del Festival son las proyecciones de episodios. Una vez más, el madrileño cine Proyecciones se veía invadido por obras para la ya no tan pequeña pantalla, y sus hordas de fans. Pudimos disfrutar de espectaculares episodios de series tan visuales como Flash o Heroes Reborn, que ganan un montón en pantalla de cine; ponernos al día con series a las que nos gustaría dedicar más tiempo, como Fargo, o series que empiezan a convertirse en una tradición del Festival por derecho propio (Big Bang Theory, How to Get Away with Murder); y descubrir nuevos títulos presentados por todo lo alto, como es el caso de la producción europea Versalles. Es aquí cuando debemos mencionar que en la primera proyección del primer día hubo problemas con el sonido, lo que empieza también a ser una tradición… Pero a diferencia de otros años, los problemas fueron una constante en casi todas las proyecciones a las que asistimos a lo largo del fin de semana.

219

Una novedad este año era la sesión golfa de “seriefilia Yomvi”: a altas horas de la noche se proyectaban los episodios piloto de series clásicas. La dura decisión entre abandonarnos a la nostalgia o irnos a tomar cañas hizo que sólo asistiéramos a una de estas proyecciones: Seinfeld. Confieso que apenas conocía esta serie más que de oídas, y lo que más me sorprendió fue la cantidad de elementos que tenía por básicos de la serie y que no estaban al principio, como por ejemplo algunos de los personajes. Aunque no estuve personalmente, me cuentan que la proyección del piloto de Perdidos fue una auténtica fiesta. La iniciativa nos parece un verdadero acierto y esperamos que insistan otros años.

Además de las actividades propiamente dichas, siempre es divertido ver la decoración y los puestos con los que se ambientan los pasillos y zonas comunes de los cines. Este año no era una excepción. Como ya es habitual andaban por allí las Dos Chicas sin Blanca repartiendo cupcakes… aunque al menos yo, esta vez, siempre las vi con las bandejas vacías. Echamos de menos el bar de los gintonic del año pasado, aunque bien sabíamos que probablemente aquello sería de una y no más. Me dicen que el puesto de perritos fue un exitazo: estaban buenos, no se agotaban y nunca había cola. Aprovechando la llegada de Heroes Reborn, había una expo de material de la serie original muy resultona. Y en su modestia, los cartones de tamaño natural de nuestros personajes favoritos siempre son un reencuentro agradable. Tanto, que hay quien se los quiere llevar a casa.

299

Este año había muchas charlas interesantes, pero nunca da tiempo a todo… me da la sensación de que todos los años pongo lo mismo. 😀 El caso es que pudimos asistir a “Tuppersexries”, una actividad en la que Manu Piñón y Gabri Calzado, humoristas habituales de Canal+ / Movistar+ y medios afines, nos desgranaban con mucha gracia todos los aspectos relacionados con el sexo en televisión: los momentos más tórridos, los actores y personajes más atractivos, las escenas más incómodas y graciosas, y también, la muy poco sexy realidad de filmar escenas de este tipo. Provistos de cartones rojos y azules para señalar lo que nos calentaba o nos enfriaba, pudimos tomar parte activa en la charla y reírnos como descosidos. Otro de los clásicos de todos los años no faltó a la cita: la sesión de ciencia recreativa inspirada en Big Bang Theory. Algún compañero del club Cochrane fue inmortalizado en vídeo participando en uno de los experimentos, pero desde aquí seremos discretos. 😉

291

Algo en lo que este año sí ha sido un gran paso adelante ha sido la presencia de actores conocidos. La proyección de Fear the Walking Dead contó con una invitada de honor: su protagonista Kim Dickens. Después del episodio se sometió a las preguntas del respetable y nos habló muy animadamente de su experiencia en esta nueva serie, y también en Treme, Perdidos y alguno de sus otros trabajos. De manera similar, Versalles fue presentada por su protagonista George Blagden, el admirado Athelstan de Vikingos. Además de hablar sobre su nuevo trabajo, se enfrentó con unas admirables tablas a un entusiasmadísimo grupo de fans absolutas, y contestó con gran salero (y manteniendo la ambigüedad al máximo) a la inevitable pregunta shipper sobre la naturaleza de la relación entre Athelstan y Ragnar. También nos sorprendimos viendo a Yara Pilartz, intérprete de Camille en Les Revenants, disfrutando del festival como una asistente más, aunque también participó en uno de los eventos: fue la encargada de entregar los premios del Rey de las Series.

Porque otra de las citas ineludibles e inamovibles del Festival es este durísimo concurso de preguntas y respuestas donde se elige al que más sabe de series. Este año contábamos con algún que otro amiguete entre los participantes, aunque por desgracia les pudo la presión y ninguno llegó muy lejos. Tras la eliminatoria inspirada en el añejo Un, Dos, Tres… y una divertidísima segunda fase consistente en colocar una serie de cubos para formar las respuestas a las preguntas, la final coronó como ganador a Daniel B. Desde aquí nos postramos ante la sabiduría inagotable de Su Majestad! La aparición no anunciada de Yara fue una gratísima sorpresa, seguro que los ganadores estuvieron encantados con su simpatía.

rey series

El domingo, como ya es tradicional, el Festival se cerró con un Birraseries muy especial: la Máquina del Tiempo. Además de dedicar un ratito a hablar de series con viajes en el tiempo (en el que una compañera del Cochrane tompió una lanza por esa joya semioculta que es Continuum), hicimos un nostálgico y divertido recorrido por la historia de la seriefilia. Repasamos no sólo nuestras series favoritas de épocas pasadas, sino también cómo era el mercado televisivo y el fandom por entonces. Y por supuesto, cerveza en mano como mandan los cánones. Como siempre una estupenda despedida.

El Festival, además de una oportunidad de disfrutar a tope de la afición seriéfila, es para muchos un evento social. Este año, para nostotros, lo fue por diversos frentes. Por una parte, parte del Club Cochrane asistió y además convocó a todos los amigos que se nos quisieran unir. Y además, determinado grupo de blogueros de toda España (capitaneados por Cecilia de A Ver Series y Héctor de Seriously) organizaron una comida para el sábado, a través de un grupo de WhatsApp deliciosamente desmadrado, que nos dio de qué hablar y con qué reír durante todo el fin de semana (y devoró las baterías de nuestros móviles a ritmo imparable). El viernes por la noche acabamos la fiesta en el malasañero Diplodocus, y el sábado en el café Lion entre gintonics y actuaciones musicales espontáneas (ese Mi Gran Noche y ese Y Nos Dieron las Diez nos acompañarán toda la vida). En los ratos perdidos del fin de semana, colonizamos el cercano y castizo bar Las Nieves… nos cuentan que algunos apenas se movieron de allí. 😀 Lo único que sentimos es no haber dedicado más tiempo a tanta gente estupenda.

Como veis, el resultado del cambio de guardia ha sido muy positivo. Aunque algunos puntos grises empañen la evaluación final (sobre todo los problemas de sonido), Movistar+ ha mantenido inalterado gran parte de lo que nos hace disfrutar del Festival, y se ha arriesgado con alguna que otra novedad que en general nos ha gustado mucho. Mención especial a la gente que nos atiende a los de prensa, que siguen siendo los mismos y tan encantadores como siempre. Si no conocéis el Festival de Series, os recomiendo sin ninguna duda que acudáis el año que viene… Aunque me dan ganas de deciros que no para que no seamos tantos que no quepamos! ;P

314

The following two tabs change content below.
Mario Villar

Escrito por Mario Villar

Descubrí las series de calidad con aquellas noches de Soprano + Sexo en Nueva York de Canal+, pero han sido los DVDs e Internet lo que me han convertido en serieadicto empedernido.
Mario Villar

Latest posts by Mario Villar (see all)

También te puede interesar:

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *